viernes, 30 de septiembre de 2011

ACCIDENTE EN UN ABISMO

En un lugar de la Sierra Ecuatoriana donde la carretera circula entre montañas y grandes abismos, un matrimonio con su hijo avanzaban con cautela en el coche. Era una noche con mucha niebla y el viaje era muy peligroso.

Regresaban de un viaje en la montaña y se dirigían a su casa por una carretera, poco transitada. De pronto se les apareció una mujer en medio de la carretera con el cuello y la ropa llenos de sangre gritando para que parasen. La familia paró y el marido se bajó del coche. Entonces habló con la mujer que, muy alterada y llorando, le dijo que habían tenido un accidente y que se habían caído con el coche por el barranco. La mujer le rogó que la ayudara, que tenía un bebé y se había quedado atrapado entre los hierros del coche, que bajara y lo sacara de allí.
El hombre cogió su equipo de montaña y se puso a bajar por el barranco. Al rato subió muy nervioso con el bebé en brazos y le preguntó a su esposa dónde estaba la mujer. Esta le respondió que se había sentado en una piedra grande que había allí en la carretera, pero cuando miraron ya no estaba. Entonces el hombre se metió rápidamente en el coche con el bebé y le dijo a su mujer que hiciera lo mismo. Arrancó el coche y se fueron. Su mujer, muy enfadada, le preguntó que por qué se iba con el bebé, que por qué no habían buscado a la mujer, el marido le dijo que se tranquilizara y que cuando llegaran a su casa le contaría.
Cuando llegaron, la mujer le pidió explicaciones a su marido. Este le contestó que cuando bajó y cogió al bebé vio a la mujer muerta, el accidente había sido brutal y su cuerpo estaba cubierto de sangre y el cinturón de seguridad enredado a su cuello.
El espíritu de la mujer era el que le había pedido ayuda para que salvaran a su hijo.



jueves, 29 de septiembre de 2011

EL CORAZÓN DELATOR

Hoy traemos para vosotros un genial relato de uno de los grandes reyes del terror narrado por el inigualable escritor argentino alberto laiseca.
el corazón delator por edgar alan poe. ponganse comodos y disfrutenlo

miércoles, 28 de septiembre de 2011

EL PAYASO DIABOLICO

Buenos dias moradores del atico hoy les traigo una historia aterradora.pongase comodos y disfrutenla.




para escucharla denle al play en el reproductor.si no funciona,pinchad este enlace
para contactar con nosotros:

martes, 27 de septiembre de 2011

EL OVNI QUE SALVÓ A LA TIERRA EN EL 2002

Nadie nunca supo lo cerca que estuvo de morir hace unos años, muchos menos que la salvación podría haber llegado desde el espacio.





El pasado 11 de enero de 2002, un meteorito se dirigía directamente hacia la Tierra, pero un supuesto OVNI lo destruyó antes de impactar.
El hecho fue escondido por la NASA para no crear pánico en la población. Sin embargo, años después, el video se filtró a través de e-mails, para luego llegar al portal de videos YouTube.
En las imágenes se ve claramente al cuerpo espacial, mientras se dirige directamente hacia la Tierra.






Unos kilómetros antes de entrar en la atmósfera, un objeto volador no identificado lo destruyó, pulverizándolo en su totalidad. Ningún arma humana sería capaz de lograr semejante resultado, por lo que se presume que la ayuda vino de algo fuera de este mundo. Salvo en hechos de la historia que se remiten a miles de millones de años atrás, nuestro planeta jamás fue blanco de meteoritos o asteroides de grandes magnitudes, que pudieran amenazar la vida en la Tierra.

lunes, 26 de septiembre de 2011

EL MUERTO DE LAS CADENAS

Buenas noches moradores del atico.hoy os traigo una aterradora historia de terror.poneos comodos y disfrutad de ella.

para escucharla dale al play en el reproductor si no funciona pincha este enlace

http://www.goear.com/listen/0b32548/el-muerto-de-las-cadenas-radio-universal
para enviarnos tus historias,videos,experiencias y sugerencias:
elaaticodelpanico@gmail.com

jueves, 22 de septiembre de 2011

ROMANCE DEL MALEVO

Buenos dias moradores del ático.la siguiente animacion nos la enviaba Sandra  a nuestro correo electronico
cuenta la historia de un gaucho con su perro y    esta Basada en el poema uruguallo "Romance del Malevo"de "Osiris Rodríguez Castillo
ya sabeis que podeis enviarnos vuestras historias,videos,experiencias ect a la siguiente dirección:


tambien  podeis dejarnos comentarios aqui en la pagina y haceros seguidores para estar bien informados de las novedades del sitio

miércoles, 21 de septiembre de 2011

EL PERRO "GAUCHO"


Tal vez no hay una persona que no conozca el dicho popular:“El perro es el mejor amigo del hombre”. Pero lo que no todos saben es que en la ciudad de Durazno, en el centro mismo del Uruguay,hay una leyenda urbana que resulta útil como ninguna otra para cerciorar la absoluta validez de dicho enunciado. Es esta una
historia muy emotiva, que llega de cerca al corazón y que es muy conocida entre los vecinos más viejos del departamento. Esta historia comenzó a gestarse hacia fines de la décadadel sesenta, en un pequeño centro poblado del departamentode Durazno llamado “Carmen”. Se trata de un hermoso paraje que dista a unos cincuenta kilómetros de la ciudad capital y que ya ha cumplido sus primeros cien años de vida. En la plaza
principal de esta localidad hay un cartel con una leyenda que reza: “Villa del Carmen. Tierra del mejor pan y del mejor vino”. El último de estos datos es rigurosamente cierto, ya que, en efecto, los vinicultores más afamados de Durazno han instalado allí sus bodegas, debido a que la tierra del sitio es una de las mejores
para la alimentación de la viña.Por aquel tiempo, vivía en el pueblo un hombre bueno y trabajador que era muy querido por todos los vecinos, llamado Facundo Ferro. Este hombre, aunque ya estaba muy anciano, se
desempeñaba sacrificadamente como peón rural en una estancia de la zona y vivía solo en un rancho, sin otra compañía en el mundo que su perro. Era éste un animal de tamaño mediano,de pelaje negro con manchas grises y amarillas, resultado de la cruza de un ovejero alemán con un perro callejero. El hombre le tenía un profundo cariño al perro y como este sentimiento era correspondido con sinceridad por el animal los dos se
trataban entre sí con el mismo afecto con que lo harían dos entrañables amigos.Un buen día, Facundo cayó enfermo. Tenía fiebre y le dolía todo el cuerpo. Se quejaba de un constante dolor en el pecho y la sed le quemaba la garganta. Después no pudo levantarse más. Un médico rural llegó a revisarlo en su rancho
y al comprobar que padecía de un mal bastante grave aconsejó que el enfermo fuera trasladado de inmediato a Durazno para que lo sometieran allí a cuidados más rigurosos. Entonces uno de los vecinos de Villa del Carmen puso a disposición su camioneta y entre todos trasladaron al hombre para internarlo de urgencia en la ciudad capital. El animal, que no quería quedarse solo por nada delmundo, emprendió también el viaje por la Ruta 14 desde Villa del Carmen hasta la ciudad de Durazno para tratar de acompañar a su amo. Fue aquel el primer encuentro entre el perro y su futuro destino de vagabundo peregrino. Caminó sinotra brújula que su instinto y su inquebrantable amor por el amo. Atravesó montes, fatigó caminos, cruzó lagunas a nado y afrontó los peligros de los autos, de la ruta, de los alambrados, del hambre y de la sed. Finalmente, después de una rigurosa travesía, pudo llegar –aún no se sabe muy bien cómo- hasta las puertas mismas del Hospital Dr. Emilio Penza. Al arribar al edificio en el que estaba internado su dueño, flaco y cansado por el tremendo esfuerzo, el perro se acomodó junto a la ventana de su habitación por el lado de afuera y allí
se puso a gemir lastimosamente. Su aullido de dolor llegaba a tocar las cuerdas más íntimas del alma de todos quienes lo escuchaban. Era aquel el espectáculo más triste del mundo;


no había quien no sintiera lástima, profunda lástima por el dolor que debería sentir aquel pobre animal. Muchos internos conmovidos, les solicitaron a las autoridades del Hospital de Durazno que trataran de ayudarlo.Tantas ganas tenía aquel perro de estar junto a su amo, que incluso a veces, aprovechando una distracción de los empleados, se colaba por alguna de las puertas laterales y entraba en clandestino al interior del Hospital. Los empleados lo encontraron muchas veces deambulando por los pasillos y trataron de hacerle entender por las buenas que los animales no suelen tener permitida la entrada a sitios como ese. Entonces el perro se iba con la cabeza gacha y meneando la cola. Pero como regresaba con insistencia una y otra vez los empleados acabaron por comprender que no quería molestar a nadie, y fue así que al final lo dejaron hacer libremente su voluntad. Desde entonces, y durante todo el tiempo de agonía del amo, el perro Gaucho permaneció echado al costado de la cama, en un rincón de la habitación. Pasó allí días y días esperando sin moverse y el amo no lo sabía porque estaba semiinconsciente y porque además la fiebre lo hacía delirar.Los enfermeros se encariñaron con él y le daban alimentos.Como no sabían su nombre, y se daban cuenta que era un perro bueno, lo llamaron “Gaucho”, término que en el interior del Uruguay es sinónimo de “bueno” o de “bondadoso”. Y estuvo haciendo el Gaucho las veces de ángel de la guarda de su amo durante varios días hasta que finalmente hacia un amanecer, y luego de una noche de terribles espasmos, Facundo falleció. Un puñado de amigos y familiares organizó una breve ceremonia velatoria y luego llevó el cuerpo del infortunado hombre en un ataúd hasta el cementerio de la ciudad de Durazno,


dónde fue sepultado. En todo este trance,el perro Gaucho no se apartó siquiera un sólo segundo del cuerpo de su amo, pues estuvo primero echado junto al cajón en la casa de familia en que lo velaron, luego acompañó el cortejo fúnebre durante todo el camino como queriendo rendirle también él su público tributo al muerto y estuvo  también presente, finalmente, en la hora del entierro. Luego de que su amo fuera enterrado, el perro Gaucho  no se retiró del cementerio como los otros familiares, sino que se quedó haciendo vigilia al lado de la tumba, sin moverse. Los vecinos de Durazno afirman que esto fue así porque el animal no lograba asimilar por completo la idea de que nunca másvería a su amigo. Y no era raro que esperara su regreso, porque si para el amo la única compañía había sido el perro, tambiénpara el perro la única compañía había sido el amo. De hecho, si no fuera por los funcionarios municipales que trabajan en la necrópolis de la ciudad, que lo cuidaron durante todo este tiempo –dándole comida, alcanzándole agua, arropándolo las noches de frío o directamente obligándolo a refugiarse bajo techo cuando llovía –el perro Gaucho hubiera muerto, pues por propia decisión no quiso alejarse de la tumba por casi cuarenta días. Pero cuentan también los vecinos que una vez pasado ese tiempo el perro Gaucho pudo asumir la tragedia ocurrida. Ya hecho el duelo, ya asumida la dura realidad de las cosas,comenzó paulatinamente a alejar sus pasos de las cercanías del cementerio y a retirarse más hacia las calles del centro de la ciudad de Durazno. Se transformó definitivamente en un perro andariego, que deambulando de un lado para otro de Durazno conoció muchos hogares, pero que en ninguno se quedó, y eso que siempre hubo vecinos que quisieron adoptarlo. Así comenzó a escribir las páginas de una leyenda que los habitantes de la ciudad no se resignarán a olvidar.
Se dice que a partir de entonces el perro Gaucho se transformó en una especie de héroe urbano de Durazno. Fue un defensor de los niños y de los ancianos, un guardián que espantaba a los ladrones cuando merodeaban las casas, y la compañía perfecta de cualquier vagabundo solitario en las noches de frío. En todas las aventuras que se le conocen jamás peleó con ningún otro perro ni hizo con ellos manada, siendo
un vagabundo que hacía solitariamente el bien. Quienes lo conocieron afirman que esa humanidad de
su carácter se trasladaba incluso a su físico.

 Visto de cuerpo entero era apenas un perro bastante viejo y medio enclenque, pero ese cuerpo de animal dejaba entrever con claridad el corazón, el sentimiento y el espíritu de un exquisito serhumano. Esto se veía especialmente en su mirada. Era la suya una mirada humana, que transmitía amor. Dicen también que tenía una especie de sintonía con las almas bondadosas. A veces, el Gaucho estaba tranquilamente durmiendo en una vereda y de pronto salía a ladrarle como loco a los autos que pasaban. Sorprendentemente, todos los autos a los que le ladraba pertenecían a personas no queridas en Durazno.Sus lugares preferidos para merodear eran las inmediaciones de la ex tienda París-Londres, de la Iglesia San Pedro y del viejo edificio de la Onda. Era también común verlo por las calles Rivera y 18 de Julio y por la Plaza Artigas, como así también en todos los bares, clubes, oficinas y espectáculos públicos de la ciudad. Tan acostumbrados a verlo como a un familiar estaban los habitantes de Durazno que incluso el
mismo Intendente departamental Iturria había dado la orden de que el Gaucho, a quien le gustaba dormir echado en un sofá de su oficina particular, no fuera molestado por ningún concepto, ni aunque se presentara el mismo Presidente de laRepública. De tanto en tanto, sin embargo, el animal regresaba con melancolía al cementerio a visitar la tumba de su amo.Por lo demás, el Gaucho era un perro muy querido en Durazno. Los vecinos lo protegían de todo mal. Le alcanzaba recorrer algunos metros para que la gente le diera lo necesario para su sustento. Hay una anécdota que ilustra la medida de este cariño: cierta vez el Gaucho estaba durmiendo tranquilamente debajo de una de las mesas del restaurante “El Grillo”, cuando llegó una excursión de Rivera, compuesta por cerca de cincuenta personas. Entonces uno de los excursionistas, que
quiso ocupar la mesa en que estaba el Gaucho, no tuvo mejor idea que espantarlo con un insulto y una patada, agresión que hizo gemir de dolor al animal. Acto seguido, uno de los vecinos de Durazno le propinó al agresor un puñetazo que le quitó en un segundo las ganas de repetir la hazaña. Y los demás tal vez le hubieran dado una paliza si éste no hubiera optadopor huir a toda velocidad del lugar. El Gaucho era un amigo de todos y ningún duraznense iba a dejar que se lo agrediera gratuitamente. No obstante, y a pesar del enorme cariño que le tenían en Durazno al perro Gaucho, éste padeció una muerte bastante trágica por obra de la maldad de uno de sus más ingratos habitantes. Como dijimos, este perro tenía la costumbre de recorrer la ciudad como vagabundo, y quiso el destino que un mal día se dirigiera hacia una zona de la ciudad en que la presencia de perros callejeros, precisamente, era un problema. Había sobreabundancia de ellos, que descuidados por sus dueños cometían toda suerte de destrozos y a veces atacaban a la gente, razón por la cual a alguien se le ocurrió la idea de dejar desperdigadas por allí bolsas con comida envenenada,para exterminarlos. Pues bien, un día el perro Gaucho se abalanzó hacia una de esas carnadas mortales y se intoxicó, y fue la suya una conducta bastante inexplicable porque como todo el mundo le daba comida no tenía porqué sentir hambre. Agonizó en silencio algunas horas y luego dejó de respirar. Desde entonces todo el pueblo de Durazno lo extraña. Para intentar apaciguar en algo el dolor provocado por su inesperada ausencia, los habitantes de la ciudad le han rendido al perro Gaucho, a través del tiempo, diferentes homenajes.Algunos de los poetas más importantes de Durazno –como  Ruben “Tony” Cabrera y Manuel Demetrio Souza- escribieron composiciones en su memoria, ejemplo que fue seguido por otros muchos periodistas y hombres de letras de la ciudad



. Uno de los más importantes, en virtud del espíritu solidario
que trascendió su ejecución, es una llamativa estatua de bronce que reproduce en cuerpo entero la figura del perro que se encuentra ubicada en la entrada del cementerio de Durazno, el mismo cementerio en el que, años atrás, había sido enterrado su dueño. A sus pies hay una placa conmemorativa que se presenta como el epílogo perfecto con que coronar el recuerdo de uno de los personajes más tiernos que registran las leyendas de la tradición oral de la campaña del Uruguay:

LOS DURAZNENSES A
“EL GAUCHO”
POR TU INIGUALABLE LEALTAD
POR HABER SIDO NUESTRO
POR DARNOS TU LEYENDA.
Durazno, Mayo, 1999

martes, 20 de septiembre de 2011

AIRE FRIO

Buenas tardes moradores del atico.sed bienvenidos,pasad,poneos comodos y disfutad de esta aterradora historia.


para escucharla dadle al play en el reproducctor.para contarnos vuestras historias:

lunes, 19 de septiembre de 2011

JUGANDO A LA ESCONDIDA


Hacia principios del año de 1900, en la esquina de las calles Bulevar Artigas y Rodó de Montevideo(Uruguay) –sitio en que actualmente se encuentra la Torre de los Caudillos y dónde alguna vez funcionara la Feria de Libros y Grabadoshabía una casa majestuosa, todo un icono de la época. Estaba construida según un cierto estilo colonial inglés y poseía tres pisos, dos altillos elevadísimos que asemejaban torres, un
sótano en que funcionaba la bodega, y también un desván en que se amontonaban los objetos más estrafalarios. Nada cuesta imaginarla también repleta de rincones, de amplias habitaciones, de infinitos pasillos y puertas, de escaleras con descanso y arañas de candelabros y de muebles antiguos. Una
casa, en general, espaciosa, pero que envuelta en las sombras de la noche adquiría un matiz levemente siniestro. Pues bien, esta casa fue demolida, aunque permanece viva en la memoria de las voces anónimas de Montevideo unida a un relato mágico que los habitantes de la ciudad no se resignarán a olvidar.
Dicen que durante muchos años vivió en este edificio una familia de aquella vieja burguesía montevideana
sobresaliente, elegante, de la que hablan con orgullo nuestros abuelos. Estaba compuesta por un matrimonio y su hijo. Se cuenta que esta familia poseía mucho dinero y que estaba conectada con los más selectos círculos sociales de la época. El hijo, en especial, parecía tocado por la vara del destino. Era una verdadera promesa, el preferido de la familia. Por ser sumamente talentoso y emprendedor era la mano derecha de su padre en los negocios, como así también el futuro heredero del imperio que estaba ayudando a construir. Y como además de lo anterior era también muy apuesto, se trataba de uno de los solteros más codiciados de la ciudad. Curiosamente, sin embargo, el muchacho eligió como compañera de su corazón a una joven sobre la que versaba alguna polémica. Cierto es que se trataba también de una joven aristócrata, hija de una familia adinerada y bien ubicada en la sociedad y que tenía además a su favor el ser verdaderamente hermosa, alegre y extrovertida. No obstante, algunos rumores aseguraban también su justa fama de bohemia, y se encargaban de señalar que había realizado algunas acciones un poco reñidas con la conducta inmaculada que se esperaba de una mujer en aquella época. Incluso llegó a comentarse que tenía un amante o, en todo caso, un hombre con el que guardaba una relación demasiado cercana. Un trotamundo o un muchacho un poco
más pobre, que la jovencita frecuentaba en secreto. Nunca se supo del todo si el muchacho en verdad estaba enamorado de aquella mujer o si sólo lo hizo para generar lazos y vínculos con otras familias poderosas, pero lo cierto es que, más allá de los rumores de supuestas traiciones que circulaban, decidió tomarla como su esposa. Y como ella, por su parte, no podía rehusar el casamiento con el rico aristócrata
a cambio de un perfecto don nadie, no tuvo más remedio que aceptar las nupcias por conveniencia y adoptar el apellido que le imponían. El casamiento se llevó a cabo, en definitiva, y para celebrarlo como la ocasión merecía, los respectivos parientes de la pareja organizaron en las instalaciones de la casa del novio
una fiesta.



Fue una fiesta majestuosa. La casa, ya de por sí formidable, se vistió aquella vez con sus mejores galas para recibir a las más selectas y prominentes familias de la aristocracia de Montevideo. Los invitados concurrieron a la ocasión portando sus mejores atuendos, los hombres con trajes elegantes y las señoras con costosísimos vestidos de fiesta. Bailaron toda la noche al son de los acordes de la música, y brindaron por la felicidad de la pareja, siempre en un clima muy animado. En determinado momento de la noche a alguno de los invitados se le ocurrió que no sería mala idea jugar a “La Escondida”. El hecho no tiene nada de sorprendente; muy por el contrario, era común en aquellas fiestas de sociedad que, además de orquestas en vivo y bailes colectivos, se organizara algún tipo de juego entre los más jóvenes, sobre todo entre las jovencitas solteras. En tal sentido, jugar a la escondida era una de las diversiones más frecuentes. Hay que agregar a esto que,
dadas las características de la casa, en aquella ocasión el juego no sólo podría haberse desarrollado sin molestar a nadie, sino que también habría ganado en emoción. Era aquella, en efecto, una casa muy grande, donde no era difícil perderse, y con seguridad los sitios para ocultarse que había en ella se multiplicaban tanto como las posibilidades de diversión. Ocurrió lo de siempre: alguien cerró sus ojos y se puso a contar, mientras los demás corrieron a buscar sus respectivos escondites. Estuvieron un buen rato divirtiéndose de aquella manera, hasta que ocurrió un acontecimiento muy extraño: la novia desapareció. Al principio nadie tomó ese hecho muy en serio pues se creyó que la joven simplemente había hallado un buen sitio para ocultarse y que si persistía en él por un tiempo un poco más largo de lo acostumbrado no lo hacía sino como
una forma de broma. Pero como el tiempo siguió pasando y por mucho que la buscaron esta joven seguía sin aparecer, la inquietud comenzó a ganar el ambiente. La fiesta fue interrumpida, y pronto comenzaron a buscar a aquella mujer no sólo los jóvenes que en principio estaban involucrados en el juego, sino también el resto de los invitados. Todas las luces fueron encendidas, y la gente deambulaba por los pasillos de la casa repitiendo el nombre de la novia a los gritos, tratando de llamar su atención. Pero a pesar de los afanosos esfuerzos, siguieron buscándola toda la noche, y cuando ya comenzaba a despuntar el sol todavía no la encontraban. Cuando por fin se llegó a la conclusión de que la muchacha había desaparecido, las peores sospechas comenzaron a tejerse en torno de la situación. Entre otros rumores maliciosos, corrió la noticia de que la muchacha había esperado precisamente la noche de bodas para huir con su amante, dejando poco menos que plantado a su esposo en el altar y escapando con impunidad a la vista de toda la sociedad montevideana, para hacer aún más notorio el escándalo. Una forma terrible de venganza contra
quella unión a la que estaba siendo forzada y que en el fondo no había deseado. Pero éste y otros rumores quedaron en el campo de las conjeturas, pues a decir verdad no se encontró ningún rastro de la joven ni mucho menos de aquel supuesto amante del que se hablaba. Luego de un lapso de tiempo prudencial, los rumores comenzaron a acallarse y casi nadie volvió a ocuparse del asunto. Pero la familia del muchacho continuó experimentando una vergüenza muy dolorosa. Todas las miradas de la alta sociedad de Montevideo recaían inquisidoramente sobre ellos. Para el muchacho fue especialmente dura de sobrellevar. Dicen que casi llegó a perder el juicio por lo ocurrido, y que como la situación se presentaba tan traumática su familia decidió costearle estudios en Europa, con el propósito de alejarlo de un entorno que sólo podría traerle recuerdos desagradables y estimular más aún su melancolía. El muchacho, todavía muy contrariado, aceptó el convenio, y permaneció en Europa por varios años. Y como terminó allí su carrera y comenzó también allí a dar sus primeros pasos como profesional, a la postre se quedó a vivir en el Viejo Continente. Pero en determinado momento las vueltas del destino quisieron que aquel muchacho, ya todo un hombre, tuviera que
regresar al Uruguay. Su padre había fallecido hacía poco rato, y él tenía que encargarse de los trámites de sucesión hereditaria de su patrimonio. Aquello fue para el joven como regresar al sitio de un largo sueño. El dolor profundo que anidaba en su alma por toda la vergüenza sentida un poco había aflojado; pero también es cierto que en cualquier sitio a dónde dirigiera sus ojos se le presentaba la ocasión de revivir muchos momentos amargos. La contemplación de cualquier objeto lo sumía en una profunda tristeza. Particularmente emotivo para él, en tal sentido, debió haber sido el verse en la necesidad de regresar a la casona en que se había celebrado la fiesta de su fallido matrimonio. Mientras algunos obreros contratados comenzaban a cargar en el camión de la mudanza todos los objetos que había en aquella casa para trasladarlos hacia una nueva residencia, el hombre repasaba con su mente, uno a uno, los recuerdos que atesoraban aquellas viejas paredes y aquellos viejos muebles. Muchas imágenes se cruzaron en su mente, en especial las del momento de la fiesta en que todavía creía que el futuro lo encontraría feliz junto a la mujer que amaba. Y estuvo así
ensimismado durante mucho rato, hasta que por fin uno de los obreros que llegó a pedirle que vaciara el contenido de un baúl que se encontraba en el altillo de la casa, y cuyo peso desmesurado dificultaba el descenso por las escaleras, lo sacó abruptamente de sus pensamientos El muchacho subió en forma desganada al altillo, pensando que con ello daría por finalizada una larga jornada de malos recuerdos. Ahora bien, lo que nunca hubiera podido llegar a imaginarse, siquiera en sus sueños más atroces, fue que al abrir la tapa del baúl la sorpresa iba a ser más grande que el horror: dentro del mismo, y hecha ya un esqueleto,
estaba aquella joven que alguna vez fuera su novia, todavía portando su vestido de fiesta y todavía esperando que alguien la encontrase. Tal parece que la mujer, jugando a “la escondida”, se había
ocultado en un baúl que trancaba automáticamente al cerrar y que, al no poder salir de él por sus propios medios, había muerto por asfixia

domingo, 18 de septiembre de 2011

EL BRUJO

Buenas tardes moradores del atico.Un dia mas os traigo la historia de terror para escuchar.os recomiendo que la escucheis de noche que da mas miedo jeejje.



Para escuchar la historia dadle al play en el reproductor.Para enviarnos vuestras historias,comentarios ect:

sábado, 17 de septiembre de 2011

THE BLIND MAIDEN



Son muchos los que cuentan haber entrado en una página Web llamada (Blind Maiden, significa doncella ciega). Normalmente, si pretendes acceder a ella, por más que lo intentes, tu explorador no te lo permitirá ya que para hacerlo deberás cumplir tres condiciones. Encontrarte completamente solo, hacerlo exactamente en la medianoche de un día sin luna y tener apagadas todas las luces de la casa. Entonces, solo entonces se te permitirá el acceso. Una vez dentro, enseguida tras un impactante viaje por las imágenes que ofrece, sin necesidad de que nadie te explique nada, comprenderás, como dice el slogan de presentación de la página, que estarás ante "una experiencia real de horror absoluto". Tendrás que emplear tus cincos sentidos y poner especial cuidado en no cliquear, ni por error, el botón de "Aceptar" en participar activamente en la experiencia. Si así lo haces seria tu fin y quedarías transformado en una imagen más del amplio archivo de incautos que, antes que tú probaron, tal vez incrédulos, tal vez curiosos, a probar esta experiencia. Pero ¿qué es lo que se supone que ocurre una vez que haces clic sobre aquel botón? Para tu sorpresa y horror observarás en tu monitor como una siniestra silueta se pasea... por tu propia casa!!! Querrás despertar de lo que desearás que sea una pesadilla cuando veas como ese espectro se acerca y entra en la misma habitación en la que te encuentras... te verás en tu monitor a ti mismo, de espaldas...entonces sentirás su presencia detrás de ti... te girarás no pudiéndolo soportar más y... lo último que verás, antes de morir, será el rostro de la doncella ciega...




viernes, 16 de septiembre de 2011

EL FANTASMA DE LA FRISLA

Buenas moradores del atico.bienvenidos un dia mas .hoy os traigo una historia aterradora. ya sabeis,poneos comodos   y disfutad de ella




para escucharla dale al play en el reproductor.para contarnos vuestras historias :

jueves, 15 de septiembre de 2011

EL HOMBRE DEL SACO


El hombre del saco, viejo del saco, viejo del costal, el hombre de la bolsa o el viejo de la bolsa es un personaje del folclore infantil hispánico. Se le suele representar como un hombre que vaga por las calles cuando ya ha anochecido en busca de niños extraviados para llevárselos metidos en un gran saco a un lugar desconocido.



La figura imaginaria del "Hombre del Saco" tiene su correlato real en numerosos criminales tristemente famosos por secuestrar y matar niños. En algunos de ellos se ha querido ver el origen del personaje, aunque en realidad éste no se basa en ningún suceso en particular (aunque puede verse 'confirmado' por todos ellos).

1910. Gádor, Almería. Francisco Ortega el Moruno era un enfermo de tuberculosis que buscaba desesperadamente una cura para su enfermedad. Para ello acudió a la curandera Agustina Rodríguez, quién a su vez le envió al barbero y curandero Francisco Leona. Al parecer, Leona ya tenía antecedentes criminales y, a cambio de 3000 de los antiguos reales, le reveló "la cura": beber la sangre que emanara del cuerpo de un niño y untarse en el pecho mantecas calientes.


Leona y Julio Hernández el tonto, hijo de la curandera Agustina, se ofrecieron a encontrar al niño. Y así fue como, en la tarde del 28 de julio de 1919, secuestraron a Bernardo González Parra, de 7 años y natural de Rioja. Metiendo al niño en un saco, los criminales lo trasladaron hasta un cortijo aislado en Araoz que Agustina tenía preparado.

Un hermano de Julio Hernández el tonto, José, fue a avisar al cliente el Moruno, dejando a su mujer Elena haciendo la cena.



El asesinato del pequeño Bernardo fue así: después de haberlo sacado aturdido del saco, a Bernardo se le hizo un corte en la axila, de la cual emanó la sangre que bebió el Moruno mezclada con azúcar. El curandero Leona le había extraído, vivo, las grasas corporales y las untó en el pecho de su cliente, el Moruno. Julio Hernández el tonto golpeó al pequeño con una piedra en la cabeza, matándolo.



Acabado el ritual, ocultaron el cuerpo sin vida en una grieta, tapado con hierbas y piedras sin ser enterrado, situada en un lugar cononcido como "Las Pocicas".

A la hora de repartir los 3000 pesetas que había pagado el Moruno por los servicios, el curandero Leona intentó engañar a su cómplice Julio el Tonto sin obtener buenos resultados. Dándose cuenta de las intenciones de Leona y para vengarse de él, Julio le contó a la Guardia Civil que había visto el cuerpo de un niño cuando perseguía a unos pollos de perdiz.

Cuando el cuerpo de seguridad llegó al lugar, todo el pueblo delató a Leona, pues antes o después había cometido algún delito. Detenido, a la hora de prestar declaración inculpó a Julio y viceversa. Finalmente, tras mil y una excusas, ambos confesaron el crimen. Cuando el cuerpo fue encontrado, éste estaba boca abajo con el cráneo completamente destrozado.
El curandero Leona fue condenado al garrote vil, pero murió en la cárcel. El cliente, Ortega, y Agustina, la curandera, fueron ejecutados. José, uno de los hijos de Agustina, fue condenado a 17 años de cárcel. La mujer de éste, Elena, fue absuelta. Y Julio el tonto finalmente fue indultado por ser considerado demente

miércoles, 14 de septiembre de 2011

ENCERRADO EN LA CRIPTA

Buenas tardes moradores del atico.hoy os traigo una historia que os pondra los pelos de punta.poneos lo mas comodos posibles.apagad las luces subid el volumen al maximo y disfrutad de ella.



Para escucharla dadle al play en el reproductor. Podeis enviar vuestras historias y sugerencias  a la siguiente dirección:

martes, 13 de septiembre de 2011

LA CHICA DE LA CURVA


Pasaban quince minutos de las nueve de la noche cuando Cobos decidió irse. Llevaba varias horas delante de la pantalla del ordenador, sin apenas pestañear y pensó que ya era hora de marchar a casa.


Fuera, en la calle, ya había anochecido hacía un buen rato. El viento soplaba con una fuerza inusitada, como antesala de una tormenta que estaba a punto de llegar.
Antes de cerrar la oficina con su llave, tecleó en la pequeña consola la clave para activar la alarma electrónica. Esperó unos segundos tras cerrar la puerta hasta que escuchó un pitido agudo que indicaba que la alarma quedaba en servicio, y con un gesto instintivo se echó la gabardina por encima de los hombros. El frío arreciaba y empezaba a lloviznar.

Con paso rápido alcanzó su vehículo, un viejo Renault verde oscuro que pese a los años, se encontraba en bastante buen estado. Abríó la puerta y con rapidez se introdujo en su interior.

Introdujo la llave en el contacto y en breves segundos una tenue luz dió vida al cuadro de mandos. Giró la rueda de la calefacción al tope, y se dispuso a iniciar la marcha hacia su hogar.


La tormenta se fue volviendo cada vez más virulenta a medida que se alejaba de la oficina. Aún le quedaban unos 50 kilómetros hasta llegar a su casa, situada en las afueras de una pequeña ciudad dormitorio. Decidió encender la radio para hacer el trayecto más apacible; sin embargo la grave voz del locutor de ese programa de misterio que tanto le perturbaba, inundó el oscuro interior del vehículo.


Giró a la derecha para incorporarse a la carretera comarcal por la que tendría que transitar varios kilómetros. No le gustaba nada regresar a casa por este camino, máxime cuando hacía una noche tan desapacible como esta, ya que el firme no se encontraba en buen estado y apenas había iluminación. De hecho se había producido en ella varios accidentes en los últimos años, alguno de ellos mortal. Esto también había dado lugar a habladurías de la gente, que afirmaba que en una curva se aparecía una mujer joven vestida de blanco y con aspecto desaliñado.

Cobos no era una persona que diera mucho crédito a este tipo de historias. Sin embargo tenía que reconocer que había algo en esa carretera que le provocaba una sensación extraña, de intranquilidad.



Ya había dejado atrás las luces de la pequeña ciudad, y la oscuridad lo inundaba todo. Sólo el resplandor de los faros delanteros era capaz de romper con la negrura de esa noche sin luna. De pronto, una sensación muy extraña se apoderó de él. Se dió cuenta que no se escuchaba ningún ruido, salvando la radio y el sonido del motor y los neumáticos sobre la gravilla.Decidió parar en el arcén sin saber bien para qué, ni que se encontraría. Abrió la puerta del coche y salió. Fuera llovía copiosamente, pero apenas se escuchaba algo más que el ruido del motor y el golpeteo de las gotas de lluvia en el techo del coche. Se introdujo de nuevo en el vehículo, e inició la marcha, sin haber despejado del todo ese hormigueo que tenía en el estómago.



Su incertidumbre duró poco tiempo. Al mirar por el retrovisor interior del coche se dió cuenta de que no iba solo. Una mujer totalmente empapada, con un vestido blanco, y la mirada ausente se encontraba en el asiento trasero.



Era imposible que se encontrara allí: el vehículo sólo tenía dos puertas y de ninguna forma se podía acceder a la parte trasera, salvo por la puerta del lado del conductor, ya que la otra se encontraba averiada desde hacía varios días y no se podía abrir.



Su corazón empezó a latir aceleradamente. Frenó en seco y con sus manos se tapó el rostro, con la esperanza de que todo fuera fruto de su imaginación. Sin embargo al volver a mirar por el retrovisor, la figura seguía sentada en el mismo lugar.



Cobos se giró y balbuceando preguntó a la mujer quién era, y que hacía allí. Sin embargo esta no articuló palabra. Su mirada seguía perdida Dios sabe donde...



No podía ser. No podía estar nadie allí. No podía ocurrir que esa vieja historia de la mujer de la curva le estuviera ocurriendo a él. No creía en ese tipo de tonterías. Decidió salir del coche y echar un vistazo desde fuera. Tenía que ser fruto de su imaginación.
Asió la palanca de la puerta con la mano dispuesto a abandonar el coche, y de repente sintió una fuerte presión en el cuello. Notó como dos manos frías como el acero le presionaban impidiendo el paso de aire a los pulmones. Miró sorprendido por el retrovisor y la imagen que vió le provocó pánico. La mujer ya no tenía esa mirada fria y distante sino todo lo contrario: los ojos parecían que se iban a salir de las órbitas y reflejaban un odio que nunca había visto en ningunta otra mirada.
Intentó zafarse de las manos de la mujer pero le resultó imposible. Poco a poco, a medida que el oxigeno apenas llegaba a sus pulmones, fue perdiendo la consciencia, seguro de que iba a morir, pero sin entender aún porqué. Hasta que la mujer aproximó sus labios y dijo con una voz carente de expresión: nos veremos en el infierno, donde estoy desde aquella noche que me atropellaste en la curva que acabamos de pasar. ¿Recuerdas?
Fueron las últimas palabras que escuchó. Después reinó la oscuridad más absoluta.

viernes, 9 de septiembre de 2011

LA FAMILIA DEL BUJAÑAS

Buenas tardes moradores del atico . parece que el calor no se ha decidido a abandonarnos del todo jejejje
para combatirlo,que mejor manera de escuchar una buena historia de terror.ya sabeis,poneos comodos y disfutad de ella


para escucharla dadle al play en el reproductor.para manadarnos vuestras historias y experiencias,videos o lo que querais contarnos:
paciencia que ira saliendo todo jejeejejejee

jueves, 8 de septiembre de 2011

LA LEYENDA DE BLOODY MARY




La leyenda todos la conocemos. Al menos la parte en la que te pones frente al espejo y dices tres veces su nombre. Entonces una chica o mujer se aparece y te desfigura o te mata . Pero la leyenda dice más de lo que sabemos,se dice que hace muchos años Mary enfermo y murió. Su familia la enterró. En los años en los que vivía Mary se enterraban a los cuerpos con una especie de cuerda que estaba atada en la superficie a una campanilla, ya que se conocía lo que era la catalepsia. Resulta que Mary se despertó y tocó la campana, pero nadie la escuchó . A la mañana siguiente los familiares vieron que la campana estaba en el suelo. Al desenterrarla encontraron a Mary sin uñas ya que estas estaban rotas y ensangrentadas en la parte superior del ataúd. Mary echó una maldición antes de morir y ahora todos los que frente de un espejo la llamen nombrando su nombre tres veces, morirán. Pero antes de eso escucharás la campana que nadie escuchó cuando Mary murió.
Se confunde con la historia de María I de Inglaterra llamada María la sanguinaria. Llamada así por sus actos contra los protestantes. Su historia se ha mezclado con la historia de Ersebeth Bathory, dando así una confusión enorme. Pero esa Mary y la de la que ahora os hablo son dos mujeres totalmente distintas . El origen de Bloody Mary como leyenda urbana se expande en 1978 cuando Janet Langlois publica su ensayo titulado Mary Whales, I Believe in You': Myth and Ritual Subdued. En donde Langlois pretende explicar el origen de la leyenda y el significado del espejo . Era el único ensayo que estudiaba en profundidad el caso de Bloody Mary recogiendo narraciones y sucesos de diversas personas.

Pero como en toda leyenda urbana , existen varias versiones ,en 1976 Mary and Herbert Knapp en su antología llamada el folclore de los niños americanos , cuenta que un niño llamó a Mary Worth cuarenta y siete veces frente al espejo y esta apareció con un cuchillo y una verruga en la nariz. En 1988 Simon J. Bronner incluye en su libro un apartado titulado Los rituales de Mary Worth donde nos cuenta que Bloody Mary fue asesinada en el bosque detrás de la escuela elemental Pine Road y que para llamarla las niñas tenían que ir al cuarto de baño y pincharse los dedos con un alfiler para extraer dos gotas de sangre ,y después decir: "Creemos en Bloody Mary" diez veces con los ojos cerrados. Al abrir ojos y mirar en el espejo verían a una niña de pelo largo , piel clara y un corte en la frente de donde brotaba sangre.
Incluso parece haber una versión en la que Mary Whales apareció en una esquina cuando estaba lloviendo , y un amable hombre se ofreció a llevarla , pero cuando avanzaron esta desapareció dejando solo una mancha de sangre en el asiento . ¿Una mezcla de la chica de al curva? .

¿Y qué pinta el espejo en todo esto? En la cultura popular se cree que los espejos son puertas a otros mundos . Todo esto se cree debido a la creencia que los antiguas mesoamericanos tenían respecto a estos objetos . Creían que además de predecir el futuro podrían comunicarse con sus antepasados , dioses y el otro mundo. Si ahora consideramos que Mary es un espíritu ¿ Qué mejor forma de comunicarse con ella que con un espejo? .



Como habéis podido comprobar, a nuestra tenebrosa amiga Mary se le llama de diversas formas . En el texto que os he expuesto anteriormente se le ha nombrado como Bloody Mary , Mary Worth , Mary Whales . Esto a mi parecer es una muestra más de que es solo una leyenda urbana extendida en diversos lugares . Aunque ¿ te atreves a averiguarlo?.

miércoles, 7 de septiembre de 2011

EL HAMBRE

Buenas noches moradores del atico.hoy os traigo un relato de terror de Mujica Lainez narrado por el genial novelista argentino alberto laiseca.poneos comodos y disfrutadlo


Podeis enviar vuestras historias y sugerencias a la siguiente dirección:

elaticodelpanico@gmail.com

sábado, 3 de septiembre de 2011

ISIDRO EL ARRIÑONAO

Buenas tardes moradores del atico poneos comodos y disfutad de la siguiente historia de terror



para escucharla dale al play en el reproductor.para enviarnos vuestras historias ect

viernes, 2 de septiembre de 2011

LA CABINA


Una mañana de invierno una de las azafatas del avión que hacía cualquier ruta de vuelo se dirigía por el pasillo del avión hacia la cabina de mando después de atender a los pasajeros. Entonces se acercó a uno de los pilotos y le informó de que la cabina de descanso estaba libre. Entonces el hombre se levantó y se marchó a dormir un rato.


Cuando el piloto entró en la pequeña cabina estaba totalmente oscura, pero al apoyar una mano en una de las literas notó un bulto. Había alguien durmiendo, pero la azafata le había comunicado que la pequeña cabina estaba vacía. Alumbró con una linterna de bolsillo hacia la cama y observó con sorpresa que había una niña de unos cinco años tumbada en la litera. La arropó con la manta y sin hacer mucho ruido salió de la habitación y cerró la puerta.

Al momento fue a buscar a la azafata y le contó lo que había sucedido. Ésta, le dijo que era imposible porque no iban niños en ese vuelo. El piloto no se lo podía creer, el había tocado con sus propias manos el cuerpo de la pequeña.¡¡ Incluso notó su respiración mientras dormía!!

Entonces la azafata con cara de preocupación le dijo – ¿Ve usted esa pareja de allí al fondo? ¿ La ve? repetía, dirigiéndose con la cabeza hacia una joven pareja con los rostros pálidos y demacrados.

Sí, sí, por supuesto que los veo… afirmó el piloto.

¿Pero qué tienen que ver ellos en la historia?, preguntó con cara de intriga

Se dirigen al entierro de su hija, ella va abajo en un ataúd, junto con el resto de mercancías…contestó ella.

El piloto se quedó pálido al escuchar la noticia y salió corriendo a la cabina donde vio a la niña. Allí no había nadie. Se acercó al baño a refrescarse la cara y al mirarse al espejo se dio cuenta de que había escrito algo con un pequeño dedo, decía: Gracias por arroparme...