sábado, 31 de diciembre de 2016

martes, 27 de diciembre de 2016

EL MONO VERDE



Lucia y Joaquín tenían una hija de apenas unos meses de edad, cuando se mudaron a su nueva casa, desde el momento en que llegaron notaron una nueva actitud en la bebe, y es que se quedaba mirando fijamente a un punto en especifico, después sonreía y parecía seguir algo con la mirada, de un lado al otro, volteaba , señalaba. No pusieron mucha atención al hecho pues les decían que los bebes están conociendo el mundo y se sorprenden con todas las cosas.

Paso así el tiempo, cuando la pequeña tenía más de un año, y la actitud seguía siendo la misma, con algo extra, en esta ocasión, jugaba con alguien, pasó así el tiempo, hasta que aprendió a hablar, y solo podían escucharla decir –ahí, ahí, ahí está-, hasta que por fin tubo edad suficiente los padres le hicieron la pregunta directa –¿Quien está ahí?-a lo que la aun niña respondió: -El Mono Verde-, de ese día las cosas cambiaron un poco, se quebraban las ventanas, los vasos y platos en la cocina, los espejos del baño, perfumes, las revistas amanecían deshojadas y rotas, por lo cual culpaban siempre a la niña, y ella simplemente decía: –El Mono Verde lo hizo porque está enojado conmigo y quiere que me castiguen-, y así sucedía, la niña era castigada en su habitación, pero las cosas no dejaban de suceder, sabanas desgarradas, paredes arañadas, hasta un terrible día, en que el dinero de la cartera de su padre apareció cortado en pedacitos, con un rastro muy obvio hasta la habitación de la niña, por más que ella insistió en que el mono verde lo hizo en venganza porque se negaba a seguir jugando con él, sus padres no le creyeron, a pesar de que ella lucia muy sincera al decir que le estaba pidiendo hacer cosas malas.

La encerraron en su habitación, poniendo una silla para atrancar la puerta y que no pudiera salir, los gritos de la niña eran demasiado fuertes y desesperados, imploraba que la dejaran salir, pero nadie la escucho, al próximo día en cuanto abrieron la puerta, el cuerpo de la niña se desvaneció en los pies de sus padres, había hecho un hoyo en la puerta por la desesperación, sus uñas estaban incrustadas en la madera, al igual que la carne de sus dedos, rascó con tanta fuerza que se le podían ver los huesos, y en su espalda, cientos de heridas que parecían haberle convertido la piel en bata, aterrorizó a sus padres que corrieron con ella al hospital.

Estuvo internada varios días sin mejoría, los padres se turnaban para cuidarla, una noche en que la madre fue a su casa por ropa limpia, encendió una veladora en el cuarto, a petición de la abuela de la niña, de rodillas en medio de la habitación, antes de levantarse vio a través del humo un pequeño bulto en una esquina, pero cuando no había humo de por medio, no podía verlo.

Se acercó con la veladora en mano, hasta el bulto, y este al verse descubierto le saltó encima, desgarrándole el rostro, entre la lucha, podía ver que el Mono Verde la atacaba sin piedad, con unas púas que salían de todo su cuerpo, que se metían por la piel como gusanos, y luego de un fuerte tirón arrancaban toda la carne, dejando el cuerpo en los puros huesos.

Tras la tardanza de su esposa, el marido llegó unas horas después, cuando la encontró moribunda en la habitación, con su último aliento ella le dijo: -El Mono Verde lo hizo…- entonces el hombre sintió que su pierna era succionada por algo, volteó rápido pero era ya demasiado tarde, el mono verde siguió tragándolo… lo tragó completo, tras unos minutos expulsó por su gran boca solo huesos…

Mientras en el hospital la niña despertaba y le decía a su abuela, -El Mono Verde…se comió a tu hijo-. Ella pasa desde entonces sus días en una mecedora, en la casa de sus abuelos, repitiendo una y otra vez –El Mono verde lo hizo…-

viernes, 23 de diciembre de 2016

LA NAVIDAD MACABRA

Buenas noches moradores del ático hoy les traigo una historia que les pondrá los pelos de punta ya saben,pónganse cómodos y disfruten de ella.



Deja en comentarios que te ha parecido la historia para que podamos compartir opiniones.si quieres compartir con nosotros tus historias o vivencias puedes dejarlas aqui en comentarios o enviarlas a la siguiente direcion;
elaticodelpanico@gmail.com   
y las publicaremos a la mayor brevedad posible.
no se te olvide buscarnos en google+


el atico del panico te desea muy felices fiestas

lunes, 19 de diciembre de 2016

UNA NOCHE EN EL HOSPITAL







Al despertar sobre aquella cama en el hospital, lo primero que vino a mi mente fue el coche rojo apareciendo de súbito en la esquina, y mi moto chocando y estallando en llamas cerca de un poste de la luz. Recordé las interminables volteretas en el aire y finalmente el doloroso choque contra el asfalto mojado. Luego, la oscuridad. Me incorporé de la cama y miré hacia los pies. Esperaba encontrar mi cuerpo cubierto de yeso, pero me sorprendió descubrir que ni siquiera tenía una escayola en el brazo. Había salido milagrosamente ileso del accidente, y apenas si me dolía la cabeza, aunque me sentía más mareado que otra cosa. Giré la vista hacia la ventana; pese a que las celosías estaban cerradas supuse que debía ser de noche, porque el hospital estaba en calma y no se escuchaba el bullicio habitual de un sanatorio durante las horas diurnas. -Parece que fue un accidente con suerte- dijo una voz a mi derecha. Miré en esa dirección, y vi a un anciano recostado en la cama vecina, que leía un libro. Le dije que sí, que probablemente así había sido, y luego le pregunté si sabía cómo llamar a las enfermeras. -Tiene un timbre ahí al costado- dijo el viejo, con gestos sorprendidos-. ¿Acaso le duele algo? -No, pero tengo sed. Mucha sed. ¿Hace mucho que estoy aquí? -No tengo idea, amigo. A mí me trajeron esta mañana, y usted ya estaba en la sala.

Toqué timbre varias veces, pero la enfermera nunca apareció. De verdad me moría de sed, así que me levanté y me metí al baño y tomé agua del grifo. Cuando regresé, el viejo parecía dormido y su cuerpo flotaba, como un globo, a unos cuarenta centímetros de la cama. Comenzó a convulsionar, y cuando abrió los ojos vi que los tenía en sangre y su rostro hacía muecas de dolor o sufrimiento. Salí de la habitación y cerré la puerta detrás de mí, con el corazón enloquecido en mi pecho. En ese momento, por el largo pasillo del pabellón, un paciente caminaba apoyado en un trípode. Tenía la bata abierta y había cosas que se movían en su espalda; volteó para mirarme, y su rostro era un cráneo sin ojos. Corrí en dirección opuesta y me encontré con la sala de enfermeras al final del pasillo. No había nadie allí, aunque me llamó la atención que el lugar estuviese tan sucio y desordenado, como si no se usara durante años. Algunos azulejos habían caído de las paredes y el mueble del escritorio estaba cubierto de polvo y de trozos de mampostería desprendidos del techo. Ante mi desconcertada mirada, el lugar se fue haciendo más y más vetusto, las paredes se fueron cubriendo de moho, las luces del techo titilaron y luego se apagaron, más trozos de mampostería cayeron y algunos vidrios de los ventanales estallaron hacia adentro con un estridente chirrido. Seguí corriendo y me encontré con una escalera: la bajé a toda prisa mientras percibía que el hospital entero temblaba sobre sus cimientos, como si fuera a desplomarse de un momento a otro. Finalmente encontré la salida y me abalancé sobre ella. Corrí unos metros en la noche y luego me detuve y miré hacia atrás, pero mi sorpresa fue completa al descubrir que allí no había ningún hospital, sólo un terreno cubierto de pastizales muy altos. Caminé unos pasos por la calle desierta, sin saber qué hacer. Enseguida me encontré con el vigilante del barrio que refugiado en su garita trataba de encender un cigarrillo. -Hombre, no sabe lo que acabo de ver- le dije con voz temblorosa. El vigilante no me prestó atención, por lo que seguí caminando. Dos cuadras más adelante me topé con un grupo de personas reunido en la calle. Cuando me arrimé vi el coche rojo destrozado, y mi motocicleta hecha un amasijo de hierros retorcidos en la acera. Había un cuerpo inerte sobre una camilla, bañado por las luces intermitentes de la ambulancia. Me acerqué a tiempo para contemplar mi rostro ensangrentado y desfigurado, los ojos ya sin vida, antes de que uno de los paramédicos lo cubriera con una sábana.

domingo, 18 de diciembre de 2016

LA PROFANADORA DE TUMBAS

Buenas noches moradores del ático.la historia de terror de hoy nos la envia mi buena amiga Lu desde argentina se trata de la profanadora de tumbas de la profanadora de tumbas de Jose sbarra narrada por Silvia velozo.ya saben,pongase codos y disfruten de ella






Deja en comentarios que te ha parecido la historia para que podamos compartir opiniones.si quieres compartir con nosotros tus historias o vivencias puedes dejarlas aqui en comentarios o enviarlas a la siguiente direcion;
elaticodelpanico@gmail.com   
y las publicaremos a la mayor brevedad posible.
no se te olvide buscarnos en google+

sábado, 17 de diciembre de 2016

AMIGA IMAGINARIA




Casandra era una tímida niña de seis años que prefería la compañía de sus muñecas a relacionarse con otros niños. Por este motivo no le resultó muy duro cambiar de casa y dejar atrás su antiguo barrio y colegio cuando sus padres decidieron mudarse.

Sus padres estaban preocupados por el cambio, pero sabían que con el tiempo acabaría disfrutando de su nuevo hogar. Una vieja mansión que tenía un gran jardín, con un columpio, un tobogán e incluso una pequeña casita de madera en el árbol.
La niña se acostumbró enseguida a su nuevo hogar. Pero tener tanto espacio para jugar la volvió incluso más retraída y solitaria. Casandra solía subir con sus muñecas a la casa del árbol y pasaba allí varias horas hablando sola, según ella con su amiga Ana. Los padres no le dieron mucha importancia pues sabían que a esa edad eran comunes los amigos imaginarios. Las vacaciones de verano pronto acabarían y con el nuevo curso escolar haría nuevos amigos en clase.

Los días pasaban y el comportamiento de la niña cada día era más extraño, casi no hablaba con sus padres y aprovechaba cualquier momento para “refugiarse” en su casita del árbol. Los padres podían escucharla hablar durante horas con su amiga Ana. Pero lo que más les preocupaba era que cada vez conciliaba peor el sueño, hablaba dormida y parecía sufrir pesadillas pues era habitual que entonara frases como “tengo frío”, “no puedo ver” o “ayúdame”. Una noche la madre sintió pasos en el pasillo, asustada avisó a su marido, quien salió a ver y se encontró a Casandra caminando sin rumbo, la niña parecía sonámbula y, cuando su padre la llamó, se despertó totalmente aturdida y sin saber qué hacía de pie fuera de su habitación.

Cada vez las incursiones nocturnas de Casandra eran más atrevidas y se alejaba más de su cuarto. Sus padres tenían miedo de que la niña saliera a la calle, sola y por la noche. Así que decidieron llevarla a una clínica del sueño en la que podrían “monitorear” sus hábitos de sueño para tratar su sonambulismo. Pero tras pasar dos noches no se detectó nada extraño, de hecho en ambas ocasiones Casandra durmió plácidamente toda la noche. El psicólogo tampoco ayudó mucho, únicamente les confirmó lo que ellos ya sabían, que tenía una amiga imaginaria que se llamaba Ana y que tenía su misma edad. El psicólogo le restó importancia al hecho y les dijo que era relativamente frecuente , y más teniendo en cuenta que la niña prácticamente no tenía amistades. Les recomendó que pasaran más tiempo con ella y que trataran de relacionarla con más niños de su edad para que Casandra fuera, poco a poco, olvidando a Ana y centrándose en sus amistades reales.

Los padres siguieron al pie de la letra las indicaciones del psicólogo, pasaban cada vez más tiempo con ella y la dejaban poco tiempo libre para que fuera a “charlar” con Ana en su casa del árbol. Pero eso no hizo más que empeorar su ataque de sonambulismo, parecía como si el tiempo que ya no pasaba con su amiga imaginaria por el día lo compensara por la noche. Sus sueños parecían cada vez más vívidos y en un par de ocasiones el padre la encontró a punto de salir al jardín. La niña cada vez parecía más agotada y con el cansancio acumulado era como si cada noche perdiera más el control y pasara más tiempo sonámbula.

Una noche el padre sintió como alguien bajaba la escalera, al ver a su hija en la puerta de casa un frío le recorrió la espalda. Al contrario que en otras ocasiones, cuando llamó a Casandra la niña pareció ignorarle y solamente le dedicó una mirada fugaz antes de abrir la puerta y salir al jardín. Los ojos de su hija parecían otros, era como si no la reconociera. Asustado, bajó las escaleras y salió corriendo detrás de ella mientras la niña avanzaba en dirección a la casita del árbol; cuando estaba a pocos metros del lugar, la niña se agachó mientras balbuceaba algo que su padre no podía entender.

Casandra comenzó a escavar el suelo con sus manos, su padre al llegar a su lado la escuchó decir “tengo que salir”, “aquí hace mucho frío”. Su padre la abrazó y sintió que su hija estaba congelada, era como si no respondiera y luchaba por seguir cavando, sus pequeños dedos estaban ensangrentados por arañar la tierra y golpearse con las piedras que había en el suelo. Se había roto un par de uñas y aún así parecía no despertarse. El padre no sabía qué hacer mientras la niña pataleaba y le pedía que la soltara y la dejara continuar.

De repente, como si se le encendiera una luz en la cabeza, el padre dejó de llamarla por su nombre y la llamó “Ana”, en ese momento la niña se giró y dejó de luchar mientras se le quedó mirando.

- Ana, ¿eres tú?. – dijo el padre.

La niña le miró fijamente con unos ojitos que imploraban que la ayudasen, un par de segundos después se desmayó, al instante abrió nuevamente los ojos y esta vez Casandra con su propio cuerpo miró asustada en todas direcciones como intentando comprender dónde estaba y por qué le dolían tanto las manos. Su padre la llevó dentro de casa, donde su madre se quedó limpiando sus heridas, el daño no era tanto como parecía en la oscuridad de la noche, pero el padre sabía que tenía un asunto pendiente en el jardín, así que mientras su hija se reponía con su mujer, bajó con una linterna y una pala.

Al llegar al mismo lugar donde Casandra había escavado, volvió a sentir un escalofrío. Pero no era momento de tener miedo, empezaba a intuir el motivo por el que su hija no podía descansar por las noches y quería acabar de una vez por todas con el problema. Clavó una y otras vez la pala, hasta que pudo ver algo que le llamó la atención. Una pequeña manita huesuda apareció bajo la tierra. Era tan pequeña como la de su hija y al verla sintió una tristeza tan profunda que se puso a llorar. El padre entre llantos entró a su casa y le pidió a su mujer que no saliera al jardín bajo ningún concepto mientras él realizaba una llamada.

Menos de veinte minutos después un coche de policía y un forense llegaron para levantar el cadáver de una niña de unos seis años. Investigaciones posteriores demostraron que se trataba de Ana, una niña que había desaparecido hace un par de años en uno de los pueblos cercanos. La niña al parecer había sido asesinada, pues su cadáver mostraba signos de violencia. El anterior propietario de la casa la había enterrado en su jardín, sabiendo que nadie podría investigar en una propiedad privada sin una orden judicial.

Ana nunca más se comunicó con Casandra; parece que, al desvelarse su asesinato y detenerse a su asesino, por fin pudo descansar. Pero Casandra siempre guardaría el escalofriante recuerdo de cuando hablaba con un espíritu que no podía descansar.

viernes, 16 de diciembre de 2016

EL CRIMEN PERFECTO

Buenas noches moradores del ático¿existe el crimen perfecto? pónganse cómodos y lo descubriremos.....







Deja en comentarios que te ha parecido la historia para que podamos compartir opiniones.si quieres compartir con nosotros tus historias o vivencias puedes dejarlas aqui en comentarios o enviarlas a la siguiente direcion;
elaticodelpanico@gmail.com   
y las publicaremos a la mayor brevedad posible.
no se te olvide buscarnos en google+

jueves, 15 de diciembre de 2016

NO ABRAS LA PUERTA



Han pasado tres años desde aquella noche

Yo no debí haber estado ahí, ellos lo sabían. Ese día salí muy temprano a la casa de un amigo, sus padres no estarían y tenía un nuevo videojuego de terror; pasaríamos toda la noche jugando.

Ellos lo sabían, yo no debí haber estado ahí esa noche, mi amigo debió estar solo. Ellos lo habían observado por días como hacen siempre y sabían que esa noche estaría solo. Desde el momento en que lo eligieron, no había marcha atrás.

Pero tal vez quieras saber quiénes son ellos. Bueno, la verdad... aún no estoy seguro, sigo sin asimilar lo que pasó aquella noche; pero te contaré lo que hasta ahora sé, para que tengas cuidado.

Ellos se encuentran en todas partes, en ningún lugar estás exento de ser su víctima. Eligen a una persona, no sé bien cómo o en qué características se basan, pero una vez que te eligen no cambiarán de opinión: te vigilan, te estudian y estudian a todas las personas que conoces. Día tras día te observan cuidadosamente sin que tú te percates de su presencia.

Y esperan la noche en que su víctima esté sola, es en ese momento cuando todo empieza.

Aquel día llegué alrededor de las 8:00 p.m. a su casa. Sus padres habían salido desde temprano y él había preparado todo lo necesario para pasar jugando toda la noche. Al día siguiente no habría clases, así que yo regresaría a mi casa por la mañana. Pasamos un buen rato jugando, el tiempo pasó tan pronto que cuando nos dimos cuenta ya era la una de la madrugada. Nos habíamos llevado algunos sustos con el juego, así que comenzamos a hacer bromas con la situación; ahí fue cuando todo se puso raro. Empezamos a escuchar ruidos extraños afuera de la

Habitación, que al principio pensábamos que no era nada importante, e hicimos algunos chistes en relación a lo que jugábamos. "Deben ser los zombis", nosotros sólo reíamos. Pero nos comenzamos a poner tensos cuando el sonido se oía más claro: eran pisadas, se escuchaban pisadas por todo el pasillo de afuera.

— ¿Crees que tus padres hayan regresado? —le pregunté, a lo que él respondió que sus padres regresarían hasta el día siguiente, por la tarde. Además, el número de pasos que se escuchaban eran demasiados como para ser sólo sus padres.

De pronto, luego de oír todos esos pasos acercándose cada vez más a la puerta, hubo un profundo silencio.

— ¿Hay alguien afuera?... ¿Quién está ahí? —comenzamos a preguntar, nerviosos. Estábamos seguros de que había alguien afuera, pero esos sonidos... ¿quién podría ser? En la habitación en la que estábamos había una computadora que mi amigo había encendido desde que comenzamos a jugar, era una costumbre suya. Se escuchó un sonido que provenía de ella, un sonido familiar, pero que por el miedo que teníamos en ese momento nos provocó una reacción de sobresalto a ambos. Era sólo un correo electrónico que le había llegado, pues también había dejado la ventana de su correo abierta. Ver esto nos dio algo de sosiego, y hasta reímos un poco; sin embargo, la tensión volvió a nosotros al notar que la dirección de quien lo enviaba era irreconocible, una combinación aleatoria de números y letras. Dudamos abrirlo, pero mi amigo decidió hacerlo. Quedamos completamente paralizados tras leer lo que decía el correo:

"Pase lo que pase, no abras la puerta".

Con tan sólo leer esas palabras, una sensación completamente rara invadió mi corazón. En ese momento realmente sentía pánico, pero el mensaje decía más.

"Ellos están afuera. Por favor, hagas lo que hagas, escuches lo que escuches, no abras la puerta. Intentarán convencerte de que lo hagas, tienen muchos métodos; pueden fingir ser alguien que conoces, un familiar, un amigo, y sus voces sonarán igual. Tal vez te pidan ayuda, te dirán que están lastimados, te suplicarán que abras la puerta. Pero escuches lo que escuches esta noche, no abras. Trata de ignorarlos, trata de dormir, mañana todo estará bien. Ellos jugarán con tu mente; no lo permitas. Por favor, créeme, ¡no abras la puerta!".

Cuando terminamos de leer yo no sabía qué pensar. Tal vez era una broma tonta de alguien, tal vez incluso era mi amigo quien me jugaba una broma... pero él tenía esa expresión, estaba tan asustado como yo, lo pude sentir. Ahora sabíamos que había alguien ahí afuera, tras la puerta. De pronto, llegó el momento más aterrador que nos pudimos esperar; en ese instante un escalofrió recorrió todo mi cuerpo y me dejó paralizado. Una voz se escuchó, provenía de atrás de la puerta. Mi amigo estaba seguro y yo lo puedo corroborar: la voz era la de su madre.

—Hijo por favor ábreme, tu padre y yo tuvimos un accidente en el auto, estamos muy lastimados... por favor, abre, ayúdanos. —Al escuchar esto mi amigo sólo retrocedió un paso. Aún

Puedo recordar esa expresión en su rostro, estaba en shock. Estoy seguro de que ninguno de los dos lo creíamos ni sabíamos qué hacer.

—Hijo por favor, abre, ¿qué esperas? Necesitamos tu ayuda... —Sin lugar a dudas, ésa era la voz de su padre. Eran las voces moribundas de sus padres tras la puerta, clamando por ayuda. Mi amigo y yo permanecimos sin reacción por algunos segundos, después él se volteó lentamente, y me dijo:

—Esos realmente son mis padres. Necesitan ayuda, abriré la puerta.

Se propuso dirigirse hacia la puerta, pero lo detuve.

—Recuerda el correo, lo que nos dijo que pasaría, ¿no se te hace extraño?, ¿qué tal si es verdad y ellos no son tus padres? —Él lo único que hizo fue hacer que lo soltara. "No digas tonterías", me dijo. "Tú los escuchaste, ésas eran las voces de mis padres. El correo debe de ser una estúpida coincidencia". Se dirigió a la puerta sin que pudiera hacer nada.

La verdad, no sé qué me hizo hacerlo, pudo ser el miedo que me invadía... pero al verlo dirigirse a la puerta, lo único que pensé fue correr hacia el armario en donde mi amigo guardaba algunas de sus cosas y esconderme ahí. No sabía lo que pasaría, pero en verdad tenía miedo.

Lo que escuché a continuación aún no lo olvido, y hasta el día de hoy tengo pesadillas con ello. Él abrió la puerta, y después sólo pude escuchar sus gritos. Eran unos gritos desgargantes, llenos de dolor y terror; yo no pude hacer nada más que permanecer inmóvil, hasta que después de unas horas me quedé dormido.

Al despertar por la mañana, me extrañó ver el lugar en que me encontraba, y luego lo recordé todo. Salí del armario y en la habitación no había nadie. Noté de inmediato que ya era de día y que la puerta estaba abierta, así que decidí salir. Busqué por toda la casa esperando encontrarlo y que me dijera que todo había sido una broma, pero mi amigo no estaba. En la tarde llegaron sus padres y les conté lo sucedido, llamaron a la policía y lo buscaron por días, pero él nunca apareció. El correo que le había llegado esa noche también desapareció, y para ser honesto creo que nadie creyó nada de lo que les había contado.

Aunque... no importa que nadie me creyera, yo sé lo que pasó esa noche y sé que ellos estaban ahí afuera. También sé que no debí haber estado ahí, que no debería saber que ellos existen.

Aún no sé por qué lo hacen, creo que sólo tratan de divertirse con las personas, con su pánico... alguna especie de juego. Cada día lo analizo y trato de aprender más de ellos; sé que sólo llegan en la noche y que pueden imitar cualquier voz, que si no abres la puerta se irán y también creo que siempre recibirás ese extraño mensaje de advertencia, debe ser parte de su macabro juego.

No debí estar ahí ese día, y no debería saber que ellos existen. Sé que algún día regresaran por mí, pero pase lo que pase, no abriré la puerta.

miércoles, 14 de diciembre de 2016

BRUJERIA

Buenas noches moradores del ático una noche mas acudo a la cita con el terror hoy os traigo una apasionante historia.poneos cómodos,apagad las luces y disfrutad de ella


 


Deja en comentarios que te ha parecido la historia para que podamos compartir opiniones.si quieres compartir con nosotros tus historias o vivencias puedes dejarlas aqui en comentarios o enviarlas a la siguiente direcion;
elaticodelpanico@gmail.com   
y las publicaremos a la mayor brevedad posible.
no se te olvide buscarnos en google+

lunes, 12 de diciembre de 2016

LA CANDILEJA




La Candileja es una leyenda de Tolema y de los llanos Orientales en Colombia, es llamada luz viajera, se manifiesta como una bola ardiente de tres llamas, con brazos como tentáculos, que ilumina sus pasos con elchisporroteante fuego infernal, produciendo ruidos de trastos rotos.Persigue a borrachos, infieles y a padres de familia irresponsables. Asusta también a los viajeros que transitan en horas avanzadas de la noche.

Según cuentan hace muchísimos años había una anciana que tenía dos nietos a quienes consentía demasiado. La abuela era tan alcahueta que la utilizaban como bestia de carga, y la montaban entre los dos.

Cuando murió la anciana, San Pedro la recriminó por la falta de rigidez en la educación de sus nietos y la condenó a purgar sus penas en este mundo entre tres llamaradas de candela que significan: el cuerpo de la anciana y el de los dos nietos.

Desde entonces, convertida en fuego frecuenta los lugares en ruinas, las crecientes de los ríos y los caminos solitarios. Aparece en el alba cuando todo está en silencio, cuando aún el gallo no ha cantado. Se estrella con los cercos, atraviesa puertas y muros para entrar en las casas, se agita en el copo de los árboles o se echa a rodar por los pastos.

Se ha llegado a confundir su luz con la de las guacas, pero, la luz de la Candileja es roja, mientras que la de las guacas es de un amarilla.

Para llamara, hay que rezar, y se ahuyenta diciéndole groserías e insultándola, tratándola de vieja alcahueta y endemoniada; se rozan los machetes en la tierra, así ella huye con los zumbidos mas aterradores y enfurecidos.

En los llanos orientales, la Candileja aparece como una bella mujer que persigue a los vaqueros y monta en sus caballos; pronto se convierte enbola de fuego incandescente que por todas partes embiste al caballo y a los hombres los atormenta, los araña y los deja sin sentido


domingo, 11 de diciembre de 2016

HISTORIAS Y REPORTAJES DE TERROR

buenas noches moradores del ático hoy les traigo una recopilación de relatos de terror grabados por el periodista mexicano JUAN ANTONIO AMEZCUA CASTILLO para la radio de España. 





Deja en comentarios que te ha parecido la historia para que podamos compartir opiniones.si quieres compartir con nosotros tus historias o vivencias puedes dejarlas aqui en comentarios o enviarlas a la siguiente direcion;
elaticodelpanico@gmail.com   
y las publicaremos a la mayor brevedad posible.
no se te olvide buscarnos en google+

sábado, 10 de diciembre de 2016

ZAPATILLAS DE BALLET





Desde los dos años de edad, Miriam había practicado ballet, conforme fue creciendo también lo hizo su pasión por el baile; al llegar a la adolescencia ya era profesional, pero sin obtener algún papel principal, lo cual se repitió por muchos años.
El ballet es una profesión muy demandante, prácticamente dejó su vida para dedicarse a ello y empezaba a sentir un poco de arrepentimiento, porque estaba a punto de cumplir los veinticinco años, convirtiéndose así en la mujer de mayor edad en la compañía.

Por supuesto aquello no estaba ni cerca de ser un sueño realizado, y no entendía porque, ya que era la mejor, la más capaz, la más elegante, la más disciplinada, no le faltaba nada para obtener un papel de peso, pero aun así, no lo tenía.

En una de tantas presentaciones, recibió la visita de su primer admirador en el camerino; las otras chicas se burlaron, porque mientras ellas eran asediadas por chicos, Miriam solo había encantado a una anciana. Por supuesto la joven no era descortés, y le dio a la viejecita la atención que se merecía, platicaron hasta que todas las demás se marcharon.
—Usted que también fue bailarina sabrá comprender, ¡el ballet es todo para mí!, lo único que me falta es obtener el papel principal antes de retirarme y eso me haría feliz por siempre —dijo Miriam con un gran brillo en los ojos, pero al mismo tiempo una expresión de decepciona y frustración le invadió el rostro.
—Y ¿qué darías por conseguirlo? —pregunta la anciana con algo de malicia. La inocente joven pasa sus expresiones por alto y se apresura responder ansiosa.
—Daría lo que fuera —responde en tono de añoranza.

—¿Tu vida?… —agrega la ancianita, borrando por completo cualquier rastro de dulzura en su persona.

—¿Acaso no la he dado ya? —pregunta la joven, enjuagándose la lágrimas.

—No. Aun no lo has hecho, no es lo mismo dedicar tu vida a algo que entregarla a cambio…

—En realidad daría cualquier cosa por cumplir mi sueño, incluso mi vida si es necesario…

—No se diga más entonces, toma estas zapatillas, úsalas de aquí en adelante, obtendrás tu papel y yo también me quedaré con lo que necesito…

Después de eso la anciana se fue a paso veloz, y la joven se quedó sola tratando de hilar lo que había pasado, pero no tuvo éxito, incluso por días no lograba comprender en lo más mínimo, pero tenía en sus manos las zapatillas y la anciana dijo que con eso le daría el papel, así que al menos quiso intentar, por descabellado que pareciese.
En el momento en que puso sus pies dentro, una extraña sensación le invadió el cuerpo, se percibía a si misma invencible, única, especial… justo las características que necesitaban para la protagonista de la siguiente puesta en escena, así que no hubo quien le arrebatara su última oportunidad. El papel fue suyo en cuanto la vieron bailar.
La noche del estreno todo estaba dispuesto, y salía a la perfección, Miriam estuvo espectacular toda la noche y se preparaba para la escena final, en el centro del escenario, estaba ella y solamente ella, sus espectadores se volvían locos, soltaban un suspiro en cada salto, un aplauso en cada giro, un total éxito.

Miriam sonreían, ellos aplaudían y los pies de ella se movían más rápido, era tanta pasión, giraba de forma perfecta sin detenerse, como si una fuerza externa la impulsara. Su sueño estaba cumplido, era la bailarina principal y además la gente la amaba. Ella se entregaba por completo a su público, y en primera fila la anciana, lanzó su primer aplauso. Una cegadora luz sobre el cuerpo de Miriam pero ella aun bailaba, giraba y giraba sin detenerse.
Algo raro estaba pasando, Miriam se sentía flotar, era más ligera que el viento, podía verse así misma bailando desde arriba y cada vez más lejos… su cuerpo seguía girando y girando al compás de los aplausos, la música lanzó su última nota, la gente vuelta loca quería acabarse sus manos aplaudiendo para honrar a la artista.
El telón cayó, y junto a él también el cuerpo sin vida de la muchacha… —un trato es un trato —, dijo la anciana y recuperó sus zapatillas

viernes, 9 de diciembre de 2016

EMBARAZADAS







Buenas noches moradores del ático hoy he conseguido recuperar la cuenta del servidor donde tenia alojadas las leyendas urbanas de la rosa de los vientos.(como ya sabéis goear ha dejado de funcionar)lo que no se es si reparar los links que ya no funcionan o ponerlas en entradas nuevas y dejar nada mas las fotos.no se ya me dicen ustedes lo que prefieren.

hoy les traigo una peculiar historia para escucharla solo tienen que pinchar el siguiente link y ya eligen si la quieren escuchar o descargarla.


https://app.box.com/shared/p3ff48i8so




Deja en comentarios que te ha parecido la historia para que podamos compartir opiniones.si quieres compartir con nosotros tus historias o vivencias puedes dejarlas aqui en comentarios o enviarlas a la siguiente direcion;
elaticodelpanico@gmail.com   
y las publicaremos a la mayor brevedad posible.
no se te olvide buscarnos en google+




jueves, 8 de diciembre de 2016

LAS FOTOS DE LA TIA



Una vez en casa de mi madre, hablando sobre fantasmas, me contó una curiosa historia sobre una tía suya.

Su tía era una mujer rara, solitaria y muy huraña, nadie quería saber de ella y ella de nadie, ni tan siquiera de su familia. Vivía en un pueblecito de Castilla, con muy pocos habitantes, en una casita de piedra, bastante apartada del resto. Sólo salía para comprar lo necesario. Se llamaba Claudia, pero en el pueblo se la llamaba la Loca.

Una vez la vieron bajar corriendo por el sendero que llegaba a su casa, desmejoradísima y con los ojos desorbitados, chillando que estaban ocupando su casa y que a ella de allí, no la iban a echar. La gente del pueblo no hacía más que hablar de lo mal que estaba, que estaba para que la encerrasen.

La abuela de mi madre estaba desesperada por lo que le ocurría a su hija y de lo que se hablaba en el pueblo. Los intentos que hacía por hablar con ella, eran vanos.

A la tía de mi madre, en la soledad de su retiro, le dio por fotografiar sus habitaciones. Tenía una rara obsesión por plasmar en papel todas las partes de su casa. Tengo que decir que su gusto por la fotografía venía de su padre, fotógrafo de profesión.
Ella sabía todo lo que tenía que saber de fotografía, como revelados, tipos de papel etc. Y disponía de todo lo necesario para su elaboración. Su padre la enseñó a saber del oficio, y cuando él murió, todo el material pasó a pertenecerle, ya que ninguno de sus otros dos hermanos tenía el menor interés.

Su casa disponía de un gran salón con cocina y un largo pasillo con cuatro habitaciones y dos cuartos de baño. Fotografiaba las habitaciones desde diferentes perspectivas. Un día se dispuso a fotografiar una de las habitaciones que quedaba al fondo del pasillo, con una luz media. La puerta estaba entornada y sólo asomaba una parte del armario. Un armario de color haya y un barnizado que lo hacía brillar casi como un espejo.
El revelado de las fotos le mostró algo que se reflejaba en el armario. Esto sería la causa de sus últimos días en el pueblo. En esos días, se repetían las bajadas de la tía al pueblo como una loca y vociferando.

“ Están en mi casa ”, “ No me van a echar ”.

La tía veía en las fotos caras reflejadas en el armario. Cada día veía más caras y todas distintas, siempre en el mismo sitio. Caras que mostraban piedad, otras tristeza, maldad, angustia, dolor, horror. Esto a la tía le empezó a obsesionar y la aterrorizaba, no se atrevía a pasar del salón y se instaló allí, dejando a las caras toda la parte del pasillo con sus correspondientes habitaciones. No comía ni dormía, vigilaba su territorio como un perro guardián.

En el pueblo ya no la veían, y su madre no hacía más que lamentarse de que era muy mayor y no tenía fuerza para ayudarla.

Un día empezó arder la casa de la tía. Le había prendió fuego a la vez que gritaba: “Es mía… míaaaaa”

Ese día la encerraron en un manicomio, la tía estaba ida. Ella le contó todo a su madre en una de las pocas visitas que aceptaba recibir.

miércoles, 7 de diciembre de 2016

ESPÍRITUS DEL BAJO ASTRAL

Buenas noches moradores del ático un día mas os traigo una inquietante historia de terror.poneos cómodos y disfrutad de ella.


 


Deja en comentarios que te ha parecido la historia para que podamos compartir opiniones.si quieres compartir con nosotros tus historias o vivencias puedes dejarlas aqui en comentarios o enviarlas a la siguiente direcion;
elaticodelpanico@gmail.com   
y las publicaremos a la mayor brevedad posible.
no se te olvide buscarnos en google+

martes, 6 de diciembre de 2016

LA NIÑA DEL ACCIDENTE









Una pareja vuelve a casa ya bien entrada la noche despuñes de haber estado en una fiesta en casa de unos amigos. Viven en un pueblo alejado de la ciudad y para llegar a él tienen que recorrer una carretera que atraviesa un bosque. Atravesando el bosque, ven que hay un coche estrellado. El coche se ha empotrado en un árbol pero al lado del coche hay una niña ensangrentada. Se detienen en el instante. La niña está muy pálida, debido al susto del accidente piensa la pareja y no llora ni nada. Cuando inspeccionan el interior del coche para que qué tal están los ocupantes, advierten que el piloto y el copiloto están muertos, pero no parece que sea por el accidente solamente, ya que tiene una especie de corte en el cuello.

Sospechando que los padres han sido asesinados por alguién y temiendo que esté cerca, meten a la niña corriendo en el coche y emprenden el viaje a toda velocidad hasta el pueblo, para avisar allí a la policía y que acuda al lugar de los hechos. La niña sigue sin hablar, debido suponen al estado de shock de todo lo que ha tenido que presenciar.

El conductor va a toda velocidad... está deseando llegar y sentirse a salvo... el silencio en el coche es inmenso. Cuando se gira para tranquilizar a su mujer, la encuentra con los ojos en el vacío, la boca abierta y la garganta cortada.... Mira por el retrovisor y ve a la pequeña chica sujetando un cuchillo lleno de sangre....

lunes, 5 de diciembre de 2016

LA MONJA

Buenas noches moradores del ático hoy os traigo una inquietante historia de terror que os pondrá los pelos de punta.ya sabéis,poneos cómodos y disfrutad de ella.






Deja en comentarios que te ha parecido la historia para que podamos compartir opiniones.si quieres compartir con nosotros tus historias o vivencias puedes dejarlas aqui en comentarios o enviarlas a la siguiente direcion;
elaticodelpanico@gmail.com   
y las publicaremos a la mayor brevedad posible.
no se te olvide buscarnos en google+

domingo, 4 de diciembre de 2016

LEYENDA NEGRA DE ZUGARRAMURDI


La población de Zugarramurdi (comarca navarra de Xareta. España), tiene una maravillosa vista, formada por un magnífico paisaje de pinos y castaños, además cuenta con una imponente cueva esculpida por el agua. Pero no son estos detalles el motivo de su fama; se la debe más bien a una terrible desgracia sucedida en el siglo XVII, cuando alrededor de cincuenta habitantes fueron acusados de practicar la brujería y recibieron condena por parte de la inquisición. Este único acto, causó tal revuelo en Europa, que el sitio fue marcado como un pueblo de brujas, equivalente a Salem.Se dice que la palabra “akelarre” (usada para nombrar las reuniones de brujas) proviene de aquí, ya que en euskera significa: prado del macho cabrio, y a su vez el vocablo se usaba para identificar una pradera al lado de las cuevas de Zugarramurdi donde las brujas celebraban sus reuniones. El sitio fue elegido porque según cuenta la leyenda, ahí pastaba un macho cabrío que se transformaba en persona durante la reunión de las brujas. En pocas palabras, El Diablo, de ahí que posteriormente Zugarramurdi recibiera también el sobrenombre de La Catedral del Diablo.

El terrible hecho ocurrió en 1609, en Logroño. Un auto de fe a cargo de la Inquisición Española, en el que se juzgaron 53 personas: 21 quedaron en libertad, 21 fueron acusadas de delitos menores y al resto se condenó a morir en la hoguera.

Once supuestas brujas ardieron en la plaza mayor, cinco de ellas solo simbólicamente, ya que habían muerto durante su encierro, unas victimas de crueles torturas y otras que se quitaron la vida para no sufrirlas. Además de esto, la iglesia instaló 10 cruces para proteger al pueblo y resguardarlo del mal.

Se dijeron tantas cosas que el juico duró desde el amanecer hasta la llegada de la noche, cada relato era más horrible y espantoso que el anterior, se basaban en supersticiones y envidias, porque más tarde se comprobó que no había brujas, solo algunas curanderas y mujeres poco apreciadas por su entorno.

A pesar de esta aclaración, la leyenda negra de Zugarramurdi sigue presente en la mente de muchos.

sábado, 3 de diciembre de 2016

32 HISTORIAS DE TERROR

Buenas noches moradores del ático hoy  por ser sábado os traigo algo especial 32 historias de terror casi 3 horas de terror en estado puro.apagad las luces,subid el volumen y disfrutad de ellas


 


Deja en comentarios que te ha parecido la historia para que podamos compartir opiniones.si quieres compartir con nosotros tus historias o vivencias puedes dejarlas aqui en comentarios o enviarlas a la siguiente direcion;
elaticodelpanico@gmail.com   
y las publicaremos a la mayor brevedad posible.
no se te olvide buscarnos en google+

jueves, 1 de diciembre de 2016

EL FANTASMA DE LA VACA



Felipe pasaba su primer día de trabajo en un planta procesadora de alimento para animales, cuando sus compañeros le contaron que debía tener cuidado cuando le tocara el turno de noche, porque el fantasma de una vaca se paseaba por el lugar, aunque no se sabía que le hubiera hecho daño a alguien directamente, había accidentes cuando alguien se distraía viéndola.

Una semana después, estaba trabajando de noche, llevaba ya tres días y no se había topado con la vaca, estaba muy atento, porque no quería tener algún problema por el cual pudiera despedirlo, fue entonces que en su hora de descanso, mientras iba al baño, con dos de sus compañeros, la vaca les pasó por enfrente, y soltaron la risa por la expresión del nuevo. No era algo que diera miedo, una simple vaca medio transparente que se paseaba por ahí.

A nadie parecía molestarle, pero Felipe era demasiado curioso, no sabía que podía hacer una vaca en ese lugar, si no era un rastro, no había animales vivos, y menos uno muerto. Así que siguió la vaca cada vez que la vio, pero esta se le perdía muy fácil, tenía la ventaja de atravesar paredes. No conforme con eso, pidió el turno de noche cada vez que pudo, y descubrir el misterio se le volvió una obsesión, investigó si el lugar había sido un rastro antes que fábrica, si era un camino de ganado, ¡pero nada!.

Los demás compañeros solo veían a la vaca pasar, a veces incluso a través de ellos, sin darle la mas mínima importancia, pero el no, tenia dentro una necesidad de saber ¿Por qué?, una de tantas noches en su obsesión, se metió en una de las maquinas empacadoras cuando la vaca atravesó la pared junto a ella, y ahí murió el pobre hombre, su pantalón se atoró y se asfixio con los costales plásticos.

Este lamentable hecho se gano el titulo de leyenda porque a pesar del tiempo transcurrido aun son muchos los que renuncian por temor a un hombre que va detrás del fantasma de la vaca, los mas antinguos de los trabadores cuentan que es el alma en pena de Felipe, que aun no ha podido encontrar descanso pues no ha descubierto el secreto del fantasma del animal, a pesar de los muchos años transcurridos.

Y esto le ha llevado a crear resentimiento contra todos aquellos que se interponen entre él y la vaca, causándoles daños físicos como psicológicos.

Por muchos años los trabajadores no temieron al fantasma de la vaca, pero hoy le temen al hombre enojado que vienen tras de ella

miércoles, 30 de noviembre de 2016

LOS NIÑOS DE LA MUERTE



Buenas y frías noches moradores del ático una noche mas,os traigo una apasionante historia de terror parra que la disfrutéis .poneos cómodos.apagad todas las luces ,subid el volumen (o bajadlo si preferís escucharlo entre las sabanas.


 



Deja en comentarios que te ha parecido la historia para que podamos compartir opiniones.si quieres compartir con nosotros tus historias o vivencias puedes dejarlas aqui en comentarios o enviarlas a la siguiente direcion;
elaticodelpanico@gmail.com   
y las publicaremos a la mayor brevedad posible.
no se te olvide buscarnos en google+

lunes, 28 de noviembre de 2016

DOCTOR LENGUAS



Alrededor del año 1970, llegó a la ciudad una pareja joven con sueños y esperanzas de hacer una vida en Montevideo. La chica venía embarazada, pronta a tener el bebé y sus circunstancias eran un poco apremiantes economicamente. La pareja entró al sanatorio y pidió atención médica de emergencia, por lo cual pasaron a su esposa de inmediato con el médico del lugar.

El hombre, como todo padre, se quedó nervioso, se paraba, caminaba sin saber que hacer y luego de minutos que parecieron horas, salió el doctor. El hombre supo que algo andaba mal por la cara larga del doctor, pero aún así tenía que preguntar y lo hizo, apremiando al doctor por una respuesta inmediata.
El médico le explicó que su esposa, aún con su juventud no pudo resistir por complicaciones en el parto. Ante el desesperado interrogatorio de aquel hombre, el galeno le explicó que no resistió, son cosas que a veces ocurren y la muchacha no aguantó el complicado parto y el niño, lamentablemente, también falleció.

Sobrecogido y horrorizado, el hombre se sintió acabado, entró al sanatorio ilusionado de salir con su esposa y un niño, una familia completa para luchar y salir adelante juntos y ahora estaba solo, sin poder ver con vida nunca más a su pareja y sin siquiera conocer nunca al pequeño que venía en camino. En eso, se le acercó un doctor algo mayor de aspecto bonachón y le preguntó el por qué de su angustia. El hombre le contó la historia, la triste historia de la muerte de su esposa y su bebé y su angustia, aún no entendía como podía ocurrirle aquello.

El Doctor, que se identificó como Doctor Lenguas, le dijo que le acompañara. Prácticamente lo levantó por la mano y echaron a caminar. Pasaron por un pasillo del hospital y llegaron a la morgue, al acercarse, un sonido emocionó a aquel hombre. Entró a la habitación y no se equivocaba, era su hijo llorando y la mujer, con el niño en brazos. El hombre la besó emocionado y tomó a su bebé en brazos, llorando de la emoción.

Enfermeras y camilleros se asomaron buscando identificar la causa de aquel ruido y el hombre no paraba de repetirles: "Si no fuese por el doctor lengua, mi mujer no viviría ya". Les reprochaba a los trabajadores del hospital. Era obvio que había hecho algo extraño, pues su mujer e hijo seguían en la morgue, pero vivos.

El enfermero no le entendía y algo confuso, señaló una foto en la pared:

¿Habla usted de ese señor?

– Si, ese es- El hombre emocionado le pidió que llamara al doctor, quería verlo, abrazarlo, pero el enfermero muy serio le explicó que el doctor Luis Lenguas fue fundador del hospital casi 100 años antes y tenía docenas de años muerto.

domingo, 27 de noviembre de 2016

HISTORIAS DE TERROR

Buenas noches moradores del ático hoy les traigo un recopilatorio de historias de terror para que disfruten de ellas.les recomiendo que las escuchen a oscuras para crear ambiente




Deja en comentarios que te ha parecido la historia para que podamos compartir opiniones.si quieres compartir con nosotros tus historias o vivencias puedes dejarlas aqui en comentarios o enviarlas a la siguiente direcion;
elaticodelpanico@gmail.com   
y las publicaremos a la mayor brevedad posible.
no se te olvide buscarnos en google+

jueves, 24 de noviembre de 2016

LA AHORCADA MARIA





Durante muchos años y según consta en las actas del antiguo convento de la Concepción, las monjas enclaustradas en tan sombrío lugar, sufrían las apariciones de una blanca y espantable figura en habito de monja, colgada de uno de los arbolitos de durazno. Cada vez que alguna de las novicias cruzaba el patio por las noches, y se detenía a mirarse en las cristalinas aguas de la fuente que en el centro había se topaba con aquello. Tras ellas, balanceándose al soplo ligero de la brisa nocturnal, veían a la novicia pendiendo de una soga, con sus ojos salidos de las órbitas y con su lengua fuera de los labios retorcidos y resecos; sus manos juntas y sus pies apuntando hacia abajo. Las monjas huían despavoridas clamando a Dios y cuando volvían acompañadas de la madre superiora, aquella horrible visión se había esfumado. Sucedió así por varios años, noche a noche y monja tras monja, el fantasma de la novicia colgaba del durazno espantándolas a todas, haciendo que sus rezos, misas y penitencias valieran poco para alejar la visión macabra de su jardín.

La fantasmal aparición de aquella monja ahorcada, quería solamente que se supiera la verdad de lo sucedido muchos años antes, cuando la joven y bella doña María de Ávila, perteneciente a lo mejor de la sociedad de su tiempo se enamoró de Joaquín Urrutia, un hombre de posición social muy inferior a la suya y que trataba de convertirla en su esposa para así ganar mujer, fortuna y linaje. Los hermanos de María (Gil y Alonso) descubrieron las intenciones del joven, y sabiendo que solo lo movía la ambición, le ofrecieron una buena cantidad de dinero con la condición de que se fuera definitivamente de la ciudad; el joven aceptó y se marchó sin despedirse de la mujer que tanto lo amaba.

Esto sumió a María en una profunda depresión. Finalmente, viendo tanto sufrir y llorar a la querida hermana, Gil y Alonso decidieron convencerla para que entrara de novicia al convento de la Concepción diciéndole que Urrutia jamás regresaría a su lado, pues había muerto. Sin mucha voluntad doña María entró al convento, sin dejar de llorar su pena de amor.

Se dice que al descubrir la traición de todos sus seres queridos, tomó un cordón, y caminó hasta la fuente donde se reflejó por última vez, ató la cuerda a una de las ramas del durazno y rezó pidiendo perdón a Dios por lo que iba a hacer, y sin pensarlo dos veces se lanzó golpeando sus pies en el borde de la fuente. Y allí quedó, balanceándose como un péndulo blanco movido por el viento. Encontraron el cuerpo tieso de María colgando. Dado que se trató de un suicidio, no pudo ser enterrada en tierra consagrada, de acuerdo a las disposiciones católicas

Un mes después, una de las novicias vio la horrible aparición reflejada en las aguas de la fuente. A esta aparición siguieron otras, hasta que se prohibieron las salidas de las monjas a la huerta después de la puesta de sol. Al deducir que el alma de la joven andaba penando, las autoridades comenzaron a investigar, tomando por culpables a los hermanos Ávila, pues habían sido ellos los que de alguna manera encaminaron a María a terminar con su vida.

Así que los juzgaron y sentenciaron a muerte, el 16 de julio de 1566, los dos fueron degollados. La casa donde vivieron fue destruida y arada con sal, ya que de acuerdo con algunas costumbres de la época, ésa era la única forma en que el alma de la moja pudiera descansar en paz.

Pero el fantasma de María continuaba apareciéndose en el árbol de duraznos o en las aguas de la fuente. Finalmente, se decidió talar el duraznero y destruir la fuente. Se pensaba que de esta forma todo terminaría, pero no fue así: el fantasma de la ahorcada María siguió apareciendo, esta vez, pendiendo del aire en donde una vez estuvo el árbol de duraznos.

lunes, 21 de noviembre de 2016

EL CASO DEL HOSPITAL JAPONES

Buenas noches moradores del ático,hoy os traigo una aterradora historia de terror narrada por dross
poneos cómodos y disfrutadla al máximo,


 



Deja en comentarios que te ha parecido la historia para que podamos compartir opiniones.si quieres compartir con nosotros tus historias o vivencias puedes dejarlas aqui en comentarios o enviarlas a la siguiente direcion;
elaticodelpanico@gmail.com   
y las publicaremos a la mayor brevedad posible.
no se te olvide buscarnos en google+

sábado, 19 de noviembre de 2016

EN UN HILO




En un rincón muy remoto, vivía una familia con sus tres hijos. El más pequeño solía jugar en una casita que había construido entre las ramas de un árbol. Todas las noches le decía a su mamá que en aquella casita jugaba con él un amigo llamado Juan. --Mami, mi amigo me contó que una mañana al despertar sus padres estaban sin vida. Toda la casa estaba regada, su padre yacía en el suelo con una botella de licor y su madre tendida en el piso abrazaba a aquel osito de peluche con el que Juan dormía.

Me cuenta Juan, que cada noche su padre llegaba ebrio, empujaba a su mamá y llegaba hasta su cuarto. El osito era el único que lo defendía de la furia de su papá. Hubo noches en que su padre le arrebataba al único amigo que tenía, el único que lo comprendía, pero Juan se interponía y recibía los golpes de su padre para defenderlo.

Cada día Juan se levantaba para ir a la escuela, pero en lugar de ir a la escuela se iba al bosque a jugar. Ya no jugaba pelota con sus amigos. Aquel bate que tantas veces fue con él al parque yacía guardado en el closet de su habitación. Me cuenta que era muy feliz con su osito. Jugaban a las escondidas, se bañaban en el río y de regreso ya su mamá tenía la comida preparada. Me dice que a su amigo le gustaba comer en el cuarto lo que él a escondidas le llevaba.

Una noche se dio cuenta que su osito podia hablar y podía escucharlo. Fue entonces que juntos lloraron por aquella forma cruel en que su padre lo maltrataba. El osito le dijo que su madre tenía culpa porque no hacía nada para que aquel hombre se fuera de la casa. Ella cada día le decía que su padre los quería, que nunca les faltaba el pan gracias a él. Juan se lo contó a su hermano mayor y éste le dijo que él tampoco podía soportar cómo su madre sólo lloraba ante aquella crueldad y que debía hacer algo por ella, su hermana y Juan.

Ya Juan no salía de su cuarto. Dice que pasaba horas hablando con su osito quien lo consolaba diciéndole que algún día alguien los ayudaría a salir de aquel problema. Su madre trataba de que saliera a jugar, que fuera a la escuela. Estaba muy preocupada porque Juan ya no comía. Sólo salía del cuarto a pedirle comida para su amigo. --Pero Juan .... es solo un muñeco. No lleves comida al cuarto se quedará tirada y se llenará de gusanos la habitación.-- Me cuenta que no era así, que su osito se la comía toda.

Esa noche se acostó y dice que tuvo un sueño. Soñó que su osito se peleó con su padre porque le estaba pegando a su mamá. Cuenta que vio la valentía de su amigo al enfrentarse a aquel hombre tambaleándose de ebriedad. Quería despertar, pero no podía. En el sueño vio como aquel hombre empujó a su mamá y ésta cayó al piso y no volvió a moverse. Soñaba que el oso se abalanzaba sobre aquel hombre y forcejeaban. Su padre recibió un golpe y cayó al suelo. Le parecía real lo que escuchaba. Quizo despertar, pero ya no escuchó más ruidos. Su pesadilla había terminado y siguió durmiendo tranquilo.

Esa mañana su hermana despertó antes que él y encontró a sus padres sin vida. Juan despertó por los gritos y los llantos y al bajarse de la cama tropezó con aquel viejo bate, alzó la vista y allí estaba su amigo el osito sonriéndole.

Mami .... Juan quiere saber si puede venir con su amigo a vivir con nosotros.

viernes, 18 de noviembre de 2016

HISTORIAS DE BRUJAS

Buenas noches moradores del ático hoy les traigo una recopilacion de relatos reales sobre brujas. ponganse cómodos y disfruten de ellos

 



Deja en comentarios que te ha parecido la historia para que podamos compartir opiniones.si quieres compartir con nosotros tus historias o vivencias puedes dejarlas aqui en comentarios o enviarlas a la siguiente direcion;
elaticodelpanico@gmail.com   
y las publicaremos a la mayor brevedad posible.
no se te olvide buscarnos en google+

jueves, 17 de noviembre de 2016

AYUDAME





Manuel y Elisa eran un matrimonio, que buscando tranquilidad, se habían cambiado a una cabaña cerca del pueblo que había visto nacer a los dos y en donde se habían conocido, buscando salir de la gran ciudad y enseñarles a sus 3 pequeños hijos lo que era vivir en el campo, compraron una cabaña que tenía mucho tiempo en venta, por muy poco precio, algo que fue importante para que se animaran a realizar dicha compra.



Dos de los hijos eran varones, que solo se llevaban 1 año, y niña que era mucho más pequeña, siempre fue retraída, pero desde que habían llegado a la cabaña, fue mucho más, y algo que empezó a llamar la atención, primero de los dos hermanos y después de la madre y el padre, fue que la pequeña se quedaba por horas en una de las esquinas de lo que era su recamara, y siempre arañando la madera, como queriendo destruirla.

La pequeña de no más de 6 años, solo decía “ayúdame” y por las noches, se ponía a rascar la madera, algo que no dejaba de preocupar a todos los integrantes de la familia.



La cambiaron de habitación, y parecía que todo cambiaba, pero en la madrugada, la veían que de nuevo entraba a la habitación, en donde se quedaba por horas y solo diciendo “ayúdame”.

Fue tanto el terror de los padres, que desesperados empezaron a investigar si había pasado algún acontecimiento en esa cabaña, y se dieron cuenta por personas del pueblo cercano, que en esa casa, un señor había dicho que a su hija la habían raptado y se buscó por semanas a la pequeña, sin poder encontrarla, al paso del tiempo el hombre había amanecido en el lago ahogado, todos pensaron que había sido por la soledad o la tristeza de la pérdida de su pequeña niña.



Pero nada, era lo que parecía, ya que el hombre se había suicidado, por escuchar los lamentos de su hija, al conocer esto, los padres, empezaron a quitar las maderas que su pequeña hija arañaba y encontrando lo que esperaban, ahí estaba el pequeño esqueleto de la niña perdida, amarrada, por lo que parecía el padre.

Al encontrar esto, dieron parte a las autoridades rurales, y dieron por cerrado el caso que había pasado ya muchos años atrás, desde esa fecha, la niña nunca más volvió a decir la palabra “ayúdame”.

miércoles, 16 de noviembre de 2016

EL CAMINO DE LOS PINOS

Buenas y frías noches moradores del ático. ahora que las noches son mas largas y el frió hace que se te quiten las ganas de salir,lo mejor es ponerse totalmente cómodos ya sea frente al ordenador o entre las sabanas y disfrutar de una buena historia de terror como la que os traigo hoy



 



Deja en comentarios que te ha parecido la historia para que podamos compartir opiniones.si quieres compartir con nosotros tus historias o vivencias puedes dejarlas aqui en comentarios o enviarlas a la siguiente direcion;
elaticodelpanico@gmail.com   
y las publicaremos a la mayor brevedad posible.
no se te olvide buscarnos en google+

domingo, 13 de noviembre de 2016

EL LIMONERO DEL ABUELO




Daniel se hallaba en la notaría, pues había sido notificado de que su abuelo estaba muerto y que él era el único heredero que aparecía en el testamento. Nada de lo que su antecesor le había legado, parecía satisfacerle. No obstante, cuando llegaron a la parte en donde el albacea mencionó la hacienda, al joven se le llenaron los ojos de ambición.

Lo que él pensó fue que al venderla, obtendría buen dinero y se podría comprar esa cabaña junto a la playa que tanto había deseado. Viajó a la localización de la morada y se indignó al ver que el anciano hubiese dejado que el deterioro le pasará factura al lugar.

– Maldito viejo. ¡Cómo no la cuidó un poco más! Con lo que me den, no podré comprarme ni un auto nuevo. Dijo.

Junto a la casa principal se hallaba un añejo limonero que daba señas de que en efecto había tenido mejores días. A sus pies se encontraban varios limones podridos y otros tantos mordisqueados por los roedores. Entró al domicilio y se enfiló hacia la habitación principal. Quitó las sábanas y se metió en el lecho dado que afuera hacía mucho frío. Cerca de la una de la mañana, un ruido hizo que se despertara sobresaltado.

– Ah, menos mal, se trata solamente de una molesta rama que está golpeando el cristal de la ventana. Ya me había asustado, pues comencé a creer en las leyendas de miedo que me platicaba mi tío Fulgencio sobre este sitio.

Por la mañana, se acercó al limonero con la intención de arrancar la rama. No obstante, ninguna de ellas llegaba hasta donde se encontraba el tragaluz. Súbitamente algo le comenzó a pasar al árbol y es que del suelo brotaron sus raíces, las cuales aprisionaron a Daniel. El hombre gritó envuelto en pánico hasta que terminó asfixiado. Al día siguiente el limonero estaba lleno de hojas y frutos frescos, pero de aquel arrogante sujeto no se volvieron a tener noticias. En el mundo hay cosas en la naturaleza que ni el más sabio puede explicar.


sábado, 12 de noviembre de 2016

VERONICA PUEDE HABLAR



Como hay muchas historias de Verónica, voy a contar la que se está contando mucho en Cáceres. La historia popular de Verónica es la que dice que a medianoche haces un círculo en el centro, pones una Biblia y unas tijeras y dices su nombre cinco veces y aparece Verónica y mueres. Me han contado una variante muy buena que trata de un caso particular.

Trata sobre una chica a la que le gustaba mucho el espiritismo, pero ella era muy miedosa, y un día le contaron una historia de Verónica que cuenta que si a medianoche tú haces un círculo y en el centro poner una Biblia, una rosa, la tijera con la que has cortado la rosa y un tablero de espiritismo con un vaso, y luego pronuncias cinco veces su nombre, entonces Verónica habla contigo y te dice cómo y dónde vas a morir.

La chica, al contarle esta historia, tuvo gran interés pero también miedo, y decidió que una noche lo tenía que hacer. Una noche ella se quedó sola en casa y decidió hacerlo: cortó una rosa de su jardín e hizo un círculo en el salón y puso la Biblia, la rosa, la tijera y el tablero de espiritismo. Y esperó hasta que fue medianoche y pronunció su nombre cinco veces, pero no sucedió nada. La chica esperó un rato y de pronto vio que el vaso empezó a moverse y pudo leer:

-Morirás esta noche. Cuando la rosa se marchite, la tijera se te clavará en el pecho.

La chica, toda asustada, gritó en voz alta:

-¡No quiero morir! ¿Eres Verónica? Por favor, no me hagas daño.

Y vio que el vaso se movía y leyó:

-Soy Verónica, yo no te voy a hacer daño, pero tú no puedes evitar tu destino.

La chica empezó a ponerse histérica y pegó una patada al tablero de espiritismo y todo salió por los aires; pero entonces vio la rosa y pensó que si nunca se marchitaba no se le clavaría la tijera, y entonces salió disparada a por la rosa, pero tropezó con el tablero de espiritismo y se cayó encima de la tijera y se la clavó en el pecho. Dicen que cuando se la encontraron sus padres había un hermoso rosal que brotaba de la sangre de la chica

viernes, 11 de noviembre de 2016

HISTORIAS DE TERROR

Buenas noches moradores del ático,hoy no os traigo una historia,les traigo 6.ya saben,pónganse cómodos y disfrútenlas.



 


Deja en comentarios que te ha parecido la historia para que podamos compartir opiniones.si quieres compartir con nosotros tus historias o vivencias puedes dejarlas aqui en comentarios o enviarlas a la siguiente direcion;
elaticodelpanico@gmail.com   
y las publicaremos a la mayor brevedad posible.
no se te olvide buscarnos en google+

jueves, 10 de noviembre de 2016

EL HOSPITAL PSIQUIATRICO DE ARADELE






El hospital psiquiátrico de Aradele aún continúa en pie y de hecho es uno de los puntos turísticos en Australia, para aquellos que desean ver cómo era una clínica de rehabilitación mental en el pasado.



Sin embargo, en su interior aún se pueden escuchar los alaridos que quedaron atrapados entre los muros acolchonados. Hay un relato de terror que cuenta que el director del hospital a veces aceptaba encerrar a personas completamente cuerdas, si los familiares de la víctima aceptaban pagarle una gran suma de dinero, luego de cobrar la herencia.

Precisamente se dice que uno de esos potentados fue llevado contra su voluntad hasta las puertas de Aradele, para ser tratado como un interno más. A pesar de que ese individuo luchó con fuerza, con el único fin de escapar, siempre era encontrado por los vigilantes del hospitalquienes no solamente lo encerraban sin comer en su cuarto, sino que a veces lo llevaban al sótano junto a la morgue, para practicarle sesiones de electrochoques.



En uno de sus últimos intentos, dicho paciente logró coger un bisturí y amenazar a uno de los doctores con cortarle la garganta, si éste no lo ayudaba escapar de allí. Sin embargo, el director de Aradele colocó a cinco de sus guardias mejor entrenados en las salidas de emergencia y aunque con un poco de trabajo, lograron neutralizarlo.

Al día siguiente, se les anunció a sus familiares del interno, que se le practicaría un procedimiento quirúrgico en el cual se llevaría a cabo una lobotomía, la cual se haría para bloquear las funciones nerviosas de su cerebro y así dejarlo prácticamente en un estado de animación suspendida.

Aquella noche los otros lunáticos del clínica psiquiátrica Aradeleestaban haciendo demasiado ruido en sus cuartos, como previendo que un frenesí de venganza estaba por desatarse.

Luego de la operación, salió el cirujano y les comunicó a los familiares del acaudalado paciente que el procedimiento había sido todo un éxito y que ya no deberían preocuparse de sus locuras, pues lo único que él podría ser de ahora en adelante sería beber sus alimentos a través de una pajilla.

Adicionalmente, dos horas más tarde el paciente falleció y su cuerpo fue llevado al depósito de cadáveres, en donde el patólogo le practicaría la autopsia de rutina. No obstante, cuando llegó el médico se dio cuenta de que en la sala no había restos que examinar.

Subió a la oficina del director a comentarle lo que había observado y al entrar a su despacho, se encontró con que la autoridad del psiquiátricoyacía moribunda sobre el escritorio.

Espeluznado el médico forense gritó:

– ¿quién fue, quién fue? Cuestionamiento que el director del hospitalno pudo contestar, pues le faltaban tanto la lengua como sus dientes.

No transcurrieron ni dos meses, cuando la gente de esa localidad se enteró de que uno a uno los familiares de aquel inocente que fue llevado a Aradele habían muerto en circunstancias poco claras

miércoles, 9 de noviembre de 2016

HISTORIA DE HOSPITAL

Buenas noches moradores del ático,ya va llegando el frió y pega quedarse en casa disfrutando de una buena historia de terror como la que os traigo hoy poneos cómodos y disfrutad de ella.






Deja en comentarios que te ha parecido la historia para que podamos compartir opiniones.si quieres compartir con nosotros tus historias o vivencias puedes dejarlas aqui en comentarios o enviarlas a la siguiente direcion;
elaticodelpanico@gmail.com   
y las publicaremos a la mayor brevedad posible.
no se te olvide buscarnos en google+

martes, 8 de noviembre de 2016

EL CARBUNCO






Se trata de una especie de perro, más grande de lo normal, y que en el centro de la cabeza tiene un rombo, del cual emana una gran luz. Propio de la Sierra de Perú, en las zonas centrales y del norte es conocido como el “Perro del diablo”, tiene un lucero en la mitad de su frente y ojos de fuego que paralizan a cualquiera que lo vea. Aparece ocasionalmente en las noches oscuras y en los lugares solitarios.



Según la leyenda, la persona que se llegue a encontrar con él, se verá favorecida, pues si no lo conocen, el Carbunco entrega y vomita una bola de oro incrustada de piedras preciosas… pero, al recibir estas alhajas no debe mostrarse ambición, porque si el Carbunco lo descubre, le quita el tesoro y se lo traga, desapareciendo inmediatamente en la oscuridad, mientras que la persona puede quedar ciega o paralizada.

En la parte sur de la sierra, se le describe como un gato negro con un diamante en la frente que emite un gran destello. Quien se lo encuentre debe perseguirlo con un pañuelo o manta blanca para atraparlo y quitarle la piedra preciosa de su frente.

Quien ha capturado al Carbunco y le ha arrancado el diamante, ha sido engañado por éste, pues con una voz llorosa suplica que devuelvan la gema, y en cambio les dará todo aquello que deseen. Cuando le es devuelta la piedra, el Carbunco desaparece sin cumplir ninguna petición.

A fin de cuentas, el Carbunco es el ser que castiga a los ambiciosos y premia a las personas desinteresadas.

Se cuenta que no sólo se aparece como perro, o gato pues otras veces se aparece como pavo…