lunes, 31 de mayo de 2010

ADIOS AL MITO DE LA LUNA SANGRIENTA






Uno de los mitos más célebres que existen es el que cuenta que en noches de Luna llena cientos de personas enloquecen y son capaces de cometer los más atroces asesinatos. Una afirmación que prolifera en nuestra cultura desde siglos pasados, una obsesión del ser humano por entender los extraños comportamientos de algunos congéneres. Tanto los primeros filósofos griegos como los científicos actuales se han preguntado si el influjo de la Luna puede alterar nuestros comportamientos psíquicos y físicos.

La premisa en la que se han basado gran parte de los expertos contemporáneos es la siguiente: “en las noches de luna llena, urgencias recibe más víctimas de agresiones”. Por tanto, un equipo de investigadores de Alicante decidió verificar si realmente esta leyenda realmente ocurría. Asimismo, también se analizó en Estados Unidos si la epilepsia empeora según la fase en la que se encuentra la luna. En ambos casos los resultados revelan que todo es falso.

No obstante, muchas personas siguen pensando que según la fase lunar cambia nuestro estado de ánimo. Por ejemplo, la Luna creciente se relaciona con todo lo que tenga que ver con el crecimiento y la Luna menguante con todo lo que se reduce y disminuye. Por tanto, si queremos cortarnos el pelo es mejor hacerlo en creciente, pero si vamos al dentista que sea en menguante (para sangrar menos). Es decir, son pequeñas muestras de hasta dónde ha llegado la sabiduría popular sin ninguna base real o científica.

Nunca más será válida la afirmación de “está demostrado científicamente que la luna influye en nosotros”. También se extrapola esta descartada “influencia” a la agricultura y las mareas. Sin embargo, en el caso de las mareas sí existe una explicación científica. Ésta dice que se debe a la Ley de Gravitación de Newton, lo que define la poderosísima atracción de nuestro satélite, la Luna, hacia la Tierra. De ahí, que las mareas se vean alteradas. Lo mismo no ocurre en los otros casos, ya que son producto de la imaginaria supersticiosa.

Es presumible que muchas de estas creencias son un fiel legado de las observaciones que hacían nuestros ancestros del cielo y la Tierra. Quizás hubo un sangriento asesinado que coincidió con la luna llena, o un ingenuo agricultor relacionó una buena cosecha al observar un noche de luna creciente. Gran parte de las leyendas y mitos nacen como reacción ante un pequeño acontecimiento, convirtiéndolo en un asunto de gran relevancia. Ahora bien, poniéndonos serios, es un consuelo que la Luna no tenga nada que ver con los trastornos psiquiátricos






sábado, 29 de mayo de 2010

EL POZO



Buenos dias a todos los moradores del atico.hoy o s traigo una inquietante historia de terror para escuchar espero que os guste ya sabeis que podeis dejarnos vuestros comentarios,historias y lo que se os ocurra en la siguiente direccion:
elaticodelpanico@gmail.com

EL POZO






Para escuchar la historia dale al play si no funciona usa este enlace
http://www.goear.com/listen/511c995/el-pozo-radio-universal




EL CONEJO DE LA LUNA








Si miramos al cielo en una noche despejada y con una buena visibilidad nocturna, observando atentamente a nuestro astro natural, podremos visualizar, ayudándonos con nuestra imaginación, la imagen de un conejo saltando en él. Una vieja leyenda maya intenta explicar el por qué de esta figura: es la Leyenda del Conejo en la Luna o la del Conejo Lunar.

Esta leyenda cuenta que un día el gran dios maya Quetzalcóatl decidió salir a dar una vuelta por la tierra disfrazado en forma humana. Tras caminar mucho y durante todo el día, a la caída del sol sintió hambre y cansancio, pero sin embargo no se detuvo. Cayó la noche, salieron a brillar las estrellas y se asomó la luna en el horizonte, y ese fue el momento en que el gran Dios decidió tomar asiento a la vera del camino para descansar.

En ello estaba cuando observó que se le acercaba un conejo, que había ido a cenar. Quetzalcóatl le preguntó qué estaba comiendo, y el conejo le respondió que comía zacate, y humildemente le ofreció un poco. Sin embargo, la deidad contestó que él no comía aquello, y que probablemente su fin fuera morir de hambre y de sed. Horrorizado ante tal posibilidad, el conejo se le acercó aún más y le dijo que, por más que él sólo fuera una nimia y pequeña criatura, bien podría servir para satisfacer las necesidades del Dios, y se auto ofreció para ser su alimento.

El corazón de Quetzalcóatl se ensanchó de gozo, y acarició amorosamente a la pequeña criatura. Tomándolo entre sus manos, le dijo que no importaba cuán pequeño fuese, a partir de aquél día todos lo recordarían por aquella acción de ofrecer desinteresadamente su vida para salvar otra. Luego lo levantó alto, tan alto, que la figura del conejo quedó estampada sobre la superficie lunar. Luego volvió a bajarlo cuidadosamente y le mostró aquella imagen suya, retratada para siempre en luz y plata, que quedaría allí por todos los tiempos y para todos los hombres.

Esta leyenda también tiene su versión japonesa, donde el conejo recibe el nombre de Tsuki no Usagi. Según esta versión, apareció un día en un poblado de Japón un viejo que al parecer estaba pasando muchas necesidades, y le pidió ayuda y alimento a tres animales: un mono, que subió a un árbol y le bajó algunas frutas; un zorro, que cazó para él un ave; y una liebre, que no pudo más que regresar sin nada.

Cuando vio el sufrimiento del pobre hombre, sintió mucha pena y culpa; por lo que encendió una hoguera y se introdujo en ella como sacrificio. Al ver esto, el viejo descubrió su verdadera identidad, ya que era un poderoso dios. Apenado por el fin del animalillo, quiso inmortalizar su sacrificio dejando para siempre su estampa en la luna.

Esta versión suele contársele a los niños japoneses, explicándoles luego que los conejos hoy saltan en la tierra intentando alcanzar a su héroe en la luna


viernes, 28 de mayo de 2010

VERONICA

veronica es junto a la chica de la curva una de las leyendas mas extendidas y comentadas exixten numerosa versiones de la historia.aqui os dejo la publicada por alberto granados en su libro leyendas urbanas.


VERONICA
(alberto granados)
El frío les sorprendió aquella noche y a pesar del fuego que encendieron no conseguían entrar en calor. Añadieron algunos troncos
más para templar algo la estancia. Habían imaginado aquel instante
en numerosas ocasiones, ya desde los tiempos del instituto, y
por fin se había hecho realidad. Según lo acordado, todos traían
una historia que contar. Comenzaron los relatos, casi todos con
contenidos terroríficos, asesinatos, cementerios..., la tensión iba
en aumento.
Por fin le llegó el turno a Isaías. Se levantó, adoptó una expresión
seria y comenzó a relatar una leyenda con voz grave mientras
se escuchaba el crepitar de la hoguera y los demás atendían sus
palabras casi sin mover ni una pestaña:
Sucedió en nuestro instituto hace algunos años. Me la contó
el conserje, Félix, ese hombre tan siniestro que sólo su presencia
atemoriza. Por cierto, ¿sabéis que dicen que asesinó y
despedazó a un alumno? Bueno, esa historia ya os la contaré
otro día —Isaías estaba consiguiendo asustar al grupo—.
Ésta le ocurrió a unos chavales hará unos siete años, cuando
decidieron jugar a la ouija en el gimnasio. Unieron sus manos
sobre el vaso y comenzaron a moverlo... «Espíritu ¿estás ahí?».
«Espíritu ¿estás ahí?». No se sabe muy bien lo que sucedió,
pero el vaso se desplazó hasta la casilla del SÍ, alguien gritó y
el pánico comenzó a apoderarse del grupo, estaban atemorizados,
sólo había una excepción: ¡Verónica! Una chica de cabello
rizado y pelirrojo que nunca se tomaba nada en serio. Se
levantó entre bromas: «¡Esto no hay quién se lo crea!», se la
escuchó decir mientras se dirigía hacia la puerta con la intención
de marcharse. El caso es que sin darse cuenta —ninguno
supo explicar después cómo sucedió—, tropezó con algún
objeto del gimnasio y se precipitó contra la estantería en
la que se apilaban las pesas de musculación. El mueble osciló
y varias se estrellaron contra el suelo, con tan mala suerte que
una de ellas se empotró en la cabeza de Verónica. La chica quedó
paralizada, exánime, hasta que un delgado hilo de sangre
comenzó a recorrer su cara. Los ojos, entornados, se le quedaron
en blanco y se derrumbó como si tuviera las piernas
de barro. Esa noche cambió la vida de aquellos muchachos; de
hecho Félix me contó que varios de los chicos siguen aún
en tratamiento psiquiátrico y uno de ellos, Israel, que al parecer
llevaba unos meses saliendo con Verónica, ni siquiera
ha podido recuperar el habla desde el trágico incidente. En
el instituto se rumorea que el espíritu de Verónica sigue vagando
por los pasillos, y que si una joven se coloca sola frente
a un espejo con una vela encendida y repite tres veces el
nombre de la infortunada, puede contemplar su propia muerte
a través del cristal.
—¡Tú estás de coña! —exclamó jocosa Elvira.
—¡Esto no hay quien lo crea!... ¿Y dices que sucedió en nuestro
instituto?
—De coña, ¿dices? —contestó Isaías, acaso tocado en su orgullo.
—Pues si verdaderamente estás convencida de que se trata
de una mentira, quizá lo podamos comprobar. Yo estoy seguro de
que todo lo que he contado sucedió realmente. ¿Qué te parece si
alguna de estas tardes, cuando el instituto esté vacío, nos colamos,
entras sola en el baño y repites frente al espejo tres veces el nombre
de Verónica?
—¡¡Uuuhhhh, qué mieeeedoooo!!! ¡Pues claro que lo haré, no
soy una cobarde como tú y los demás! —exclamó con aire de superioridad.
A la semana siguiente el mismo grupito se concentró en la parte
trasera del instituto. Casi todos conocían un pequeño recoveco
por el que, en alguna ocasión, se colaban en el recinto para fumar
o simplemente para esconderse. Con el convencimiento de que nadie
les observaba avanzaron, localizaron la ventana que previamente
habían dejado entreabierta y, sin muchos esfuerzos, entraron en
el edificio ahora vacío. Elvira iba a la cabeza del grupo; del bolsillo
trasero de su vaquero sobresalía la vela que pensaba encender. Cuando
todos estuvieron dentro, Isaías apoyó la mano en el hombro
de Elvira y le susurró:
—Bueno, amiga... ¡Es hora de ser valiente! Te esperamos en
el vestíbulo de entrada.
Elvira recorrió el pasillo en penumbra para dirigirse al cuarto
de baño. Lo que al principio se planteó como un juego inocente,
ahora, mientras caminaba por aquel recinto solitario, le pareció una
banalidad a la que no se tenía que haber prestado. Pero a lo hecho,
pecho. No podía ya echarse atrás y quedar como una miedosa frente
al grupo.
Entró en los servicios, y al pulsar el interruptor descubrió con
fastidio que no funcionaba la luz. Sólo se colaba algo de claridad a
través de las ventanas.
—¡Mierda, esto ya no me está gustando nada!
Con cierto nerviosismo sacó de su bolsillo la vela y un mechero.
La prendió delante del espejo.
—Verónica...
La primera vez que pronunció el nombre, muy bajito, sintió
que tenía la boca seca, con un regusto amargo.
—¡Verónica!
Esta vez intentó pronunciar el nombre con más fuerza:
—¡¡Verónica!!
Súbitamente quedó paralizada frente a la imagen que le devolvía
el espejo. Pudo verse a sí misma dentro de un ataúd rodeada
de algunos familiares. Lo más terrorífico era que el aspecto que
ofrecía era idéntico al actual, al presente. Era ella, y no daba la impresión
de que hubiera pasado mucho tiempo. Aquella visión la
dejó helada y de repente todo cambió. Pasó de la incredulidad al
miedo en apenas unos segundos. Notó cómo sus piernas dejaron
de responderla, le faltaba el aire, se apoyó sobre el lavabo intentando
mantenerse en pie. Abrió el grifo del agua para mojarse la
cara... ¡Necesitaba reaccionar!:
—¡No puede ser! ¡No puede ser!
Al levantar la cabeza, Elvira quedó aterrorizada. Observó que
en el vaho que había cubierto el espejo algo o alguien había escrito
una fecha: 27 de abril de 2006.
—Pero... eso es... ¡mañana!...
Presa de un ataque de pánico, el cuerpo de Elvira dejó de responderla;
perdió el conocimiento y se desvaneció. El estruendo de
la caída alertó a sus amigos, que se precipitaron hacia el baño. Lo
que allí descubrieron les sobrecogió: Elvira al caer se había golpeado
en la sien con un extremo del lavabo y yacía en el suelo en medio
de un charco de sangre. En el espejo aún se podía leer la fecha del día
siguiente, justo cuando Elvira... ¡descansaría en su ataúd!

miércoles, 26 de mayo de 2010

LA NIÑA POSEIDA


LA NIÑA POSEIDA

Buenas tardes moradores del atico.aqui os traigo para escuchar la historia de terror de hoy.espero que os guste.
ya sabeis que podeis enviarnos vuestras historias,comentarios sugerencias ect ala siguiente direccion:
elaticodelpanico@gmail.com


para escuchar la historia pincha el play .si no funciona pincha este enlace

http://www.goear.com/listen/46a7bda/la-niña-poseida-radio-universal


lunes, 24 de mayo de 2010

SE QUEDA EMBARAZADA AL VER UNA PELI PORNO EN 3D


Erick Johnson, militar estadounidense destinado en Irak,volvió a su casa tras algo de tiempo en el frente. Cuando llegó a casa, deseoso de abrazar a su mujer Jennifer se encontró con una sorpresa: eran padres. A Erick no le salían las cuentas, pero lo dejó pasar. Al fin y al cabo su mujer siempre juró que le había sido fiel.

Sin embargo había algo más que no cuadraba: el niño es afroamericano, como el café; y tanto Erick como Jennifer son caucásicos, como la leche.


Sin embargo Jennifer declara que siempre ha sido casta, pura y fiel. El hecho de que haya tenido un hijo se debió a que un día se puso a ver, inconsciente de ella, una película porno en 3D sin protección.

Sí, como lo oís: Jenny podría haberse quedado encinta después de haber visto un miembro viril en relieve. Cómo se las arregló el actor para salir de la pantalla y “visitar” a la mujer no lo sabemos, pero sospechamos que pasó algo parecido a lo que puede verse en “La rosa púrpura del Cairo” pero en plan X.

Pero,¿sabéis que es lo gracioso? que Erick se lo ha creído. Confía plenamente en su mujer y declara que “las películas en 3D son tan reales, con esta tecnología tan moderna todo es posible”. Dicho esto suponemos que Erick no pertenece a la sección de inteligencia del ejército norteamericano.

Por su parte Jenny admite que todo es difícil de creer, pero que así sucedió. Eso sí, también acepta que, pese a que su marido le cree, su matrimonio puede peligrar.

domingo, 23 de mayo de 2010

LA ROSA AZUL




Cuentan que hace muchos años, gobernaba en China un emperador bondadoso que tenía una única hija. El emperador adoraba a la muchacha, pero sufría porque ella no quería casarse. Y es que la princesa, además de bella, era inteligente, y soñaba con estudiar, viajar y vivir muchas aventuras. No deseaba dedicarse sólo a tener hijos y pintar sobre seda, lo único que una esposa podía hacer por esa época. Pero su padre no podía permitir que se quedase soltera, y le ordenó que pusiera una condición para quienes aspirasen a su mano. Podía hacerla tan difícil como quisiera, le dijo, pero estaba obligada a casarse con el primero que la cumpliera. La princesa, astutamente, replicó: me casaré con quien me traiga una rosa azul.

La mayoría de los pretendientes se retiraron, desalentados, pero un encumbrado militar se presentó en palacio y ofreció a la princesa un exquisito zafiro tallado en forma de rosa. La perfección de la joya quitaba el aliento, pero la princesa sacudió la cabeza y dijo: yo no quiero una joya, quiero una rosa azul. Otro pretendiente le ofreció un espléndido vaso de porcelana con una rosa azul pintada, pero la princesa dijo: yo no quiero una rosa pintada, quiero una verdadera rosa azul. Tiempo después, un rico noble pidió audiencia y ofrendó a la muchacha una rosa azul que no parecía estar pintada. El Emperador ordenó que comenzaran los festejos del compromiso pero la princesa, que observaba fijamente la flor a través de sus lágrimas, vio que una mariposa posada en ella caía muerta, y se lo hizo notar a su padre. Los botánicos de palacio estudiaron la rosa y descubrieron que había sido irrigada con tinta estando en la planta. La princesa estaba a salvo.

Su astucia, sin embargo, pronto se volvería en su contra. Poco después, la princesa se hizo pasar por una de sus damas para asistir a una fiesta popular. Allí conoció a un apuesto músico ambulante. Se enamoraron perdidamente, pero al empezar a planear su boda, la muchacha, espantada, recordó su treta: su padre exigiría al muchacho la rosa azul. Muchos días lloró la princesa en brazos de su amado, hasta que una tarde, de repente, secó sus lágrimas: había tenido una idea.

La corte entera esperaba, curiosa, al nuevo pretendiente ¿traería finalmente la rosa azul?

El joven avanzó decidido y ante la sorpresa de todos, entregó a la princesa una rosa blanca. La muchacha la aceptó encantada. Hija, dijo el Emperador, esa rosa no es azul. Pero es la rosa azul que yo estaba esperando, replicó ella. El Emperador iba a echar al muchacho cuando comprendió que su hija lo amaba y finalmente deseaba casarse, y no vio motivos para impedir su felicidad. Ordenó entonces que comenzaran los festejos del compromiso, y los enamorados y la corte entera bailaron y se divirtieron hasta muy tarde, mientras en el centro del salón reinaba la humilde rosa blanca, convertida en azul por la magia del amor.








sábado, 22 de mayo de 2010

El misterio de una gata que vuelve a casa tras 9 años perdida,


Una pareja británica se ha reencontrado con su gata, desaparecida nueve años antes, a menos de un kilómetro de su hogar, .

Dixie, una gata canela de 15 años, desapareció en 1999 y sus dueños pensaron que había muerto atropellada por un coche. La gata fue encontrada a menos de un kilómetro de su hogar, en la ciudad de Birmingham, después de que un residente llamó a la Real Sociedad para la Prevención de la Crueldad contra los Animales (RSPCA, por sus siglas en inglés) para denunciar que un gato flaco y despeinado rondaba el área desde hacía un par de meses.

Alan Pittaway, agente de Recolección de Animales de la RSPCA, revisó el microchip del felino y confirmó que era Dixie. La gata fue devuelta a sus dueños, Alan y Gilly Delaney, en media hora.

El mismo comportamiento

“En los 29 años que llevo trabajando para RSPCA, nunca vi a nadie tan entusiasmado y feliz como la señora Delaney”, detalló Pittaway. “Devolver a Dixie con sus dueños llenó mi día”, agregó.

La pareja estaba “sumamente feliz” de reunirse con su gata desaparecida después de tantos años. “La personalidad de Dixie, su comportamiento y pequeños gestos no han cambiado para nada”, dijo Gilly Delaney. “Creemos que no ha dejado de ronronear desde que volvió a entrar por la puerta”, afirmó.

viernes, 21 de mayo de 2010

EL SEÑOR DEL VENENO




Cuentan en la Ciudad de México que el Cristo negro que se venera en su catedral es en realidad réplica de otro, destruído en un incendio. Y que aquel Cristo original, fue, hace ya muchos años, protagonista de un hecho milagroso.
Dicen que Don Ismael Treviño era un hombre de negocios rico y próspero, pero la envidia y los celos no le permitían disfrutar de su bonanza. Treviño odiaba especialmente a Don Fermín de Andueza, que además de rico y exitoso, era querido por todos a causa de su generosidad y buen corazón.
La envidia que Ismael Treviño sentía hacia él era tan grande, que, no conforme con tratar de arruinar sus negocios, decidió un día matarlo. Fue así como inoculó un veneno de efecto retardado en un pastel y lo entregó a Don Fermín Andueza diciéndole que era regalo de un amigo en común, un importante concejal. Don Fermín no sospechó, y tras comer el pastel se dirigió, como cada día, a la iglesia. Treviño lo siguió para contemplar la consumación de su terrible obra.
Cuentan que luego de rezar y depositar unas monedas para la limosna, Don Fermín besó los pies del Cristo crucificado que presidía la nave principal, como hacía cada día antes de dejar la iglesia. Y que el Cristo, ante la sorpresa de los presentes, encogió sus piernas y se volvió completamente negro al contacto de la boca de Don Fermín.
Sólo Ismael Treviño, desde un banco en el fondo de la iglesia, comprendió la verdad: el Cristo había absorbido el veneno para evitar la injusta muerte de una persona buena. Conmovido y arrepentido, Treviño confesó todo, y aunque Fermín Andueza lo perdonó, abandonó la ciudad sin que volviera a saberse de él.
Otras versiones de esta leyenda sostienen que un ambicioso sacerdote había envenenado los pies del Cristo, celoso de un buen padrecito que cada mañana los besaba con devoción. Y que al acercarse este buen padre a la mañana siguiente, el Cristo encogió los pies y se ennegreció por completo para evitar así la muerte de su siervo fiel.
Versiones más prosaicas sostienen que los Cristos negros, venerados también en Guatemala y Panamá, son producto de años y años de humo de velas, que ha terminado por oscurecer la madera.

jueves, 20 de mayo de 2010

KELPIE LA DAMA DEL AMANECER








KELPIE

(mago de oz)


Oigan la historia que les cuento
Por testigo pongo al tiempo, que así ocurrió:
El dios de la lluvia gemía y lloraba
Y, por séquito, la niebla le acompañó

Segundos antes de medianoche
En la hora en que las brujas toman el té
Donde el horizonte del bosque se esconde
En un claro, un posada a lo lejos se ve

Su nombre era Kelpie
La dama del amanecer
En la noche de los difuntos
Se la puede ver
Tu alma quiere poseer

Dicen que vivió atormentada
Que su príncipe era
De los de prometer al meter
Y una vez yacido olvidar lo prometido
Y los nueve meses ni el pelo se dejó ver

Su nombre era Kelpie
La dama del amanecer
En la noche de los difuntos
Se la puede ver
Tu alma quiere poseer

Por conocer varón fue condenada
Enterrada en vida entre muros, Kelpie murió
Y desde ese día su alma te guía
Hacia la posada donde le conoció

No beses su boca
Si a medianoche tú la ves
Pues si acaricias esos labios
Siempre morirás de pie
Entre los muros, ya hay ciento diez

Su nombre era Kelpie
La dama del amanecer
En la noche de los difuntos
Se la puede ver
Añora un amor tener











miércoles, 19 de mayo de 2010

EL KELPIE Y OTROS CABALLOS DE AGUA




Según el folclore de los países de habla gaélica, seres malignos con forma equina habitan bajo las aguas de ríos, lagos y mares. Son carnívoros y voraces, y cuando sienten hambre emergen de las profundidades para acechar al ganado y a los seres humanos.
Su aspecto resulta idéntico al de un inofensivo caballo, semejanza que aprovechan para engañar a los incautos que se acercan por la noche a las riberas. Quien monta en su lomo no vuelve a bajar con vida, pues entonces estas criaturas se arrojan al agua velozmente, arrastrando consigo al sorprendido jinete, quien es devorado vivo si no tiene la suerte de ahogarse antes.
Cada zona posee su propia variante o subespecie. En la Isla de Man mora el cabyll-ushtey; en Escocia el kelpie y el each uisge…, todos con sus peculiaridades propias. Así, por ejemplo, los cabyll-ushtey presentan un color gris pálido, mientras que los kelpie son negros o amarillos y a los each uisge se les suele describir con el pelo brillante.
Por otro lado, las dos primeras variantes tienen su hábitat en los ríos, mientras que la tercera prefiere los lagos y el mar. Curiosamente, se dice que los kelpie aúllan y gimen antes de las tormentas y que a los each uisge no les gustan los riñones de sus víctimas, único resto que unos días después del ataque aparece flotando en la orilla.
Pero, a pesar de estas diferencias, son todos igual de peligrosos, arremeten contra el ganado con parecida ferocidad y utilizan la misma treta para cazar humanos desprevenidos.
Cabe preguntarse si su forma de caballo no es más que un disfraz para atrapar a sus presas, hipótesis a la que apunta el hecho de que en algunas narraciones puedan adoptar también el aspecto de un hombre tosco e hirsuto (y los each uisge además el de un ave gigantesca). ¿Distintas pieles para un monstruo aun más horrible? En una de las historias habitualmente citadas acerca del cabyll-ushtey, se le describe simplemente como “una cosa monstruosa” que surge del río y descuartiza a un becerro.
Otra narración nos habla de un each uisge que en Raasay (Escocia) devoró a la hija de un herrero. Decidido a acabar con el monstruo, el herrero convocó a su hijo y ambos acamparon junto al lago que frecuentaba el caballo diabólico. Por la noche, forjaron unos grandes garfios que dejaron al calor del fuego. Después sacrificaron una oveja y la colocaron en la orilla como carnaza.
Mientras montaban guardia, un caballo feo y peludo emergió del agua rodeado por una bruma hirviente, salió a tierra y se acercó al cadáver de la oveja. Padre e hijo aprovecharon aquel momento para clavarle los garfios hasta matarlo. A la mañana siguiente, los restos de la bestia se habían convertido en una masa gelatinosa sin forma.
Algunas leyendas afirman que es posible someter al kelpie a la voluntad de uno si se sustituye su brida mágica por una humana. Eso dicen que hizo Graham de Morphie, quien utilizó al caballo sobrenatural para construir su nuevo castillo. Una vez terminada la fortaleza, lo libero quitándole la brida, pero entonces el kelpie lo maldijo a él y a todos sus descendientes, y desde entonces estos no tuvieron más que desgracias.

martes, 18 de mayo de 2010

LA TELESITA








Por Santiago del Estero, en Argentina, deambula el alma de la Telesita. Pero el de Telésfora Castillo, nacida en la región del Salado a mediados del siglo XIX, es un espíritu tan bondadoso y amigable como lo fuera también en vida.

Cuenta la leyenda que Telesita, como la llamaban, era una muchacha de extraordinaria belleza a la que un retraso mental mantenía en una niñez eterna. Muy pobre, pasaba el día vagando por el monte, vestía siempre de harapos y vivía de la caridad de los lugareños, que habían aprendido a quererla por su sencillez y bondad. Dicen que Telesita no se perdía ninguna fiesta: bailar era lo que más amaba.

Todos sabían que apenas los músicos empezaran a tocar, la muchacha aparecería con su mirada, en general ausente, llena de vida, y danzaría hasta mucho después de que todos los demás cayesen rendidos. Por eso supieron que algo muy malo sucedía cuando una fiesta terminó sin que nadie la hubiese visto. Los vecinos se internaron en el monte, buscándola, y así encontraron su cadáver carbonizado.

Algunos dicen que, en su inocencia, confundió un incendio con las luces de una fiesta, y se acercó demasiado. Otros, que se aproximó demasiado a un fogón porque tenía frío, o que en el frenesí de su danza no notó que una chispa saltaba del fuego a su humilde vestidito. Pero todos coinciden en que, desde entonces, su espíritu continúa paseándose por el monte. Y que es bueno y generoso con los viajeros o los peones que la reconocen y le recitan una copla a la que ella adora responder:

- Qué andás haciendo, Telesita.

- Aquí ando, pues.

- A ver, bailámelo, Telesita.

- Bueno, te lo bailaré.

Dicen también en Santiago que si alguien pierde un objeto de valor, o faltan animales de su corral, debe ofrecerle una Telesiada y podrá entonces recuperarlos al instante. Se trata de un baile que comienza con el promesante y su mujer bailando siete chacareras seguidas, sirviéndose un vaso de caña entre danza y danza. Luego, se incorporan al baile las demás parejas. Se permite beber, pero no cambiar de pareja ni detenerse hasta que cada cual cae al suelo, rendido. Una ceremonia en la que, seguramente, la Telesita participaría encantada.




lunes, 17 de mayo de 2010

LA VAMPIRA DE BARCELONA



Enriqueta Martí sembró de horror la Barcelona de 1912.

Secuestraba, prostituía y asesinaba a niños para extraerles la sangre, las grasas y el tuétano de los huesos y elaborar pócimas que sus clientes consideraban mágicas.


La vampira del carrer Ponent Barcelona




http://leyendasurbanasehistoriasdeterror.blogspot.com/2008/10/la-vampira-del-carrer-ponent.html#links

domingo, 16 de mayo de 2010

ASESINOS FAMOSOS

hola moradores del atico.aqui les traigo un video que he encontrado con algunos de los asesinos mas famosos de la historia(ya hablaremos de ellos con profundidad mas adelante) no estan todos porque desgraciadamente la lista seria interminable.


Videos tu.tv

viernes, 14 de mayo de 2010

LA LEYENDA DEL HADA Y EL MAGO




LA LEYENDA DEL HADA Y EL MAGO
(rata blanca

)
Cuentan la historia de un mago
que un día en su bosque encantado lloró
porque a pesar de su magia
no había podido encontrar el amor.

La luna, su única amiga
le daba fuerzas para soportar
todo el dolor que sentía
por culpa de su tan larga soledad.

Es que él sabía muy bien que en su existir
nunca debía salr de su destino.
Si alguien te tiene que hablar,
ya lo sabrás
sólo tendrás que saber reconocerlo.

Fue en una tarde que el mago
paseando en el bosque la vista cruzó
con la más dulce mirada
que en toda su vida jamás conoció.

Desde ese mismo momento
el hada y el mago quisieron estar
solos los dos en el bosque
amándose siempre y en todo lugar.

Y el mal que siempre existió, no soportó
ver tanta felicidad entre dos seres.
Y con su odio atacó
hasta que el hada cayó
en ese sueño fatal de los seres.

En su castillo pasaba las noches
el mago buscando el poder
que devolciera su hada
su amor su mirada tan dulce de ayer.

Y no paró desde entonces
buscando la forma de recuperar
a la mujer que aquél día
en medio del bosque por fin pudo amar.

Y hoy sabe que es el amor
y que tendrá fuerzas para soportar aquel conjuro
sabe que un día verá su dulce hada llegar
y para siempre con él se quedará.


jueves, 13 de mayo de 2010

JONAS II







James Bartley el hombre que sobrevivió dentro de una ballena




En febrero de 1891, el buque Estrella de Oriente estaba faenando cerca de las Malvinas cuando la tripulación divisó un cachalote. Dos botes se lanzaron a capturar el monstruo. Un arpón mal encaramado hizo zozobrar un bote. Volviendo a la nave la tripulación se dió cuenta faltaba un marinero, James Bartley. Tras una intensa búsqueda se le dió por desaparecido.



El cachalote consiguió al final escapar de las acometidas de los marineros, pero había sido herido de muerte. Al día siguiente apareció flotando e inerte, y cuando empezaron a descuartizar al animal, Según M. de Parville, editor del Journal des Debats, escrito en París en 1914:


“De repente, los marineros se asustaron por los espasmos que daba el estómago del animal. Había algo que daba señales de vida. En el interior se encontró incosciente al marinero James Bartley. Fue colocado en la cubierta y tratado con baños de agua de mar hasta que despertó…”



Las declaraciones de Bartley tras su completa recuperación fueron sorprendentes:

“Me percaté de que me tragaba una ballena [...] Me rodeaba un muro de carne [...] De pronto me encontré en un saco mucho mayor que mi cuerpo, pero completamente a oscuras. Palpé mi entorno y toqué a diversos peces. Algunos parecían estar vivos pues se escabullían por entre mis dedos [...] Sentí un fuerte dolor de cabeza y mi respiración se hacía muy difícil. Al mismo tiempo sentía un calor que me consumía. Un calor que iba en aumento. En todo momento estuve convencido de que iba a morir en el estómago de la ballena. El tormento era irresistible y el silencio allí era absoluto. Intenté incorporarme, mover los brazos, las piernas, chillar. Pero me resultaba imposible, sin embargo mis ideas estaban perfectamente claras y la comprensión de mi situación era plena. Por fin, gracias a Dios, perdí el conocimiento”



miércoles, 12 de mayo de 2010

LA MUJER DE NEGRO



buenos dias moradores del atico.aqui os traigo un dia mas la historia para escuchar.espero que la disfruteis.ya sabeis que podeis enviarnos vuestroas historias,comentarios sugerencias ect a la siguiente direccion:
elaticodelpanico@gmail.com


LA MUJER DE NEGRO



PARA ESCUCHAR LA HISTORIA,DALE AL PLAY EN EL REPRODUCTOR,SI NO FUNCIONA PINCHA ESTE ENLACE:


http://www.goear.com/listen/31808fa/la-mujer-de-negro-radio-universal




lunes, 10 de mayo de 2010

LA PERLA DEL DRAGON


Habitaba en la isla de Borneo, en la montaña más alta de la isla Kinabalu, un pacífico dragón que custodiaba celosamente una preciosa perla. Todos los días jugaba con ella; la lanzaba al aire y la recogía con la boca. Se sentía dichoso con su exquisita perla y no pedía nada más a sus días. Muchos habían intentado en vano arrebatarle su tesoro, ya que el dragón no estaba dispuesto a perder su única posesión.

No obstante, el emperador de China estaba dispuesto a retar al pacífico dragón y solicitó a su primogénito, el príncipe heredero, que consiguiera la perla para el tesoro imperial. Tras varios días de travesía, el príncipe divisó la montaña y, en su cima, al juguetón dragón. Ideó un plan para arrebatarle la perla sin correr peligro. Ordenó a sus hombres que construyeran una cometa capaz de soportar el peso de un hombre y una linterna de papel.

Tras siete días de arduo trabajo, los hombres del príncipe acabaron la cometa, la más hermosa jamás vista. Al caer la noche, montó en la cometa y voló a lo alto de la montaña. Se adentró sigilosamente en la cueva. El dragón dormía profundamente, portando en sus patas la preciada perla. Con sumo cuidado, le arrebató la joya y en su lugar dejó la linterna de papel. Hizo una señal a sus hombres para que recogieran la cuerda de la cometa. Aterrizó, sano y salvo, en la cubierta del barco.

Rápidamente, mandó izar las anclas y el barco zarpó a la mar, aprovechando una suave brisa. Cuando el dragón despertó, descubrió que le habían arrebatado la perla, dejándole una linterna de papel. Estalló en cólera. Comenzó a echar fuego y humo por la boca y se lanzó montaña abajo para atrapar a los ladrones. Rastreó todos los rincones de la isla, hasta que divisó en alta mar un junco chino. Se precipitó hacia el navío y gritó con todas sus fuerzas: “¡devolvedme mi perla!” Los marineros estaban aterrorizados.

El príncipe, en un intento desesperado por zafarse del dragón, mandó cargar el cañón más grande y disparó contra su furioso perseguidor. El dragón vio como entre la nube de pólvora salía una bola y pensó que era su perla. Abrió la boca para recoger su joya… Y se hundió en las profundidades del mar. El príncipe y sus hombres regresaron triunfantes, y la perla se convirtió en la joya más preciada del Reino de China.


domingo, 9 de mayo de 2010

ELTESORO DEL DIABLO





EL TESORO DEL DIABLO

buenos dias moradores del atico.aqui os traigo el enlace para escuchar la historia de terror de hoy.espero que os guste.

Para escuchar la historia,dale al play en el reproductor.si no funcina pincha este enlace:

Thttp://www.goear.com/listen/a142c7e/el-tesoro-del-diablo-radio-universal

sábado, 8 de mayo de 2010

EL TRAUCO


El Trauco, también conocido como Chauco, Huelli, Huelle, Pompón del Monte o Cusme es una criatura con características de íncubo presente en la mitología chilota y, dentro de esta mitología, uno de sus personajes más importantes.
tiene el aspecto de un hombre de facciones desagradables, de baja estatura, entre 65 y 90 cm; y sus piernas tienen sólo muñones donde deberían estar los pies. El Trauco se pasea por los bosques del sur de Chile, con un bastón retorcido llamado Pahueldún; y además lleva una pequeña hacha de piedra, con la cual se dice que es capaz de cortar cualquier árbol con solo tres golpes. Se viste con un sombrero cónico que al igual que el resto de su ropa está hecho de quilineja, una planta trepadora.

Los habitantes de Chiloé cuentan en sus leyendas que esta criatura posee una fuerza descomunal. Su origen es incierto, aunque se dice que sería un hijo bastardo de la serpiente mítica Caicai, nacido de la unión de la rabia que sintió esta serpiente hacia los seres humanos, y de la ingratitud que muchos hombres tienen hacia el mar, por todo lo que nos ofrece. Por ello el Trauco habría nacido sin pies y no sabría nadar. El Trauco vive junto a su esposa llamada la Fiura quien también es su hija, la cual nació de una relación que tuvo el Trauco con la Condená. Con la Fiura tendría varios hijos, que tienen las mismas características del trauco si son machos, y de la fiura si son hembras; los cuales conservan los mismos nombres de sus padres.

Esta criatura viviría junto a su mujer en los troncos huecos de los árboles o en pequeñas cavernas; y sólo se alimenta de naranjitas, los frutos de la quilineja.

El Trauco no es monógamo, y se caracteriza por engañar a la Fiura frecuentemente, al salir a buscar doncellas solitarias; las que atrae con su poder, especialmente si son vírgenes. Por ello se dice que el Trauco es un ente errante que vaga por los bosques buscando jovencitas vírgenes, a la que espera colgado de la rama del tique; para no ser descubierto. Si la joven camina sola y se encuentra a la vista del Trauco, este mediante el uso de su hacha derriba árboles, para que la muchacha producto del susto se desoriente y así pillarla desprevenida y paralizarla mediante su mirada. Luego con el uso de su Pahueldún, le soplaría suavemente su aliento; con lo cual la muchacha a pesar de su apariencia, se enamoraría perdidamente del Trauco. Ya hechizada la muchacha, esta lo seguiría al interior del bosque para tener relaciones con él. Producto de las caricias del Trauco, se dice que muchas veces las mujeres terminarían con heridas en su cuerpo, en especial en la cara.

El Trauco igualmente cuando esta interesado en una mujer, pero no puede tomarla, ya que como precaución esta nunca sale sola al bosque; el Trauco actuaría primeramente comunicando su presencia a la muchacha, al depositar sus excrementos amarillos frente a la puerta de su casa. Posteriormente le anunciaría a la joven su visita a la casa de ella, enviándole sueños libidinosos; en el cual se transformaría en un joven apuesto para así convencerla mágicamente. Si la familia de la muchacha se da cuenta de estos hechos, deben tomar precauciones, ya que el Trauco podría entrar furtivamente a la casa transformado en un manojo de quilineja junto al resto de las ramas, carbón o leña usada en la casa; de esta forma esperaría la noche para tomar a su víctima.

El Trauco no actuaría frente a testigos, y por ello está siempre alerta. Pero si alguien molesta al Trauco, y no es una mujer; es capaz de matarlo mediante el uso de su mirada, o quebrándole los huesos. Igualmente mediante su mágico aliento se dice que puede torcerle la boca, dejarlo jorobado, atontado, mudo, y condenarlo a morir en poco tiempo.


Protección contra el Trauco y sus males

En algunas zonas de Chiloé, es costumbre de las madres cuando sospechan de la presencia de este ser maligno, dejar sobre la mesa al acostarse un puñado de arena seca. Como el perverso personaje se siente atraído a contar los granos de arena, se olvida de las muchachas; y con las primeras luces del alba desaparece por temor a ser sorprendido por muchas personas. Otra forma de alejar al Trauco sería colocar excrementos en el cuerpo de la mujer, ya que el Trauco es muy limpio en relación a todo lo que toca; así que cuando ve cosas sucias se aleja y ya no codicia a su enamorada. También puede ser alejado mediante la quema de sus excrementos, pero hay que tener cuidado ya que sus excrementos si se pisan o tocan ocasionarían al poco tiempo la muerte de las personas. El hombre si es sorprendido por el Trauco, y si tiene suerte y una pequeña posibilidad de actuar; debe dar golpes o azotes al Pahueldún del Trauco, ya que esto afectaría intensamente a este ser. Así, el hombre puede tener una oportunidad de escapar; y si el hombre consigue atraparlo siendo este uno de los hijos del Trauco original, puede tener la posibilidad de atrapar a este Trauco y colgarlo sobre un fogón; donde se convierte en un palo que destila cierto aceite mágico y de esta forma lograr matarlo. Este aceite sería un remedio de excelentes resultados que debe ser frotado en las víctimas de los maleficios del Trauco.



miércoles, 5 de mayo de 2010

LOS NIÑOS DE LA CARRETERA




buenas noches moradoresa del atico.otra noche mas os traigo vuestra historia para escuchar disfrutad de ella.




para eschucharla historia,pincha el play.si no funciona,pincha este enlace:

http://www.goear.com/listen/b44b460/los-niños-de-la-carretera-radio-universal