viernes, 2 de diciembre de 2011

LA PRESENCIA


Esta es una historia real.


Me pasó a mí estando una vez en casa de mi novia. Esa noche me quedaba en su casa a dormir. Veníamos del cumpleaños de un amigo y cuando llegamos estaban ya todos acostados. Fuimos a la cocina y estábamos tomando un vaso de leche. La puerta estaba cerrada. En la parte de arriba de la puerta hay un cristal traslúcido.

Estábamos allí tranquilamente cuando por el rabillo del ojo me pareció percibir como algo pasaba por delante de la puerta. Mi novia me preguntó:

-¿Tú crees en las cosas que no se pueden ver?. Y

Yo respondí con una respuesta graciosilla y ella me dijo que no se refería a eso. Le dije:

-¿Te refieres a algo que ha pasado por delante de la puerta?

Ella me dijo que sí, que también lo había notado. Salió de la cocina y fue a su habitación. Sus hermanas dormían tranquilamente, al igual que sus padres.

Debo decir que esta no era la primera vez que mi novia sentía esta presencia en su casa. Ya me había contado en otras ocasiones como la sentía en el pasillo e incluso en su habitación.

No hay comentarios: