jueves, 28 de abril de 2011

EL ULTIMO ADIOS



Toda mi historia ocurrió en el año 1991. Por aquel entonces tenía 20 años para cumplir 21. Mi abuela. que vivía con nosotros, se rompió la cadera al caerse de una silla, tenía 91 años, por lo que los médicos dijeron que no se la podía operar y quedó recluida a pasar lo que le quedaba de vida en la cama. Fue un mes nada más pero fue horrible ver como se iba debilitando hasta que dejó de comer. En una de las conversaciones que tuvimos, cuando aún hablaba, me dijo que se estaba muriendo, a lo que yo contesté: "Aún te queda mucho tiempo por estar con nosotros y además tienes que estar en mi cumpleaños (el 15 de Marzo)", "Dios te oiga, me contestó". A primeros de Marzo estaba en mi habitación con mi sobrina cuando me vino a la cabeza el pensamiento de que mi abuela se estaba muriendo, no hice caso creyendo que era una tontería. En ese momento entró un amigo a ver a mi abuela y empezó a llamarnos diciendo que estaba agonizando, si no llega a ser por él, ni siquiera habríamos estado en el momento de su partida.


Esa noche no pude dormir. La puerta de la habitación estaba abierta, y de pronto vi que venía mi abuela por el pasillo, empecé a gritar como una loca. Mi padre se levantó enseguida y encendió las luces, me agarraba diciendo que no pasaba nada, pero yo veía a mi abuela a su lado, la cual se acercó a mí y me dijo: "Tranquila hija que no te voy a hacer nada, solamente vengo a despedirme". Me dio un beso y se marchó otra vez por el pasillo. Aunque no volví a verla, por toda la casa seguí notando su presencia y oyendo los lamentos de cuando estaba enferma hasta el día de mi cumpleaños. Ese día fue el último en que la sentí. Cuando me ocurrió todo esto casi caigo en una depresión, pues tenía sentimientos contradictorios, ya que quería mucho a mi abuela, sin embargo la rechacé cuando vino a despedirse de mí y sentía pánico cada vez que notaba su presencia u oía su voz. Logré superarlo gracias a una compañera del trabajo que conoce todos estos fenómenos y que me hizo comprender que mi abuela entendía el terror que yo sentía.


 

miércoles, 27 de abril de 2011

LA GALLINA DEGOLLADA

Buenos dias moradores del atico hoy os traigo un escelente relato de terror narrado por el genial escritor argentino alberto laiseca espero que os guste.


LA GALLINA DEGOLLADA



martes, 26 de abril de 2011

MUÑECOS GOTICOS

buenas noches moradores del atico. sois varios los que habeis preguntado por el mail por los muñecos
http://leyendasurbanasehistoriasdeterror.blogspot.com/2010/11/malditos-munecos.html
asi que os he traido un buen monton de fotografias para que las disfruteis























bueno, como son muchas fotos ya si os gustan os pongo las demas en otra entrada

lunes, 25 de abril de 2011

LA DISCOTEQUE




Buenos dias moradores del atico.hoy os traigo una historia de terror k os pondrá los pelos de punta.ya sabeis poneos comodos y disfrutad de ella.


para escucharla pincha el play del reproductor si no funciona usa este enlace

para la gente que nos ha escrito al mail pidiendo cosas sobre ovnis paciencia,estamos preparando algo especial jejjeej se aparta un poco de nuestra tematica, pero tb hay sitio en el atico para cualquier cosa que tenga que ver con el misterio.
ya sabeis que podeis mandar todo lo que querais a la siguiente direccion de correo
podeis enviarnos vuestras historias, videos, sugerencias ect.
 paciencia que lo iremos poniendo todo
saludos:

 

domingo, 24 de abril de 2011

LA LUZ


Se cuenta la historia de una joven universitaria que acudió de madrugada a su habitación para llevarse algunas de sus cosas antes de volver a marcharse y pasar la noche junto a su novio. Ella entró pero no encendió la luz ya que su compañera estaba durmiendo. Anduvo varios minutos por el cuarto a oscuras buscando algo de ropa y algunos libros, finalmente salió.


Al día siguiente de regresó se encontró a la policía. Le preguntaron si ella vivía allí y contestó que sí, le dejaron pasar y se encuentra en la pared escrita con sangre estas palabras "Suerte que no encendiste la luz". Su compañera había sido asesinada la noche anterior estando ella en la habitación.

Esta historia cuenta con muchas variantes y se conoce desde hace más de 40 años en EE.UU. El tema es repetitivo y recurrente en colegios y universidades y pretende alertar a los adolescentes de ciertos peligros mundanos que pueden sucederles cuando se apartan de sus obligaciones o infringen ciertas normas. Así, unas veces la protagonista se marcha a dormir con su novio (infringe una norma moral) o a una fiesta cuando al día siguiente tiene un examen (no atiende a sus obligaciones).
 

sábado, 23 de abril de 2011

EL AEROPUERTO DEL TERROR




Buenos dias moradores del atico.un dia mas os traigo el enlace de  la historia para escuchar de hoy.poneos comodos ,subid el volumen al maximo y disfrutad de ella





para escucharla pincha el play del reproductor si no funciona usa este enlace
http://www.goear.com/listen/4cd56d9/el-aeropuerto-del-terror-radio-universal
 

viernes, 22 de abril de 2011

LA AUTOESTOPISTA FANTASMA




La carretera principal que va de Baltimore a Nueva York al llegar al kilómetro 12 se cruza con una importante autopista. Se trata de un cruce muy peligroso, y en muchas ocasiones se ha hablado de construir un paso subterráneo para evitar accidentes, aunque todavía no se ha hecho nada. Un sábado por la noche, el doctor Eckersall regresaba a su casa después de asistir a una sala de fiestas. Al llegar al cruce redujo la velocidad y se sorprendió al ver a una deliciosa jovencita, vestida con un traje largo de fiesta y haciendo auto-stop. Frenó de golpe y le hizo una señal para que subiera a la parte trasera de su descapotable. - El asiento de delante está lleno de palos de golf y de paquetes -se disculpó. Y a continuación le preguntó: - Pero, ¿qué está haciendo una chica tan joven como tú sola a estas horas de la noche? - La historia es demasiado larga para contarla ahora -dijo la chica. Su voz era dulce y a la vez aguda, como el tintinear de los cascabeles de un trineo. - Por favor, lléveme a casa. Se lo explicaré todo allí. La dirección es North Charles Street, número XX. Espero que no esté muy lejos de su camino. El doctor refunfuñó y puso el coche en marcha. Cuando se estaba acercando a la dirección que le indicó ella, una casa con las contraventanas cerradas, le dijo: - Ya hemos llegado. Entonces se giró y vio que el asiento de atrás estaba vacío. - ¿¡Qué demonios...!? -murmuró para sí el doctor. La chica no se podía haber caído del coche, ni mucho menos haberse desvanecido. Llamó repetidas veces al timbre de la casa, confuso como no lo había estado en toda su vida. Después de un largo tiempo de espera, la puerta se abrió y apareció un hombre de pelo gris y aspecto cansado que lo miró fijamente. - No sé como decirle qué cosa más sorprendente acaba de suceder -empezó a decir el doctor-, una chica joven me dió esta dirección hace un momento. La traje en coche hasta aquí y... - Sí, sí, lo sé -dijo el hombre con aire de cansancio-, esto mismo ha pasado otras veces, todos los sábados por la noche de este mes. Esa chica, señor, era mi hija. Murió hace dos años en un accidente de automóvil en ese mismo cruce donde usted la encontró...


jueves, 21 de abril de 2011

LA LLAMADA



buenas tardes moradores del atico,bueno,lo de buenas es a los que no os llueva porque aqui esta callendo cada relampago jaajja
bueno pues aqui os traigo la historia para escuchar de hoy
poneos comodos,subid el volumen al maximo,fuera luces y disfrutad de ella


LA LLAMADA




Para escucharla pincha en el play del reproductor si no funciona usa este enlace



miércoles, 20 de abril de 2011

LAS PARADOJAS DE VEGESTORIX


El siguiente relato nos lo envia hombredetinta.Ya sabeis que podeis enviarnos vuestros relatos,experiencias videos,ect a la siguiente dirección :
elaticodelpanico@gmail.com



LAS PARADOJAS DE VEGESTORIX




Cuando en 2020 anunciaron una nueva línea de tratamientos anti envejecimiento, que habían demostrado su eficacia para prolongar la vida en buenas condiciones del ser humano, dos terceras partes de la población de los países desarrollados suspiraron aliviados… El deseo de la eterna juventud estaba mucho más cerca, para quienes pudieran pagarlo… aunque la eternidad es demasiado tiempo para recordar los errores cometidos…



Es necesario recordar que en aquél momento, la pirámide demográfica estaba completamente invertida, la esperanza de supervivencia era de 95 años para los hombres y 100 para las mujeres, y no se veía una solución a corto plazo para el problema demográfico.



Ni siquiera la exportación de "repro-ductores" desde los países menos desarrollados funcionó, entre otros motivos por las inevitables comparaciones con el sistema esclavista americano anterior a la Guerra de Secesión... Otro factor a considerar era que, en cuanto se encontraban en un ambiente más agradable que el de sus chozas e infraviviendas, y teniendo en cuenta que debían subsistir de sus pequeños sueldos, se dedicaron a aplicar políticas contraceptivas por iniciativa propia, pues cada nuevo hijo disminuía su nivel de vida...



De todas formas, la aparición de "Vegestorix", la "panacea contra el envejecimiento", la "solución a los problemas de la edad", el "producto milagroso del siglo XXI", y una larga serie de anuncios en todos los soportes disponibles, incluso en el cielo (con avionetas, dirigibles, proyecciones de rayos láser sobre nubes artificiales, entre otros medios) y en los campos de fútbol o de rugby, garantizó un éxito de ventas... Lo único malo es que no se pudieron realizar, por falta de tiempo, experimentos con seres humanos voluntarios (casi siempre presidiarios), o al menos, no tantos como hubiera sido deseable...



A modo de compensación, los efectuados en células madre, placentas y diversos sub-productos de la industria médica, se multiplicaron exponencialmente... pero no durante todo el tiempo preciso... Con las técnicas de aceleración celular y de envejecimiento controlado, se pudo visualizar y analizar, al menos en los modelos de laboratorio, la "posible" evolución de un organismo humano años después de ingerir el producto milagroso...



Por supuesto, ahora no sirve de nada quejarse, a toro pasado, y cuando los efectos no deseados y posiblemente ocultados del producto han sido demostrados por los laboratorios de toda Europa y parte de Estados Unidos... En mayo de 2020, las primeras unidades del tratamiento se distribuyeron por Europa y Estados Unidos exclusivamente, pues se trataba de una fase piloto a nivel mundial, y de todas formas la pobreza de algunas naciones (como Sudán, Eritrea o la India) combinada con la escasa esperanza de vida no lo convertían en buen negocio. Por su parte, China prohibió completamente su exportación (tal vez como reacción al boicot contra sus productos), y Canadá y Australia se mantuvieron expectantes...



Al principio, todo funcionaba a las mil maravillas: las personas mayores de 60 años comenzaban a tomarlo para prevenir los achaques, y de 70 para arriba era obligatorio para las personas de las clases A (los más ricos y poderosos) y B (los más sabios), aunque también se abría a la clase C (con menos recursos pero útiles, como médicos, investigadores...), y por supuesto no se preveía la distribución entre los clase E y F (parados de larga duración y pobres). "Vegestorix", el producto milagroso, no estaba incluido en la Seguridad Social española ni en ningún otro sistema europeo de salud, la dosis inicial, que se administraba en una serie de clínicas autorizadas, costaba entre 3000 y 5000 euros, y luego, cada semestre, una de recuerdo por 1500 euros... Se convirtió en una cuestión de prestigio, el limitar los estragos de la edad, tener la piel tersa, menos arrugas, y sobre todo incrementar la esperanza de vida de los afortunados...



Hasta el 2030, el tratamiento demostró su efectividad, al menos eso es lo que difundían las fuentes oficiales de la empresa y de los gobiernos implicados en la empresa... Pero en 2032, ya era imposible ocultarlo, en cuanto se difundió el caso de Johanes Oter, y de otros muchos pacientes que, tras haberlo tomado durante una temporada, habían cambiado de opinión, manifestando su derecho a una muerte digna... Por eso, les fueron retirando paulatinamente todos los soportes vitales extraordinarios, respiradores, sueros, goteros, diálisis, y en apariencia, sería cuestión de tiempo, de poco tiempo, el que se produjera la muerte... Pero esta no llegaba... El único nexo en común de aquél grupo de “pertinaces vividores” era el tratamiento médico que habían recibido volun-tariamente, pues uno de ellos vivía en España, otro en Estados Unidos, el tercero en Suráfrica, el cuarto en Alemania, diez en Andorra...



Los facultativos empezaron a realizar pruebas, retirando los medicamentos y los sueros salinos, el alimento... pero los pacientes se negaban a morirse, o mejor dicho sus cuerpos... Se iban consumiendo lentamente, desde dentro, si se retiraba el alimento, pero no había certeza ni siguiera de la hora de la muerte. Al estar prohibida la eutanasia en toda Europa, se consideró la posibilidad de enviar estos "pertinaces vividores" a otros lugares del mundo (como China o Estados Unidos) donde la legislación permitiera deshacerse de ellos de manera más legal y humanitaria... pero los partidos defensores de la vida (o PDV´s) organizaron una campaña mediática tan grande, que se desistió de este proyecto... Lo que no implicaba que la situación mejorase...



Y no lo hacía, porque el producto empezaba a demostrar su cara oculta: al mismo tiempo que prolongaba la resistencia física de los ancianos que podían pagarlo... también potenciaba el envejecimiento prematuro de un amplio sector de la población, alrededor del 80 por ciento de los pacientes menores de 60 años sufrían un deterioro paulatino pero generalizado de todas sus funciones, lo que les llevaría, al menos teóricamente, a una muerte por consunción en un plazo no inferior a 10 años... Los responsables de los gobiernos implicados en la difusión de "Vegestorix" fueron juzgados por imprudencia temeraria, sobre todo al comprobarse que los presidentes de varios países eran accionistas de la empresa, que en la década 2020-2030 había generado unos beneficios incalculables...



Por supuesto, también se pidieron cuentas a los creadores de la fórmula, a los técnicos que la probaron, y en definitiva, a casi todas las personas relacionadas con el nuevo producto... Muchos de los implicados decidieron suicidarse, no por miedo a la pena de muerte, que llevaba implantada en toda Europa desde los atentados del 31 de diciembre de 2010 en Madrid y otras ciudades españolas, con los resultados de sobra conocidos, sino por evitar que se les administrase su propia medicina...



Esta situación, con una gran parte de la población de los países desarrollados aquejada por el "síndrome Vegestorix", ocasionó una serie de paradojas...



La primera, que se había conseguido prolongar la vida, pero no la "calidad de vida" de todas aquellas personas que habían consumido el primer ciclo del producto... Si se habían inyectado el segundo ciclo, la degeneración se aceleraba...

La segunda, que no se había frenado la inversión de la pirámide demográfica: no había prácticamente menores de 40 años en ninguno de dichos países europeos.



La tercera: era necesario importar mano de obra de aquellas naciones del tercer y cuarto mundo, cuyos niveles de vida no habían permitido que se costease el tratamiento (salvo algunos privilegiados) para cuidar a la población envejecida del primer mundo. Algunas asociaciones de defensa del inmigrante alegaron que era una nueva forma de esclavitud...



La cuarta: aquellos países industrializados que no lo habían difundido desde el principio, como China, Canadá y Australia, se convirtieron en las mayores potencias económicas e industriales a nivel mundial, lo que no implica que sus condiciones de vida mejorasen, pero al menos no fueron condenadas a la muerte lenta.



La quinta: aparición de nuevos empleos. La privatización de la sanidad en todos los países afectados por la "droga milagrosa" facilitó que se habilitasen grandes superficies en desuso, como las fábricas de productos para bebés y para niños (que fueron en su mayor parte cerradas al carecer de cuota de mercado) se aprovecharon para instalar gigantescos campos de internamiento y tratamiento para los afectados, cuya esperanza de vida podía dilatarse durante décadas… hasta que muriesen por consunción...



La sexta: la necesidad de facultativos y cuidadores se convirtió en algo tan acuciante, que se potenciaron las investigaciones en robótica aplicada, surgiendo una serie de autómatas capaces de llevar a cabo con gran diligencia todas las operaciones necesarias para mantener una mínima calidad de vida de los pacientes...



Y la séptima, pero menos conocida: los "escuadrones piadosos"... Es admisible que la raza humana quiera prolongar su vida, dilatarla lo más posible... También se puede comprender que algunos estados hayan decidido abolir la eutanasia... Pero no se puede obligar a nadie que esté en pleno uso de sus facultades, o que haya indicado por escrito su intención de conseguir una muerte digna... Esa es, precisamente, la función de los "escuadrones piadosos"...



Por eso, algunos “pacientes especiales” son trasladados a determinados edificios aislados, como esta nave... Y no se les ofrece nada más que el tratamiento básico... Y la víspera del incendio, un escuadrón especial de limpieza retira todos los materiales útiles, incluyendo camas, goteros, sueros, mesillas...



¿Cómo, que nadie te dijo que ibas a morir quemado? ¿Que pensabas que tendrías una muerte indolora? Te recuerdo que en este país, la eutanasia está severamente castigada... mientras que los accidentes en las naves industriales reconvertidas en hospitales provisionales suelen producirse con cierta frecuencia...



Esto nos lleva a la última paradoja...



La octava paradoja: solo el fuego permite terminar con la vida de los pacientes que han "disfrutado del Vegestorix"... Espero que te guste el calor... porque tardarás bastante en morir... El poder destructor y purificador del fuego, luchando denodadamente por exterminar un cuerpo que tiene la capacidad de regenerarse “ad nauseam”…


martes, 19 de abril de 2011

LA NAVIDAD MACABRA


Buenos dias moradores del atico.un dia mas os traigo la historia para escuchar de hoy.poneos comodos ,subid el volumen al maximo y disfrutad de ella




para escucharla pincha el play del reproductor si no funciona usa este enlace



http://www.goear.com/listen/532b5b7/la-navidad-macabra-radio-universal

lunes, 18 de abril de 2011

LA HIJA DE LA NIEBLA

El siguiente relato nos lo envia hombredetinta.Ya sabeis que podeis enviarnos vuestros relatos,experiencias videos,ect a la siguiente dirección :
elaticodelpanico@gmail.com






LA HIJA DE LA NIEBLA

"No bajes a la playa si hay niebla". Aquél fue el único consejo que me dieron, al hacerme cargo del faro de Orbitum... Nada más... Es lo único que me recomendó mi predecesor, que también se había presentado voluntario para este incómodo destino, en la zona sur de XX... "No bajes", me repitió, mientras se subía a bordo de la misma lancha que me había traído a mí un par de horas antes... y, sin embargo, al perderse en lontananza, con la única compañía del del piloto de la Zodiac, parecía estar bastante seguro de que yo terminaría haciendo precisamente eso...




Mi nombre es Francisco García Pérez, y antes de optar por este solitario trabajo, he estado dando tumbos entre una amplia gama de ocupaciones: hacer hamburguesas en un restaurante, limpieza de casas y hospitales, dar clases a los niños, periodista, militar... y, ahora, farero, a dependiendo del Ministerio de Marina... Un buen amigo, Gerardo, me comentó que se iba a quedar una vacante para el puesto... Sin cargas familiares pesadas (sigo viviendo con mi madre), ni relaciones estables (como no contemos a mi gato Chiqui...), sobre todo me atrajo la posibilidad de ganar un buen dinero... y de no tener la posibilidad de gastarlo... Nunca me ha importado la soledad, o el vivir a contratiempo, y de alguna manera, le encontraba cierto romanticismo al aislamiento, con mis libros, mis cuadernos para escribir, alumbrándome gracias a la línea eléctrica que nace en la isla principal, y un surtido de lápices de colores por si me daba por dibujar las aves marinas...



Era un trabajo redundante: se trata de estar despierto y pendiente del mecanismo del faro, puesto que desde el año 2001, casi todas las operaciones se realizan mediante un ordenador central, al que se puede acceder desde la Capitanía General... Pero siempre se producen fallos, materiales o humanos, y desde el naufragio de noviembre de 2006, en el que perecieron siete personas cuando un pesquero se estrelló en el arrecife septentrional, se ha comprendido la necesidad de un farero... Dispuesto a tomar cualquier medida, para evitar nuevas muertes... Por eso, existe la posibilidad de suplir la energía eléctrica del generador por la de una dinamo accionada manualmente, hay un amplio surtido de bombillas, y también varias linternas a pilas, sin contar el enorme fanal de petróleo, con más de sesenta años de antigüedad, que todavía se encuentra en su ubicación original...



La torre del faro tiene más de 30 metros de altura, es de recia piedra caliza, y lleva décadas soportando el asalto de las olas, por lo que no hay motivo para que surjan problemas. La parte superior está formada por una estructura de hormigón y acero, en la que se han incrustado los pequeños ventanales, provistos de cristal anti-tormenta, y la puerta que permite acceder al camino de ronda. El conjunto está coronado por un tejadillo plano, pintado de blanco y rojo, sobre el que se alza, orgulloso, el gallo de una veleta... Junto a la torre se encuentra la pequeña vivienda, de dos habitaciones, una de ellas la uso como comedor/despacho, y la otra, para dormir, además de una pequeña despensa y un baño, algo anticuado pero funcional...



La vida en aquella parte de la isla es muy tranquila: las provisiones las traen desde la isla principal cada dos semanas, igual que la correspondencia, aunque esto último me parece bastante absurdo, puesto que no tengo nadie a quien escribir. No hay teléfono y, por lo tanto, tampoco internet, y quizás por ello el aislamiento se convierta en más doloroso. La única forma de comunicarse con el mundo exterior es a través de la emisora de radio, que utilizo todas las madrugadas para dar las novedades antes de acostarme. Y no es prudente utilizar un ordenador, puesto que el tramo submarino del tendido eléctrico genera numerosos picos en la tensión, y el riesgo de dañar el equipo es muy elevado.



Los primeros días me costaba mucho permanecer despierto... pero al final te acostumbras, a fijar la vista en el exterior, buscando las luces de posición de un pesquero o de una patera. Rebuscando entre las pertenencias de mi predecesor, una pequeña maleta de cartón que no se ha querido llevar, encuentro un mapa "de mis dominios", y un planisferio celeste, con las principales estrellas que puedo ver lejos de la contaminación lumínica...



Mis "dominios" son bastante exiguos, una estrecha franja de tierra en mitad de la nada... Poco más de seiscientos metros de largo, por cien en su parte más ancha, con una única playa de arena negra, volcánica, y dos o tres pequeñas calas... A modo de compañía, un pequeño rebaño de cabras, que casi siempre me proporcionan algo de leche por las mañanas, y las gaviotas... Eso es todo... si no contamos a la extraña criatura que mora entre la niebla... y los restos de un par de pateras encalladas, que nadie se ha molestado en retirar: bastante tuvieron, según me comentó Ataúlfo, mi predecesor, con retirar los cuerpos, al pie del acantilado...



Es cierto que la curiosidad es bastante nociva, pero es aún peor la sensación de soledad, de añorar incluso las masas de gente que tanto me incomodaban antes de venir a esta yerma extensión de roca volcánica, desde la que no he visto más que tres o cuatro pesqueros, en todo el tiempo que llevo aquí, casi dos meses... Los libros, la escritura y el dibujo me ayudan a pasar el tiempo, puesto que las labores de mantenimiento del faro son mínimas: hace dos semanas, Roberto, el pescador que me trae los suministros, me facilitó dos grandes latas blancas de pintura gotelé, para repasar el interior de mi vivienda; y dos latas verdes de plástica para las puertas y las ventana, con lo que renové por completo el aspecto de mi "humilde morada"...



Al amanecer, terminada la guardia, me gustaba dar un paseo por las escolleras, para escuchar el sonido de las olas, y tener la impresión de que era el dueño y señor de aquellas tierras, de unos momentos efímeros que se llevaría el tiempo... pero que de momento, me pertenecían... No dejaba de ser extraño, el sentirse tan solo, el no tener a nadie con quien hablar salvo a través de la emisora de radio, o en las visitas quincenales de Roberto... Supongo que estaría pensando en todas esas cosas, o en ninguna en particular, cuando en mitad de mi paseo, comprobé que estaba subiendo la niebla...



Nunca me ha gustado la niebla, esa impresión de estar perdiendo el control de mi entorno, de que nuevos límites se añaden a mi miopía, la vista ha sido siempre un problema recurrente, por eso la valoro tanto, igual que el oído... Y por eso odio la niebla, pues me priva de ambos sentidos... Quizás por curiosidad, me he acercado a la única playa accesible de toda la isla, y he bajado unos veinte metros por el serpenteante camino desde los acantilados... La niebla era tan densa en aquella zona, que no se oía ni siquiera el mar... A mi derecha se encontraban los restos de una de las pateras.. Y delante de mi, solamente el mar...



Estaba perdido en mis contemplaciones, cuando he observado, por el rabillo del ojo, un movimiento al pié de las rocas, en la base de una pequeña oquedad que habitualmente suele tapar la marea... Al acercarme, he comprobado que se trataba de una mano humana, que estaba excavando con desesperación para salir de aquél lugar... Escucho un ruido parecido detrás mío, y debajo de un montón de algas, que llevan pegadas a la base del farallón desde la última tempestad, o quizás antes, empieza a perfilarse otra silueta... Y justo en el límite máximo de las aguas, lo que parecían unos cuantos palos traídos por las aguas, se yerguen lentamente... En aquél momento, lo único en lo que podía pensar era en que mi cerebro, sobrecargado por el cansancio y por la intensidad de la vigilia, me estaba jugando una mala pasada... Puesto que era evidente que aquellas "personas" que estaban materializándose a mi alrededor, llevaban un cierto tiempo muertas... Aunque solo fuera por los diversos estados de la descomposición, no era necesario ser un médico para darse cuenta de ello...

Y justo entonces, cuando mi única preocupación era retroceder hasta el pequeño camino del acantilado y meterme en mi casa, y en la cama... Apareció ella... Nunca me han gustado las películas de terror, y mucho menos las de fantasmas, pero no pude evitar establecer un paralelismo entre lo que estaba viendo, y la película "The Ring"... Estaba saliendo de la niebla una silueta, vestida de blanco, con una larga melena negra... y se desplazaba en completo silencio, sobre la superficie de las aguas, y luego, sobre un leve manto de niebla, pero de cualquier modo, sin tocar el suelo... y se iba acercando, lentamente, hacia mí... Tenía el pelo y la túnica empapadas... pero no daba muestras de tener frío... mientras que yo estaba temblando...



Con el pelo echado sobre la cara, me hacía sentir vagamente inquieto, sobre todo porque mientras se desplazaba desde la extremidad más alejada de la playa, iba señalando con el dedo en diversos lugares, no muchos, en todo caso, menos de diez... y en todos ellos se reproducían los movimientos de resurrección que ya había presenciado al comienzo... Ignoro el tiempo que tardó en llegar hasta mi posición... Yo quería moverme, pero estaba petrificado... Se detuvo a menos de veinte centímetros de mí, levantó la cabeza y, mirándome desde lo más profundo de unos ojos más negros que la más oscura de las noches, pronunció una sola palabra: "Vete"... Y después, se dio la vuelta, y regresó de nuevo hacia la orilla, arrastrando a su macabro cortejo... hacia el agua...



En cuanto desapareció bajo las olas, fui capaz de moverme, y subí corriendo las escaleras, hasta llegar a mi casa, me tomé un copazo de coñac para quitarme el frío del cuerpo, y otro más para quitarme el miedo, y me escondí entre las sábanas y las mantas, cerrando previamente la puerta con llave... No he vuelto a verla... pero también es cierto que no he salido más veces a pasear en mitad de la niebla...



Unos días más tarde, cuando Roberto vino a traerme las provisiones, le pregunté por ella... No pareció extrañarse... Y como si no tuviera mayor importancia, me comentó que la llamaban "la hija de la niebla"... Que su función era la de recuperar las almas y los cuerpos de los que habían muerto en el mar, pero que no reposaban dentro de sus aguas... Por eso, cada cierto tiempo regresaba de las profundidades, a recoger su cosecha de almas... Y que lo malo no era encontrarse con ella, como me pasó a mí... Sino que te dijera "Ven"... Porque no tendrías más remedio que seguirla hacia el mar... Y morirías lentamente...



¿Fantasía o realidad? Ni lo sé, ni me importa... Lo que tengo bien claro es que no me apetece nada encontrarme de nuevo con la "Hija de la Niebla"... Al menos, mientras esté vivo... Y siga ocupándome de este faro...

domingo, 17 de abril de 2011

LA TERRIBLE HISTORIA DE GUMERSINDA


Buenas noches moradores del atico.esta vez, no os traigo una historia de terror.¿o si? ,no se, ya juzgad por vosotros mismos jjeej un poco de humor para empezar bien el dia


para escucharla pincha el play del reproductor si no funciona usa este enlace:





sábado, 16 de abril de 2011

LA DISCOTECA ANDROIDES



En los años ochenta, la discoteca Androides era una de las más conocidas de la ciudad. Estaba situada en la Calle Alfares muy cerca de un cruce de calles denominado popularmente Cuatro Caminos. Muchos son los hechos extraños que se contaron acerca de ese local. Algunos hablaban de vasos que se estallaban sin nadie tocarlos. Una joven describió perfectamente como de los baldosines de las paredes del cuarto de baño brotaban chorros de sangre. Alguien contó que durante un apagón durante una nochevieja un frió intenso recorrió todo el local e hizo que las copas se congelaran en las manos de la gente en cuestión de segundos.


De todas maneras la historia más extraña y terrorífica de la que tenemos noticias, y que según muchos fue la causa de su cierre, fue la historia que narramos a continuación con nombres supuestos ya que los protagonistas son una familia muy conocida en la ciudad: La noche de un sábado cualquiera de invierno Pablo conducía su moto hacia la discoteca Androides. Aquella noche, sus amigos no habían regresado de Madrid, pues estaban allí estudiando, pero Pablo decidió tomar una copa con la esperanza de encontrar otra alma solitaria con quien hablar. De repente, cuando enfilaba la calle Alfares, un fuerte aguacero comenzó a caer sobre la ciudad. Gracias a Dios, Pablo estaba muy cerca de la discoteca, así que aparcó su moto en un callejón cercano llamado Cerrillo de San Roque y bajo una cornisa, comenzó a atar con su cadena, los radios de la moto al poste de una señal de tráfico. De repente un escalofrío rozó su nuca y miró atrás. La sombra de una joven de unos dieciséis años, vestida con una leve blusa de seda y una falda también de tela muy ligera estaba observándole. La chica estaba totalmente calada. El agua caía de su pelo rubio y lacio sobre sus hombros, y el color de rimel de sus ojos formaba un reguero de lágrimas negras sobre su cara. Pablo, se puso en pie y viendo que la chica temblaba, se quitó su chaqueta motera de cuero y se la echó encima. Pablo le sugirió llevarla a su casa pero ella se negó, así que le invitó a entrar a la discoteca y tomar una copa. La cara de la muchacha era pálida y triste, pero esgrimió una leve sonrisa y entró junto con el chico al local. Allí conversaron durante horas y casi a las cinco de la mañana, Pablo cogió su moto y la llevó hasta su domicilio. Una pequeña casa baja, en la calle de la Luna. Allí en la puerta, la muchacha cuyo nombre no había preguntado le dió un pequeño beso en la mejilla y le entregó una fotografía de carnet.

Al día siguiente, Pablo, muy ilusionado por tener una nueva amiga que además le gustaba como no le había gustado otra mujer en su vida, se encaminó hacia la casa de la muchacha. Tras varios golpes. Una mujer de unos cincuenta y muchos años abrió la puerta. -¿Está su hija? - Preguntó Pablo. - No haga usted bromas, joven - Contestó la mujer - Mi hija murió hace tres años en un accidente de moto.- Pablo no daba crédito a lo que oía. La foto que había colocado bajo su almohada coincidía con la hija de aquella triste señora. Pablo no se resignaba y creía que todo era una macabra broma. Tan empeñado estaba Pablo en su afirmación que la mujer le acompañó hasta el cementerio. Allí sobre una tumba con el nombre de su amada estaba colocada la chaqueta que la noche anterior le había prestado. Ahora Pablo continúa en tratamiento psiquiátrico. Tras conocerse la historia que incluso salió publicada en la prensa local, la discoteca Androides cerró.

La joven fantasma dicen que hoy sigue vagando por la zona y a veces, las noches de lluvia algunos motoristas al parar en el semáforo de Cuatro Caminos creen ver a una joven vestida de seda que calada hasta los huesos se esconde entre los bancos y los árboles de la plaza de zamora



viernes, 15 de abril de 2011

LAS DOS UNIVERSITARIAS

Buenos dias moradores del atico.un dia mas os traigo la historia para escuchar de hoy.poneos comodos y disfrutad de ella


para escucharla pincha el play del reproductor si no funciona usa este enlace


http://www.goear.com/listen/9263c1e/las-dos-universitarias-radio-universal

jueves, 14 de abril de 2011

EL EXTRAÑO CRIMEN


Hasta no hace mucho tiempo, justo antes de construir la Avenida de la Real Fábrica de Sedas o Ronda Sur de Talavera, existían las ruinas de un viejo caserón en la zona de Entretorres. Este caserón fue utilizado durante la posguerra y hasta bien entrados los años cincuenta como prostíbulo. La casa era regida por un hombre llamado Carlos el cual iba siempre vestido de blanco. Llevaba un sombrero de ala ancha y corbatas de lo más extravagantes. A pesar de que todo el mundo conocía la dedicación de ese lugar, Carlos era un hombre bien acogido por la sociedad, y sus negocios si bien no estaban bien vistos, se toleraban por parte de las autoridades.


Al parecer una noche de 1951, una de las prostitutas que ejercían su labor en la casa apareció muerta en su cama con una puñalada en el vientre. La policía y la Guardia Civil, después de realizar sus investigaciones concluyeron en que se trataba de un hecho muy extraño. Nadie oyó los gritos de la mujer mientras era asesinada. En sus manos había heridas producidas por la hoja de un cuchillo y todo aparentaba como si hubiera sido ella misma la que se lo hubiera clavado. Los análisis forenses determinaron un suicidio y algo más: la prostituta estaba embarazada. Dos años después todo parecía haberse olvidado, aunque la habitación donde murió la joven no volvió a ser utilizada. Carlos, el amo del local, mandó cerrar con llave la habitación y nadie entró allí durante varios meses.

En verano de 1953, una mujer de unos 30 años llegó al prostíbulo. Como aquella noche de mercado, todo estaba lleno, Carlos no tuvo más remedio que alojarla en la habitación de la pobre prostituta muerta dos años antes. Cuando abrieron la puerta la sorpresa y el pánico aterrorizaron a ambas personas. En las paredes alguien había dibujado caras con terribles lamentos, también había cruces y animales como lechuzas, gatos y ratones. Carlos alojó a la nueva mujer junto con una compañera y a la mañana siguiente mandó pintar el cuarto. Sin embargo y a pesar de su esfuerzo, las caras de lamento volvían a aparecer una y otra vez en la pared. Carlos empapeló el cuarto, pero una súbita humedad hacía que los lienzos se cayeran y brotaran de nuevo las terribles imágenes. La voz se empezó a correr por la ciudad y un mal día Carlos tuvo que cerrar su negocio y se marchó de Talavera. Desde entonces la casa permaneció en ruinas hasta aproximadamente 1994 en la que fue derrumbada para hacer una avenida. Existe una película en super8 en la que se reflejan las horribles caras de pena que se suponen son de aquella mujer que se clavó un puñal desesperada por algo que nunca sabremos realmente...