viernes, 10 de septiembre de 2010

EL BOSQUE DE LOS SUICIDIOS







Cartel que disuade a los posibles suicidas.




"Tu vida es valiosa y te ha sido otorgada por tus padres. Por favor, piensa en ellos, en tus hermanos e hijos. Por favor, busca ayuda y no atravieses este lugar solo". Así reza el cartel que uno se encuentra al entrar a este mágico y a la vez tenebroso bosque en las faldas del monte Fuji.



Cuando uno anda entre sus árboles, puede apreciar restos de cadáveres o de los enseres de los que en su día tomaron la fatal decisión de "volar" hacia el otro lado y despedirse de una vida para ellos cruel. ¿Cual es el motivo de que los suicidas escojan este enclave para poner fin a sus vidas? El Japón, cuando una persona toma la decisión de suicidarse y, por ejemplo, se arroja a las vías del metro, la familia tiene que costear las molestias ocasionadas y además indemnizar al resto de viajeros por el retraso sufrido. Es por ello que se piensa que este enclave, con el paso de los años, ha ido labrando su fama y se ha convertido en un punto negro de suicidios al no suponer ningún tipo de coste para las familias de los suicidas.



Quien se adentra en este bosque, coincide en describir que los restos de los suicidios apenas son visibles un kilómetro a través del bosque, a partir de ese kilómetro, apenas existe rastro de los mismos y que su silencio a partir de este punto es tal que no han sido pocos los que dicen haber escuchado lamentos y gritos, atribuyéndolos a aquellas almas en pena que, arrepentidas por haberse quitado la vida, han quedado atrapadas en este enclave.



Pero se dice que no todas las muertes son suicidios en este enclave, ya que la leyenda popular tiñe a este enclave de misterioso, y dice que quien se atreve a adentrarse en sus profundidades, se desorienta y muere con el paso de los días debido a la escasez de víveres. No obstante, esta hipótesis ha sido desmentida por la propia policía ya que ellos mismos han experimentado con brújulas en su interior y han declarado su perfecto funcionamiento.




No hay comentarios: