miércoles, 7 de octubre de 2015

EL HADA DE LOS DIENTES

Cuentan que hace aproximadamente 150 años, en un pueblo llamado Darkness Falls, ubicado en Nueva Inglaterra, Matilda Dixon era una mujer premiada por los niños del pueblo, siempre que a un niño se le caía un diente se lo entregaba a ella a cambio de una moneda de oro, y así fue como Matilda llegó a ser conocida como el hada de los dientes. La razón por la que realizaba tan intercambio era únicamente por morbo, le recordaba la infancia tan extraña que tubo, en la que por cuestiones de la vida tubo que ser criada por una anciana que la maltrataba, y cuya mayor característica eran sus dientes amarillos y maltratados. En varias ocasiones, dicha anciana llego a arrancarle los dientes sin anestesia ni piedad alguna, y gran parte su infancia tubo que usar aparatos ortopédicos y otros tratamientos. Todo aquello pasaba desapercibido ante los padres de los pequeños al recibir tan agradable recompensa y además, Matilda tenía un rostro completamente amigable. Pero el destino no fue amable con Matilda. Una noche se declaro un incendio en su casa de la punta del faro. Su hermosa cara quedó horriblemente desfigurada, la piel abrasada de Matilda era tan sensible a la luz que sólo podía salir de noche, y siempre llevaba una máscara de porcelana para que nadie pudiera verle nunca el rostro. Eso provoco que fuera despreciada y mal vista por todos en el pueblo.  Un día dos niños no volvieron a casa. La gente del pueblo culpo a Matilda, la lincharon y al quitarle la máscara expusieron a la luz sus terribles facciones. Con su último respiro Matilda hecho una maldición al pueblo de Darkness Falls. Cuenta la leyenda que mientras pronunciaba cada palabra de su maldición, su espalda comenzó a desgarrarse y sangrar hasta que un par de alas enormes salieron de ella. Y luego, en conjunto del desangre y el ataque de las personas, murio. A la mañana siguiente los niños perdidos aparecieron sanos y salvos y el pueblo enterró su secreto junto al cuerpo de Matilda. Desde entonces hay quienes creen que Matilda visita a los niños de Darkness Falls por la noche cuando pierden su último diente de leche. Vengándose de cualquiera que se atreva a mirarle la cara y cumpliendo su maldición, "así como antes sembraba amabilidad sembrare ahora venganza para toda la eternidad"

No hay comentarios: