jueves, 30 de abril de 2015

PARANOIA

Buenas noches moradores del atico hoy os traigo una inquietante historia poneos comodos y disfrutad de ella






para ver el video,dale play en el reproductor.no olvides
que puedes ponerte en contacto con nosotros y enviarnos tus vivencias,historias temas, que quieres que tratemos ect a la siguiente dirección de correo electronico elaticodelpanico@gmail.com buscanos en google+ y ahora tambien en facebook

miércoles, 29 de abril de 2015

ACAMPADA MALDITA





Han pasado ya varios años, pero lo recuerdo todo como si hubiera ocurrido ayer. Los sonidos, sombras y olores, todas las sensaciones de aquel día, inundan aún hoy mis sentidos y me transportan una y otra vez a mi terrible pasado. 

Aquella era una noche de verano de un mes de Agosto. Me encontraba con mis amigos pasando unos días de acampada en la sierra. Éramos el grupo de veinteañeros de siempre. Amigos desde pequeños y compañeros para todo. Después de la cena de un largo día repleto de emociones, nos reunimos en torno al fuego siguiendo la costumbre diaria de acabar la jornada con un buen rato de charla. 

En aquella ocasión, habíamos bajado al pueblo y traído unas bolsas de hielo, refrescos y alcohol, con los que alegrar la velada. Tras un largo rato de conversación muy animada y bromas, sin saber cómo, terminamos contando historias de miedo. Esas historias tontas, pensadas para asustar a los niños y absurdas siempre. O al menos así me lo parecieron en aquél momento. 

La noche invitaba al misterio. Sin luna, el cielo se mostraba totalmente estrellado. Una suave y fresca brisa hacía que las llamas de la hoguera se movieran como queriendo ascender al infinito. Más allá de los escasos metros que iluminaban las llamas, dominaba la oscuridad más absoluta. Se veían las tiendas de campaña y a penas las primeras líneas de árboles que delimitaban el claro donde estábamos acampados. Recuerdo bien cuando mi mejor amigo Enrique, ya muy borracho, comenzó a hablar de la vida y de la muerte. Del premio en el cielo y el castigo del infierno. 

La muerte... ¡que lejana palabra para los que piensan que tienen toda la vida por delante!. 



Las caras y gestos se tornaron serios y la charla pasó a ser áspera, cuando Enrique comenzó a hablar del Diablo y el desprecio que sentía, por lo que él consideraba el invento religioso más rentable de todos los tiempos. Mi amigo explicaba que el Demonio no era más que un bicho con patas de cabra, cuernos, rabo y tridente, pintado de rojo e inventado por los curas para amedrentar a la gente. No fue eso lo que enrarecía los ánimos. Era su continua mofa a Satanás. Llegó a decir voz alta y en pié: 

“¡Si existe Lucifer, que venga y se nos lleve!”. 

En aquel momento, lo único que se me ocurrió fue interrumpirle y hacerle abandonar la reunión con la excusa de que viniese a ayudarme al río a traer agua. Todos estaban serios y molestos con Enrique cuando abandonamos el campamento iluminados por la tenue luz del farol que portábamos. Llenando las cantimploras, no me di cuenta cuando mi amigo se tumbó a mi lado a dormir al borrachera. 

Tampoco reparé cuando comenzaron las señales a mi alrededor. Fue como si el tiempo se hubiera congelado. La brisa se paró. El monótono y persistente canto de las chicharras se detuvo. El silencio y la oscuridad se adueñaron de todo. Mis intentos por despertar a Enrique fueron vanos. Una fuerte sensación invadía mi alma. En mi interior yo sabía que algo ni iba bien. 

Decidí entonces ir al campamento por ayuda para traer de vuelta a Enrique. Lo acomodé de costado por si vomitaba en mi ausencia y mientras me alejaba, pude ver cómo la oscuridad lo envolvía rápidamente a medida que caminaba en busca de los otros. Pero al llegar no encontré a nadie. Habían desaparecido. Quise pensar que era una mala broma, quise pensar que estaban escondidos. Mil ideas desfilaron como rayos por mi cabeza, cuando algo me impulsó a darme la vuelta. Levanté la mirada y allí estaba Enrique.Permanecía quieto. Ya no parecía borracho. Su cara estaba inexpresiva y la mirada de sus ojos vacía. Sé que no fue él quien habló cuando me dijo: 

“Por vosotros vendré cuando os llegue la muerte”. Luego se desplomó inconsciente. Y en mi mente ya, una sola palabra. Satanás. Aquella voz diferente al resto, aún rebota por todos los rincones de mi ser. Del grupo que éramos, a excepción de mi amigo y el que os cuenta lo sucedido, no se supo nunca nada. Jamás aparecieron. Los recuerdos de Enrique de aquella noche, se cortan en el río. Él piensa en animales salvajes como explicación a lo sucedido, y con eso logra dormir por las noches. 

No le he contado lo que no recuerda de aquella noche ni las palabras que salieron de su boca. Además de que no me creería nunca, no quiero que sepa lo que nos espera al morir. Él sigue sin creer en el Diablo. Por lo que a mí respecta, espero poder vivir muchos años. Ojalá no muriese nunca y pudiera estar para siempre en este infierno que me acompaña desde aquel día maldito.




domingo, 26 de abril de 2015

EL EXORCISTA



Buenas noches moradores del atico hoy os traigo una historia que pondra los pelos de punta poneos comodos y disfrutad de ella









para escuchar la historia,dale play en el reproductor.
para enviarnos tus vivencias,historias ect mándanos un correo a la siguiente direccion:

búscanos en google+ y ahora también en facebook





jueves, 23 de abril de 2015

EL COCO

Buenas noches moradores del atico hoy os traigo una apasionante historia.poneos comodos y disfrutad de ella


 


para ver el video,dale play en el reproductor.no olvides
que puedes ponerte en contacto con nosotros y enviarnos tus vivencias,historias temas, que quieres que tratemos ect a la siguiente dirección de correo electronico elaticodelpanico@gmail.com buscanos en google+ y ahora tambien en facebook

martes, 21 de abril de 2015

EL ARBOL DE CASANDRA




En las españolas Islas Canarias, existe la leyenda del Árbol de Casandra, cuya historia tiene dos conocidas versiones:
La primera cuenta que Casandra era una jovencita de entre 12 y 16 años, que pasaba mucho tiempo jugando con un chico de su edad, pero aquella era una época conservadora y el romance que llegaron a tener fue muy mal visto. Así, el padre de Casandra le prohibió encontrarse con su pequeño novio, pero ésta siguió viéndose a escondidas y él, presa de la cólera ante la idea del deshonor, asesinó al novio de su hija…
Tras perder a su amado, Casandra estaba profundamente dolida y resentida con su padre, y realizó un pacto con el Diablo, en parte para vengarse; sin embargo la descubrieron y, como en ese entonces aún las brujas solían ser asesinadas, la capturaron, la ataron al árbol junto al cual hizo el pacto, y allí la quemaron viva… Desde ese fatídico día, comenzó a escucharse que cerca del árbol a veces se escuchaban los alaridos de una jovencita y un ruido como de cadenas arrastrándose. Se cree que es el alma en pena de Casandra, pues muchos dicen haber visto, tallado en la corteza del árbol, un “Casandra e Iván” que después se borra inexplicablemente…
La otra versión de la historia, más cruda aún que la primera, dice que Casandra se quedó embarazada de Iván, y que dio a luz a dos mellizos. Temerosa aún de perder a Iván, Casandra creyó que éste podría dejarla si el tiempo deterioraba su belleza, y tal fue la angustia experimentada ante aquella enfermiza idea, que finalmente hizo un ritual para contactar con el Diablo, a fin de ver si éste le aseguraba una belleza indeleble a cambio de algún sacrificio. Sorprendentemente, el Diablo pidió a Casandra que sacrificase a sus dos mellizos: solo así le daría lo pedido, y tan aferrada a Iván estaba ella, que aceptó realizar el abominable tributo.
Llegó entonces aquella noche profundamente negra en que Casandra, asegurándose de que Iván estuviese dormido y no despertase, tomó con cuidado a los dos bebés, salió de la casa y, bajo la pálida luz de la luna llena y resplandeciente como aquella locura que animaba su mirada, caminó hasta ese árbol en que tantas veces había estado con el padre de los seres que ahora sacrificaría. Allí, aproximadamente a la medianoche según el deseo de Satanás, sacó el puñal y lo levantó con solemnidad; pero, en aquel breve lapso de tiempo en que se detuvo a contemplar lo que estaba haciendo y a combatir la parte de sí misma que se resistía a tal monstruosidad, advirtió entre los arbustos el brillo de unos ojos asombrados y a la vez enfurecidos: era Iván, que se abalanzó velozmente sobre ella sin darle tiempo a reaccionar, la golpeó, la ató al árbol mientras el llanto desesperado de sus hijos acompañaba a las inaudibles carcajadas de Satanás, y la quemó como se quema a una verdadera bruja… Entonces el humo de la carne chamuscada ascendió al firmamento junto con los últimos gritos de Casandra, pero su alma intranquila aún sigue penando en torno al árbol donde la quemó viva el hombre que allí mismo tantas veces la besó…

HISTORIAS DE DROSS

Buenas noches moradores del ático  hoy les traigo tres historias de terror narradas por el genial dross
pónganse cómodos y disfruten de ellas.






para ver el video,dale play en el reproductor.no olvides
que puedes ponerte en contacto con nosotros y enviarnos tus vivencias,historias temas, que quieres que tratemos ect a la siguiente dirección de correo electronico elaticodelpanico@gmail.com buscanos en google+ y ahora tambien en facebook

lunes, 20 de abril de 2015

EL ROBLE ENCADENADO






Era una fría noche de otoño del año 1821, y el conde de Shrewsbury regresaba a casa en su carroza, cuando de pronto un anciano de aspecto zarrapastroso y barba gris se le cruzó en el camino, como solicitándole que detuviese la carroza. ¿Quién sería aquel vagabundo que osaba importunarle?, se preguntó el conde mientras miraba con desdén al viejo, que le extendía la mano mientras, guiado por una mezcla de vergüenza y pesar, hundía la mirada en el suelo.
Al parecer, el anciano quería una moneda, y esto molestó bastante al conde. Detestaba a los mendigos, así que sólo se quejó e hizo un gesto de asco y negación; pero, en lugar de callar, el viejo se indignó y, señalando a un roble que estaba muy cerca, dijo con voz ronca y tono solemne: “Por cada rama que caiga de este viejo roble que aquí yace, un miembro de tu familia morirá”… Como era de esperarse, el conde solo se enfadó más ante la maldición del mendigo, pero obedeció a su sentimiento de superioridad y se marchó sin decirle nada.
Mientras volvía a casa, la llovizna que antes caía se transformó en una lluvia furiosa, en medio de la cual el viento rugía, las gotas caían como clavos de cristal, y los relámpagos hacían palidecer el firmamento, seguidos por el sobrecogedor sonido de los truenos. Intentando guardar la calma, el conde se dijo que, todas las posibles sospechas de que el clima fuese un indicio de que la maldición se cumpliría, no eran más que patrañas propias de mentes supersticiosas, caso que no era el de un hombre inteligente como él, por lo que debía proseguir su camino con altiva indiferencia.
No obstante, poco después la calma del conde se derrumbó por unos instantes, pues un rayo acababa de caer muy cerca, al parecer sobre un árbol… Entonces intentó convencerse de que el árbol afectado no era el roble; pero, al llegar a casa, lloró como un niño al enterarse de que alguien de su familia había muerto, supuestamente por causas desconocidas…
Inquieto ante la reciente desgracia, el conde se sorprendió cuando, al revisar el sendero al día siguiente, constató que efectivamente el rayo había caído en el roble, quitándole una rama… ¿Sería la maldición? Quizá, y por eso ordenó a sus criados que encadenasen las ramas del roble, a fin de impedir que volviesen a caer y a matar más miembros de su familia.

viernes, 17 de abril de 2015

LA SECTA

Buenas noches moradores del ático hoy os traigo una inquietante historia poneos cómodos y disfrutad de ella. ya se que casi siempre les digo lo mismo,pero les recomiendo que la vean a oscuras con el volumen a tope,pero si no puede ser,verlas entre las sabanas con el volumen al mínimo también tiene su encanto.





para ver el video,dale play en el reproductor.no olvides
que puedes ponerte en contacto con nosotros y enviarnos tus vivencias,historias temas, que quieres que tratemos ect a la siguiente dirección de correo electronico elaticodelpanico@gmail.com buscanos en google+ y ahora tambien en facebook

jueves, 16 de abril de 2015

LA PULSERA NEGRA




Thomas era un joven médico que trabajaba de interno en un frío hospital de Dakota del Norte. Su vocación y sus ganas de salvar vidas eran el único motivo por el que no caía rendido de cansancio en unas interminables guardias que podían prolongarse hasta 36 horas y que le dejaban exhausto.
Aquella noche había sido especialmente dura, el servicio de urgencias no tuvo ni un respiro y Thomas había tenido que encargarse por primera vez de una paciente sin el respaldo de otro doctor. Luchó por la vida de la chica, que no debía tener más de 22 años, durante más de dos horas, pero desde que llegó se había considerado un caso perdido y en el hospital decidieron priorizar a otros pacientes que tenían más posibilidades de sobrevivir. Los daños que había sufrido la joven en ese accidente de tráfico múltiple eran tan graves, que incluso si Thomas hubiese conseguido obrar un milagro y la chica hubiese sobrevivido, las secuelas hubiesen sido tan graves que probablemente habría quedado en estado vegetativo.
Los médicos más experimentados del hospital habían acudido en la ayuda de los otros accidentados y decidieron “bautizar” a Thomas con un caso imposible para que un primer “fracaso” le hiciera comprender lo dura que es su profesión y no empezara a creérselo demasiado. Además priorizando a otros de los heridos habían conseguido salvar la vida de tres personas, en lo que había sido el peor accidente de tráfico que habían registrado las carreteras de la región en meses.
Thomas era consciente de que la chica probablemente nunca tuvo posibilidades de sobrevivir, pero aún así se sentía destrozado por dentro y tuvo que tragar saliva para contenerse las ganas de llorar cuando le puso una pulsera negra a la fallecida. La pulsera negra era un protocolo de su hospital que servía para marcar a un difunto y señalar la hora y causas de su muerte. Normalmente eran las enfermeras quienes se encargaban de rellenar los datos y ponerle la pulsera antes de mandar a un cadáver a la morgue. Pero Thomas pensó que haciéndolo él, el recuerdo de su primer “fracaso” le serviría para aprender y avanzar en la que puede llegar a ser una de las profesiones más duras. Memorizó cada una de las facciones de la chica y la cubrió con una sábana para que uno de los celadores se la llevara en una camilla por un interminable pasillo que conducía al depósito de cadáveres.
Al finalizar su turno, Thomas parecía un zombi, su cara demacrada por el cansancio y el fuerte impacto emocional de perder a su primer paciente le habían dejado destrozado. No era la primera vez que alguien se moría en una mesa de operaciones frente a él, pero esta era la primera vez que él era el doctor al mando y el “único responsable”. En su mente repasaba todos y cada uno de sus movimientos y trataba de buscarcual fue su error o si había algo más que pudiera haber hecho. Pero incluso él mismo, sabía que su proceder había sido impecable y que cuando a alguien le llega la hora es imposible luchar contra el destino.
Cabizbajo y caminando casi dormido entró en el ascensor. Se dirigía a la séptima planta donde tenía su ropa, lo único que quería era cambiarse e irse a dormir a la residencia que estaba a pocas calles del edificio del hospital. Eran las cuatro de la mañana y el hospital parecía vacío, tan absorto estaba en suspensamientos que casi ni se dio cuenta de que había alguien dentro del ascensor cuando entró. Una mujer le saludó:
-Uff y yo que creía que tenía mala cara, ¿chico pero que te ha pasado?
Thomas se giró y vio a una mujer de unos cuarenta años que le sonreía, estaba casi tan pálida como él y aunque no tenía muchas ganas de conversar la contestó.
-Hoy ha sido un día muy duro, no se ni como estoy todavía de pie. Además he perdido a mi primer paciente – le dijo mientras ponía un gesto que denotaba que estaba a punto de echarse a llorar.
-Pues por la cara que pones estoy seguro que has hecho todo lo que podías, no seas tan duro contigo mismo.
-Muchas gracias, probablemente mañana pueda verlo de otra forma – dijo Thomas mientras se giraba a ver porque se había abierto la puerta del ascensor en una planta que ninguno de los dos había marcado.
Al mirar fuera vio la silueta de una joven en mitad del pasillo, al terminar de abrirse la puerta del ascensor comenzó a girarse lentamente hacia ellos. Thomas al ver la cara de la chica dio un salto hacia atrás y pegó la espalda a la pared del ascensor mientras señalaba a la chica que había fuera y trataba de decir algo sin conseguir articular palabra. De repente pareció recuperar el control de su cuerpo y se abalanzó hacia elpanel del ascensor presionando repetidamente el botón que cerraba las puertas. La mujer que había en elinterior del ascensor se quedó mirándole perpleja cuando la puerta se cerró cuando faltaba menos de un metro para que la joven que había fuera entrara en el ascensor.
-E… e… esa chica – dijo tartamudeando del susto – yo mismo la vi morir, no pude hacer nada para salvarla y le puse esa pulsera negra.
La mujer que se había mantenido pegada a la pared sonrió y mientras levantaba el brazo le preguntó:
– ¿Una pulsera cómo esta?
Thomas se giró a mirarla y vió como en su muñeca había una pulsera de color negro, idéntica a las que usan en el hospital. El joven médico se desmayó del susto y en su caída agarró fugazmente el brazo que le mostraba la mujer con la que había compartido la charla en el ascensor.
Minutos después encontraron a Thomas aún desfallecido en el suelo del ascensor. Todos atribuyeron su desmayo al cansancio. Pero él sabía que lo que había pasado era real, en su mano tenía una pulsera negra que había arrancado sin querer del brazo de la mujer que había en el ascensor mientras caía desmayado. Al revisar la pulsera pudo comprobar que la mujer había fallecido dos años antes en un accidente de tráfico muy similar al de la chica que quiso salvar.

domingo, 12 de abril de 2015

HIERBA MALA

Buenas noches moradores del ático. dispuestos a pasas un buen rato de terror? pues ponganse comodosy disfruten de la historia de terror de hoy



para ver el video,dale play en el reproductor.no olvides
que puedes ponerte en contacto con nosotros y enviarnos tus vivencias,historias temas, que quieres que tratemos ect a la siguiente dirección de correo electronico elaticodelpanico@gmail.com buscanos en google+ y ahora tambien en facebook

sábado, 11 de abril de 2015

PASCUALITA LA LEYENDA DE CHIHUAHUA

El 25 de marzo de 1930, los habitantes de Chihuahua, en México, se quedaron maravillados cuando pudieron ver a Chonita la novia más hermosa de todo el país.

HISTORIA

Tenía una cosa que la diferenciaba del resto de mujeres, y era que, Chonita, realmente no era una mujer, era un maniquí expuesto en “La Popular”, una tienda de modas de la ciudad.
La belleza del maniquí ha provocado que se llegaran a enamorar de él.
La belleza del maniquí ha provocado que se llegaran a enamorar de él.

Fue tal el asombro que causó que pronto, la imaginación del pueblo comenzó a desatarse, y muchos encontraban parecido entre el maniquí y doña Pascuala Esparza Perales de Pérez, dueña de la tienda, añadiéndose que doña Pascuala había embalsamado el cuerpo de hija, al fallecer justo el día que iba a contraer matrimonio, y la tenía puesta, vestida de novia en el escaparate de su tienda.
Unos dicen que camina por las noches y ella sola se cambia el modelo que lleva, otros afirman que les sigue con la mirada, los taxista que la han visto cambiar de postura durante la madrugada, dicen que incluso la han visto sonreír o llorar.
Se hizo tan famosa que incluso un día se reunió tanta gente para verla que tuvieron que cortar el tráfico de la calle.
Era tanto el revuelo que armó que incluso llegó a ir la policía para comprobar si realmente era un maniquí el cuerpo de una persona, le permitieron revisarla y acabaron afirmando que se trataba de un muñeco de cera.
Sin embargo, esto no fue suficiente para callar las voces y las mentes que preferían creer en la leyenda.
En 1988, una mujer entró en la tienda, diciendo que su novio le había disparado, y que mientras se desvanecía lo último que recuerda es el rostro de Pascualita estando segura que fue ella la que le salvó la vida, desde entonces le reza como si de un santo se tratara.
En 1993, un admirador de la muñeca contrató un grupo musical de rondas para que durante más de dos horas estuviera cantándole canciones para que no se sintiera sola.
La Popular, la casa de Pascualita” todavía existe y en su web, no solo muestran su catálogo, sino que cuentan la historia.




para ver el video,dale play en el reproductor.no olvides
que puedes ponerte en contacto con nosotros y enviarnos tus vivencias,historias temas, que quieres que tratemos ect a la siguiente dirección de correo electronico elaticodelpanico@gmail.com buscanos en google+ y ahora tambien en facebook

jueves, 2 de abril de 2015

LA FIESTA







Buenas noches moradores del ático un dia mas os traigo una historia de terror apasionante poneos cómodos, subidle el volumen y disfrutadla





para ver el video,dale play en el reproductor.no olvides
que puedes ponerte en contacto con nosotros y enviarnos tus vivencias,historias temas, que quieres que tratemos ect a la siguiente dirección de correo electronico elaticodelpanico@gmail.com buscanos en google+ y ahora tambien en facebook






miércoles, 1 de abril de 2015

EL CUADRO DE LA ANCIANA




Angelica era una hermosa joven de 25 anos de edad, muy inteligente y estudiosa, amante del arte, sobre todo de las pinturas, una noche caminando hacia su casa después de un difícil día de trabajo, se topo con una especie de cuadro que estaba envuelto con una tela, la cual estaba mojada y sucia, parecía que alguien lo había tirado.


Angelica lo levanto del suelo, le quito la tela que lo cubría, y quedo fascinada al ver que se trataba del cuadro de una anciana, con una linda sonrisa, Angelica no dudo en llevárselo a su casa, y solo pensaba en como era posible que una obra de arte tan bella haya sido tirada como basura.
Al llegar a casa, Angelica coloco el cuadro dentro de su habitación en la pared que daba frente a su cama, y se acostó para dormir, esa noche, ya de madrugada, Angelica se desperto por un ruido que escucho dentro de su cuarto, fue apenas un pequeno golpe en la pared, pero estaba tan cansada, que prefirio seguir durmiendodo.
A la manana siguiente, mientras se vestia para a salir a trabajar, Angelica vio un pequeno cambio en el rostro de la anciana del cuadro, algo casi imperceptible para gente sin conocimiento en el arte, pero ella pudo notar, que el rostro de la ancianita, ya no sonreia como antes, estaba algo mas seria, Angelica penso que tal vez como era de noche, no habia visto bien, asi que se fue sin mas.
Esa noche mientras dormia, Angeica fue nuevamente despertada, pero esta vez no fue por un golpe en la pared, ahora fue una especie de susurro en el oido, alguien habia dicho su nombre, desperto un poco asombrada, encendio la luz de la lampara, y al mirar al cuadro de la ancicana, noto que esta la miraba fijamente, con el rostro totalmente serio, como cuando una persona esta molesta o incomoda, a Angelica esto si le parecio sumamente extrano y un poco siniestro, pero penso que solo era una pintura, trato de no pensar mas en ello y seguir durmiendo, pero al cabo de un rato de apagar la luz, sintio que no estaba sola dentro de la oscuridad de su habitacion, alli habia alguien mas, una presencia.
Angelica sintio que una mano la agarro por el cuello y no la dejaba respirar, ella lucho, y lo que sea que fuera que la sujetaba la solto, enseguida encendio la luz, y para horror y sorpresa de Angelica, el rostro de la anciana en el cuadro, la estaba viendo fijamente, pero su rostro ahora era de maldad, su mirada era totalmente diferente al cuadro que ella encontro esa noche, Angelica se asusto, arranco la pintura de la pared y corrio escaleras abajo, pero en vez de deshacerse de ella, la colgo en la sala, y regreso a su habitacion y cerro la puerta de la habitacion, estaba sumamente asustada, y empezo a sospechar que desde que trajo esa pintura a su casa, habian comenzado a suceder todas esas cosas, Angelica tomo la decision de deshacerse de la pintura a primeras horas de la manana.
Angelica intento seguir durmiendo, ya que aun eran las 3 am, pero antes de que pudiera quedarse dormida, escucho una risa que venia de la sala, y unos ruidos de alguien caminando, ella de un salto quedo fuera de la cama, su corazon palpitaba muy rapido, salio de la habitacion, y bajo las escalera, todo estaba oscuro, pero no se escuchaba nada, ni las risas, ni los pasos, Angelica no se atrevia a encender la luces, por temor a lo que podia encontrarse, asi que tenia una linterna, estaba alumbrado los muebles, el piso, y fue cuando vio unas huellas….alguien habia caminado…en eso…denuevo la risa siniestra, Angelica alumbro la pintura de la anciana, y alli no habia nada,….no habia nadie en el cuadro, era solo un espacio negro, sin ningun tipo de pintur.
Angelica no habia estado jamas tan asustada en su vida, pero alguien hizo ruido detras de ella, por donde estaba la ventana, ella volteo a ver…. y alli estaba……era la anciana que habia salido del cuadro, y estaba como un ente dentro de su casa, Angelica grito como nunca de terror, y empezo a correr por toda la casa, la anciana la perseguia, pero ya no parecia nada como en el cuadro, ahora era una bruja horrible y espeluznante…..mientras angelica corria, se le ocurrio la idea de tomar el cuadro y destruirlo, para ver si asi desaparecia aquella bruja maligna…
Alejate de mi……que cosa eres???……era lo unico que salia de la temblorosa voz de Angelica mientras trataba de huir
Por fin pudo arrancar el cuadro de la pared, y aunque estaba aterrorizada, logro salir de la casa con el cuadro, buscando la forma de llevarlo a donde lo encontro y destruirlo de una vez por todas, pero Angelica estaba tan asustada, tan histerica, que no vio el vehiculo que venia, el cual la arroyo, el vehiculo fue a parar a un lado de la calle, Angelica cayo al suelo, y el cuadro salio disparado de entre sus manos.
Angelica intento lentamente levantarse del suelo, ya que por fortuna no estaba herida de muerte, pero unas manos horribles como de bruja, la tomaron por las piernas y la arrastraron hasta dentro de su casa, cerrando la puerta de golpe.
Angelica, fue encontrada muerta con una expresion de terror en su rostro, y su boca y mandibulas arrancadas…….y la bella pintura mostrando el rostro de una dulce anciana que te sonrie, esta en el suelo de algun callejon, a la espera de ser encontrada por alguien mas.
Autor: ECEBA