domingo, 18 de mayo de 2014

LAS HERMANAS SATANICAS DE SAAVEDRA



Ni la policía quiere recordarlo. La imagen era atroz, como de película. El cuerpo de Juan Carlos Vázquez y sus alrededores completamente cubiertos de sangre. Al lado, sus dos hijas, Silvina y Gabriela, desnudas y en trance, también salpicadas de sangre, proveniente de las heridas causadas por el centenar de puñaladas que recibió Juan Carlos.
Se habló de sectas, de satanismo, de ritos de purificación. Pero para Martín Abarrategui, perito de parte en la causa, la respuesta es una sola: psicosis. "Este caso es un clásico de la psiquiatría forense. Se conoce como folie à deux , o locura de a dos", dijo Abarrategui a lanacion.com . En esta oportunidad, incluyó a un tercero, que era el padre. "La hermana menor, Silvina, una psicótica, atrajo a una neurótica profunda, Gabriela, para cometer el acto", explicó.
Según Abarrategui, se trató de un caso de violencia genética y cultural. "La alucinación, el delirio y el trastorno de conducta vieron su margen para desarrollarse en el ámbito sectario", explicó. La hermana menor, Silvina, de 21 años, estudiaba en la Facultad de Ciencias Económicas de la UBA. Según una de las hipótesis del hecho, su asistencia a un curso de esoterismo fue lo que la llevó a incursionar en la idea de un "rito de purificación". Los investigadores cree que eso fue lo que quiso practicar con su padre.
"A una persona con ese nivel de psicosis, si se le da la pauta cultural, se le abre el camino para que tenga esos trastornos de conducta", indicó el perito.
El crimen. Fue en marzo de 2000. Los vecinos del barrio de Saavedra habían denunciado gritos y ruidos extraños que se sucedieron durante toda la noche anterior. Todo esto habría formado parte del rito de purificación que, según los investigadores, se habría sacado de unos folletos que la más joven tenía de un curso de alquimia.
En esos papeles estaban detallados los pasos del ritual, aunque en ningún caso se incluía el cuchillo y la sangre.
La policía llegó a la casa de los Vázquez en el momento en el que Silvina estaba por atacar a Gabriela. Y ahí fue que se encontraron con la escena escabrosa. Incluso se dijo que parte del rostro del hombre había sido arrancado a mordiscones por las jóvenes.
De sicóticos y sectas. Según indicó Abarrategui, el 8 % de la población es psicótica. "Hoy existen fármacos que permiten que esas personas puedan ser normales si son tratadas. Pero los que no reciben tratamiento, están sueltos", explicó.
Algunos de estos brotes psicóticos, dicen los especialistas, suelen destaparse a través de las prácticas sectarias.
"Las sectas tratan de captar cualquier grupo de gente. Se aprovecha el momento de bajas defensas, aunque no siempre es gente con problemas psicológicos", explicó Alfredo Silletta, periodista que investigó mucho sobre sectas.
"En el caso de las hermanas Vázquez, entraron en lo que se llama el delirio místico. Esa gente se acerca en busca de Dios. Si esa búsqueda se encuadra en una religión, generalmente al psicótico se lo deriva a un centro de asistencia", explica Silletta, autor del libro Shopping espiritual y de otras investigaciones compiladas en el blog alfredosilletta.wordpress.com.
"Pero en los grupos sectarios habitualmente se los incentiva en su locura. Eso pasó con Silvina. Tenía problemas serios, después se descubrió que era psicótica. Tras la muerte de su madre empezó con esa búsqueda mística y empezó a hacer todos estos cursos. En última instancia empezó con la práctica de rituales que incluían mucho ayuno", agregó el especialista.
Inimputables. Los especialistas que llevaron a cabo la investigación, concluyeron que las hermanas son enfermas pisquiátricas , por lo que ninguna de las dos fue a prisión.
Fueron declaradas inimputables, de acuerdo con el artículo 34 del Código Penal, que establece que no es punible la persona "que no haya podido en el momento del hecho, ya sea por insuficiencia de sus facultades, por alteraciones morbosas o por su estado de inconsciencia, error o ignorancia de hecho no imputable, comprender la criminalidad del acto o dirigir sus acciones".
Los peritos que analizaron a las hermanas, indicaron que Silvina, de 21 años, presentaba un trastorno esquizofrénico [alteración mental grave caracterizada por pérdida de contacto con la realidad, alucinaciones, delirios o pensamiento anormal] y Gabriela, de 28, padecía un trastorno esquizofreniforme, lo que las hizo ser consideradas dementes en sentido jurídico.

viernes, 16 de mayo de 2014

HISTORIAS DE DROSS

Buenas tardes moradores del atico hoy vamos a disfrutar de tres historias de terror narradas por dross espero sean de su agrado.





Para ver el video,pincha encima del reproductor. Paracompartir vuestras ,experiencias con nosotros, podéis dirigiros a la siguiente dirección

 elaticodelpanico@gmail.com
búscanos en google+

miércoles, 14 de mayo de 2014

LA LEYENDA DE LA MANO PELUDA

La leyenda de la Mano Peluda comenzó en la ciudad de Puebla en el año 1908 donde había una gran cantidad de casas de empeño que actuaban de forma corrupta. Esto hacía que los usureros explotasen a los clientes por lo que todo el mundo los detestaba
Uno de estos usureros era Horta, uno de los peores y con menos escrúpulos de todos los usureros que no dudaba incluso en aprovecharse de los mendigos. Siempre llevaba las manos llenas de anillos y era maldecido por todos los que pasaban su negocio diciendo “¡que Dios te seque la mano!”. Con el tiempo, acabó muriendo y la maldición hizo efecto

Tiempo después, muchos de los habitantes veían una mano trepar por los muros del cementerio de San Francisco, y atribuyeron esta mano a la mano de Horta. Noche tras noche, esto se fue sucediendo y empezó a saltar sobre los inocentes agarrándose a su cara, arrancándole los ojos y finalmente estrangulándolos.

Lo cierto es que en relación con esta leyenda existen varias versiones, aunque la relatada aquí es originaria de Porfiriato poco antes de la revolución mexicana. Por otra parte, la Mano Peluda también ha recibido otros nombres como Mano Pachona, Mano del Diablo o Mano Negra




martes, 13 de mayo de 2014

LA SANTA COMPAÑA

Buenas noches moradores del atico.en otras ocasiones,hemos hablado de la santa compaña.hoy traemos una narracion de esta famosa leyenda de la mano del equipo de voces anonimas esperamos que os guste.

 

 Para ver el video,pincha encima del reproductor. Para enviarnos vuestras historias,experiencias etc podéis dirigiros a la siguiente dirección
 elaticodelpanico@gmail.com
búscanos en google+

domingo, 4 de mayo de 2014

LA MALDICIÓN DE JAYNE MANSFIELD



Esta es la historia del pintoresco triángulo amoroso formado una despampanante y torturada actriz interesada en lo sobrenatural, un abogado posesivo y materialista, y un brujo satánico obsesionado con las actrices rubias.
Todo comienza en noviembre de 1966, cuando Jayne Mansfield y Sam Brody visitan la mansión de Antón
LaVey en San Francisco. La casa, a la vez templo y estrafalario museo de lo oculto, tenía siempre las
puertas abiertas para los visitantes, sobre todo para aquellos que pertenecían al mundo de la farándula y, por
tanto, podían reportar publicidad positiva al culto. Según la leyenda, LaVey y Mansfield sintieron una
atracción física mutua desde el mismo instante en que ella traspasó el umbral de la mansión.
Al igual que hacía habitualmente, LaVey mostró a los dos invitados su colección de grimorios, amuletos y
reliquias. Podemos imaginar al brujo, ya de por sí aficionado a irónicos despliegues teatrales, haciendo una
exhibición de conocimientos esotéricos para impresionar a la actriz; a esta riendo con ingenuidad (fingida)
ante los galanteos del satanista; y, en último lugar, a su novio a punto de salirle humo por las orejas.
Como especial deferencia hacia la pareja, el mago les enseñó su altar privado, en donde se alzaban unas
velas negras que, según les aseguró, dejaban maldito a cualquiera que las tocara. Sólo podían usarlas sin
peligro el diablo o su representante directo sobre la tierra (o sea, él). Brody, quien, celos aparte,
consideraba todo lo esotérico pura charlatanería, se había pasado la tarde remachando las explicaciones de
LaVey con comentarios burlones.
En ese momento, decidió tocarle un poco más las narices encendiendo las velas. Anton LaVey estalló en
cólera fría: con voz solemne, predijo al abogado que antes de un año moriría víctima de la maldición, y
además en un accidente de tráfico, aprovechando de paso para advertir a la actriz de que lo mejor sería que
no viajara más acompañada por él. Con esta tensa escena terminó la primera visita de Jayne Mansfield a la
mansión LaVey.
Durante los meses siguientes la actriz volvería otras veces, implicándose cada vez más en las actividades de la Iglesia de Satán, para alborozo de LaVey y enfado de Brody. Sin embargo, pequeñas desgracias
comenzaron a rondar a la pareja, incluyendo dos accidentes leves de tráfico, como para recordarles que, a
pesar de todo, la maldición seguía activa.
Llegamos así a esa autopista 90, entre Biloxi y Nueva Orleans. Es el 28 de junio de 1967, Brody y
Mansfield viajan acompañados por los tres hijos de la actriz y un joven chófer. A miles de kilómetros de
allí, LaVey está en su despacho recortando una fotografía de periódico en la que aparece él llevando flores a
la tumba de Marilyn Monroe.
Al volver la página, se da cuenta de que al otro lado hay una foto de Jayne Mansfield, a la que
casualmente acaba de cortar la cabeza con las tijeras. En ese preciso instante, el coche en el que viaja
Mansfield choca contra un camión estacionado. La colisión es tan brutal que el capó del coche sale
disparado hacia atrás, decapitando a la actriz. Sam Brody y el chófer mueren también en el acto mientras que los niños resultan milagrosamente ilesos.

jueves, 1 de mayo de 2014

CARRIE


buenas tardes moradores del atico.seguro  que a estas alturas todos habeis visto la película o leído la novela pero por si acaso,aqui os traemos una narracion sobre ella espero que os guste




ara escuchar la historia dale al play en el reproductor
para contactar con nosotros,enviarnos vuestras historias ,experiencias etc...