miércoles, 12 de diciembre de 2012

LA LEYENDA DE GAMBRINUS





Gambrinus se enamoró de Flandrine, la hija de su patrón. Pero al declararle su amor a la joven, ésta lo rechazó. Herido de amor, Gambrinus decidió quitarse la vida y se dirigió al bosque. Justo antes de ejecutar tan triste decisión, el diablo se le aparece en persona y le ofrece un pacto: a cambio de su alma le daría un don que podría ayudarle a ganarse el amor de Flandrine. Y si este don no funcionara, el diablo le daría el remedio para olvidarse de su amada para siempre. Gambrinus acepta.

El diablo le otorga gran suerte para los juegos de azar y Gambrinus se hace muy rico, pero de todos modos no logra ganar el afecto de Flandrine, que lo considera poca cosa. Defraudado, llama al diablo para que lo ayude a olvidarla y este le da un carrillón cuya música nadie puede resistir sin ponerse a bailar y la receta para elaborar una bebida llamada “Cerveza”. Con estos elementos, el diablo le garantiza que podrá olvidar a su ingrata amada.

Gambrinus organiza una fiesta en la cual todo el pueblo termina bebiendo la cerveza para refrescarse. Alí descubren que cuanto más la beben, más dulce les sabe.

Luego de su éxito, la bebida se hace famosa más allá de las fronteras del país, dándole a Gambrinus un gran prestigio. El rey le ofrece nombrarlo conde, señor o duque, pero Gambrinus prefiere el título que le dieron los habitantes del pueblo: “El Rey de la Cerveza”.

Poco tiempo después, Flandrine se decide a hablarle, pero Gambrinus sin reconocerla, le ofrece un jarro de cerveza. La ha olvidado completamente.

Cuando se cumple el tiempo pactado, el diablo reaparece para llevarse su alma; Gambrinus le suplica que antes de partir, le permita escuchar su carrillón por última vez. La música del carrillón hechiza al diablo que comienza a bailar sin poder parar. Desesperado, el diablo le suplica que apague el instrumento, pero para hacerlo, Gambrinus pone como condición que rescinda su contrato con él. Y el diablo, viéndose acorralado, lo hace y se retira derrotado.
Gambrinus vive feliz por 100 años más, haciendo fiestas, tocando su carrillón y bebiendo su querida cerveza.


Saurom - La Leyenda de Gambrinus


Cuenta el viento que la lluvia a la luna le escuchó
Escondida entre las nubes canturreaba esta canción
Son gentiles los amores si correspondidos son
Más no siempre son de este color...
De amor, malherido este doncel
A arrancarse la vida corrió
Negro soto cruel...

Triste hermano, me presento, pues Pedro Botero soy
Usurero de las almas, pero buen regalo doy...
Sé lo que las damas quieren en un mozo como vos
¡Te regalo este inefable don!:
"¡Danzar! como el alba en el umbral,
el umbral de este amanecer
¡Como Orfeo cantar...!"

Si ella no se enamoró, no pienses en llorar
Pues hoy, mustio garzón, de suerte tú estás...
Te enseñaré a disfrutar... ¡Bebe para olvidar!
Luego, el corazón, dejará de suspirar por amor...

Si ella no se enamoró, no pienses en llorar
Pues hoy, mustio garzón, de suerte tú estás...
Te enseñaré a disfrutar... ¡Bebe para olvidar!
Luego, el corazón, dejará de suspirar por amor.
.







para ver el video pincha encima. para enviarnos tus historias, experiencias etc  ya sabes que puedes dirigirte a la siguiente direccion de correo
 elaticodelpanico@gmail.com
 buscanos en google+

No hay comentarios: